Land Rover Freelander V6

Los 177 CV que tiene este Freelander debieran ser más que una buena carta de presentación para tener visos de un éxito de prestaciones asegurado. Sin embargo, este V6 no es ágil en rendimientos por la caja de cambios automática en modo normal. Tampoco el motor ayuda, porque no tiene bajos ni medios regímenes. Sus cualidades todo terreno quedan muy justas por la ausencia de reductora, una circunstancia que por sí sola no logra paliar el sistema de retención en bajadas (HDC).

Land Rover Freelander V6
Land Rover Freelander V6

Es mucho más barato que el modelo británico, pero hay que tener en cuenta que Honda no dispone a la venta en nuestro país de una motorización de seis cilindros para este modelo, conformándose el modelo nipón con un cuatro cilindros. Aunque las prestaciones son buenas, están por debajo de las del Land Rover, aunque permiten buenos cruceros en carretera. Las suspensiones son buenas y resulta un modelo cómodo. Fuera de carretera tampoco se aprecia como un modelo superdotado y está muy orientado a un uso lúdico pero poco trialero. Como el Honda CR-V, el Toyota RAV 4 no dispone de una motorizacion de seis cilindros para poder competir directamente con el Freelander V6, aunque en el caso del Toyota su estupendo motor de 4 cilindros rinde nada menos que 150 caballos, todavía lejos del modelo británico. Por tipo de carrocería, sin embargo, sí compite. Tiene un ágil comportamiento y goza de un cierto talante deportivo, además de que muestra una buena capacidad de tracción. Es mucho más barato que el modelo británico, pero hay que tener en cuenta que Honda no dispone a la venta en nuestro país de una motorización de seis cilindros para este modelo, conformándose el modelo nipón con un cuatro cilindros. Aunque las prestaciones son buenas, están por debajo de las del Land Rover, aunque permiten buenos cruceros en carretera. Las suspensiones son buenas y resulta un modelo cómodo. Fuera de carretera tampoco se aprecia como un modelo superdotado y está muy orientado a un uso lúdico pero poco trialero. Como el Honda CR-V, el Toyota RAV 4 no dispone de una motorizacion de seis cilindros para poder competir directamente con el Freelander V6, aunque en el caso del Toyota su estupendo motor de 4 cilindros rinde nada menos que 150 caballos, todavía lejos del modelo británico. Por tipo de carrocería, sin embargo, sí compite. Tiene un ágil comportamiento y goza de un cierto talante deportivo, además de que muestra una buena capacidad de tracción.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.