Mercedes C230 Kompresor SportCoupé

Las dimensiones compactas, un motor de casi 200 CV y un bastidor extraordinario conforman la tarjeta de presentación del nuevo modelo que, bajo el sugestivo nombre de SportCoupé pretende situarse a la cabeza de la categoría de los deportivos de tamaño medio.

Mercedes C230 Kompresor SportCoupé
Mercedes C230 Kompresor SportCoupé

Desde el anuncio de su aparición, el SportCoupé ha sido uno de los modelos más esperados. Su configuración, de dimensiones compactas, estética deportiva y mecánica potente a buen seguro que ha causado serias preocupaciones a rivales de otras marcas bien asentados en esta categoría. Desde la vista exterior el coche no decepciona en absoluto, resulta incluso más atractivo de lo que lo es en foto. Sus contornos exteriores traslucen una imagen más juvenil que el CLK derivado de la primitiva Clase C y establece diferencias mucho más radicales respecto de la berlina. Detalles menores y a simple vista insignificantes, como el diseño de la parrilla, los paragolpes o las aletas conforman la personalidad propia del SportCoupé, desmarcándole claramente de sus hermanos mayores. La parte trasera es completamente nueva y a nuestro juicio resulta más armónica con la delantera que en el CLK. En la parte posterior un segundo cristal situado bajo el spoiler permite mejorar la visibilidad en los aparcamientos o en maniobras delicadas de forma ingeniosa y sin romper la estética del conjunto. En el interior se respira desde el primer momento el refinamiento tradicional de la marca. Para la ocasión, la homologación de sólo cuatro plazas permite disponer a los ocupantes de un buen espacio en las plazas disponibles. Tanto la cota de anchura como la longitudinal autorizan un buen grado de confort a los pasajeros de las plazas posteriores, que tan sólo se verá limitado para los más altos. Si superan el 1,80 m de altura, ya estarán rozando el techo, cuyo diseño descendente limita la cota de altura disponible. En las plazas anteriores el panorama no tiene ningún condicionante de ese tipo y tanto el conductor como el acompañante disponen de todos los elementos necesarios para sentirse cómodos desde el mismo instante en que acceden al habitáculo. El del conductor, de tacto firme pero excelente en cuanto a diseño anatómico, recoge muy bien el cuerpo y cuenta con regulación en altura, inclinación y soporte lumbar, lo que permite, junto a las regulaciones de volante, infinitas posibilidades de adaptación. El resultado es excepcional y autoriza una excelente postura de conducción, independientemente de nuestra talla o gusto personal. Desde el primer momento se pone de manifiesto la completa dotación de equipamiento disponible. El volante multifunción engloba las funciones del ordenador de a bordo y la radio, además de, en su caso, del navegador y del teléfono. El climatizador permite elegir la temperatura para cada ocupante de los asientos delanteros y la tecla de desactivación del ESP nos delata la presencia de este elemento. Las generosas dimensiones de la puerta y el bien situado tirador para abatir los asientos autoriza una accesibilidad a las plazas traseras inmejorable para un coupé.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.