Lecciones del Nuevo Mundo

Qué poco tienen que ver siempre los Chevrolet con los coches enfocados al gusto europeo. Invocando su nombre, uno piensa en largas carreteras bordeadas de cactus, ranchos en las praderas y espacio, mucho espacio libre. Concebido con esa mentalidad, el nuevo Trail Blazer llega a Europa y se le nota encorsetado, falto de aire, como si necesitara redibujar el territorio a su antojo. Como no puede, se adapta y ofrece, para sorpresa de nuestro mercado, un sabor nuevo, una mezcla de aquella libertad y estas exigencias.

Algo más potente, pero con unas prestaciones de auténtico deportivo, el X5 es también bastante más caro que el Trail Blazer. Su equipamiento está a un nivel similar, aunque no es tan espacioso. Es la vanguardia de los SUV europeos y, desde luego, se lo pone muy difícil a los americanos. Menos potente que el Trail Blazer, también peor de prestaciones y sin lograr mejores consumos, el Jeep Grand Cherokee es por precio y condiciones lo más aproximado que hay al Chevrolet en el mercado español. Es notablemente más ligero, 1.796 kilogramos, y eso le confiere un mejor inamismo. El Clase M es bastante más caro que el Trail Blazer y, aunque en el campo se comporta mucho mejor, sus prestaciones en carretera no marcan grandes diferencias frente al modelo americano, claro qeu no también es menos potente. A cambio, resulta mucho más lujoso, con acabados de mejor calidad. Algo más potente, pero con unas prestaciones de auténtico deportivo, el X5 es también bastante más caro que el Trail Blazer. Su equipamiento está a un nivel similar, aunque no es tan espacioso. Es la vanguardia de los SUV europeos y, desde luego, se lo pone muy difícil a los americanos. Menos potente que el Trail Blazer, también peor de prestaciones y sin lograr mejores consumos, el Jeep Grand Cherokee es por precio y condiciones lo más aproximado que hay al Chevrolet en el mercado español. Es notablemente más ligero, 1.796 kilogramos, y eso le confiere un mejor inamismo. El Clase M es bastante más caro que el Trail Blazer y, aunque en el campo se comporta mucho mejor, sus prestaciones en carretera no marcan grandes diferencias frente al modelo americano, claro qeu no también es menos potente. A cambio, resulta mucho más lujoso, con acabados de mejor calidad. Algo más potente, pero con unas prestaciones de auténtico deportivo, el X5 es también bastante más caro que el Trail Blazer. Su equipamiento está a un nivel similar, aunque no es tan espacioso. Es la vanguardia de los SUV europeos y, desde luego, se lo pone muy difícil a los americanos. Menos potente que el Trail Blazer, también peor de prestaciones y sin lograr mejores consumos, el Jeep Grand Cherokee es por precio y condiciones lo más aproximado que hay al Chevrolet en el mercado español. Es notablemente más ligero, 1.796 kilogramos, y eso le confiere un mejor inamismo. El Clase M es bastante más caro que el Trail Blazer y, aunque en el campo se comporta mucho mejor, sus prestaciones en carretera no marcan grandes diferencias frente al modelo americano, claro qeu no también es menos potente. A cambio, resulta mucho más lujoso, con acabados de mejor calidad.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.