Mazda Demio 1.5 16V Exclusive

Forma y fondo. Mazda ha retocado el Demio no sólo desde el punto de vista «formal», si no que también incorpora un nuevo motor de 1,5 litros que mejora el rendimiento del anterior 1.3, uno de los punto débiles de este modelo japonés, a mitad de camino entre los utilitarios y los pequeños monovolúmenes.

Mazda Demio 1.5 16V Exclusive
Mazda Demio 1.5 16V Exclusive

Aunque puede que lo más llamativo de esta generación del Demio sea el nuevo frontal, con parrilla y ópticas nuevas, el cambio más significativo atañe a los motores. El 1,3 litros se mantiene en su versión de 63 CV, remplazándose por un 1,5 litros, también con un solo árbol de levas, pero culata multiválvula.

Con 85 CV medidos en banco, la capacidad de andar del Demio ha mejorado sensiblemente. La primera impresión es que, si bien tiene cierta vocación ciudadana, va a enfrentarse también con recorridos por carretera. Aquí el nuevo 1,5 litros le permite rodar con mucha soltura incluso inmerso dentro de un tráfico rápido. Mantiene medias por encima de los 140 km/h y ha mejorado mucho frente a su antecesor en este sentido. De hecho, en llano y con espacio por delante, resulta sorprendente ver que el velocímetro llega a los 180 km/h y, aunque arrastra un apreciable error, estamos rodando a unos 165 km/h reales. Ahora iguala la forma de andar e, incluso, mejora en las recuperaciones a utilitarios de similar tamaño y peso, como el Ford Fiesta 1.25 16V o el Fiat Punto 1.2 16V. Incluso aventaja al Yaris Verso 1.3 o al Space Star 1.3. Además, el buen rendimiento del motor 1.5 16V consigue iguales o incluso mejores resultados en cualquier consumo por carretera. El motor funciona de manera muy lineal hasta las 5.000 vueltas. Superado este punto el constante empuje va descendiendo suavemente hasta el momento del corte de la inyección, a las 6.400 rpm.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.