Honda Civic 1.8 16v Sport 5p

Estética radical, motor deportivo y prestaciones interesantes. ¿Más? Sí, todo por un precio competitivo, porque el segmento de los compactos está muy, muy reñido.

Honda Civic 1.8 16v Sport 5p
Honda Civic 1.8 16v Sport 5p
 
Ver vídeo
 
   
 

Dicen que "una imagen vale más que mil palabras". Por eso, hemos recopilado los mejores detalles del Honda Civic para que juzgues tú mismo si tiene o no un espectacular diseño.

Se trata de un coche que atrae la atención de la gente y más, si cabe, gracias al rojo intenso de nuestra versión de prueba. Analicémoslo: este Civic tiene un morro afilado, muy marcado, gracias a las nervaduras del capó, que dirigen nuestra mirada hacia el frontal, presidido por un logotipo "acristalado", pieza de unión para los dos faros. Bajo la matrícula, la continuación de la calandra, en esta ocasión con un "enrejado" tipo nido de abeja flanqueado por las dos luces de niebla de forma triangular, que son, cuanto menos, originales.

Si recorremos el Civic de perfil, comprobamos que el coche está en forma: es robusto, musculoso y la marcada línea de cintura coincide con los tiradores plateados de las puertas delanteras. En las traseras, los tiradores en negro parecen casi camuflados. De hecho, más de uno se pregunta si no estaremos ante un coupé. Pues no, no es un coupé: la configuración de tres puertas aún no se ha comercializado en nuestro mercado (llegará en otoño). También de lado comprobamos que los intermitentes delanteros aparecen integrados en los retrovisores: no es una solución nueva, de acuerdo, pero contribuye a la calificación del diseño como peculiar.Sigamos con nuestro recorrido visual, que ahora se centra en la trasera, quizás la parte más llamativa del exterior. Destaca la doble salida del tubo de escape de forma triangular. Los pilotos traseros aparecen acoplados a los intermitentes y a la tercera luz de freno mediante otra banda acristalada que, como en la delantera, está presidida por un enorme logotipo plateado de la marca.

La lunea posterior aparece cortada por el espoiler. Si bien es un interesante elemento de diseño (y, por supuesto, necesario aerodinámicamente hablando), lo cierto es que dificulta la visión trasera del conductor. No sólo el diseño exterior llama la atención. El interior es "una pasada". Y no es que nosotros lo digamos, es la expresión que más hemos oído entre los usuarios a los que les hemos enseñado el coche.

Se ha dicho de este habitáculo que es similar a una cinematográfica nave espacial. Nosotros te aseguramos (échale un ojo a la galería) que se trata de un peculiar interior: bien organizado, bien colocado y muy vistoso. Eso sí, lo del botón de arranque a la izquierda y la llave a la derecha nos parece una solución poco ergonómica que en Honda podían haber ahorrado: o bien botón o bien llave, pero las dos cosas... ¡demasiado, hay que usar las dos manos para arrancar!

¿Y el conductor? Pues cómodo en el puesto de conducción gracias al firme mullido de los asientos y a una forma que recoge el cuerpo de manera correcta. No son bacquets, cierto, como los que hemos visto en el pasado Salón de Madrid y que montará la versión Type R, pero se encuentran a la altura del deportivo interior.

Y hablando de elementos rácing: el pedalier de alumnio, el pomo de la palanca de cambios redondo y el volante de diámetro reducido dan pistas, antes de arrancar, de lo que esconde este Civic bajó el capó. Pues... arranquemos. Giramos la llave, pulsamos el botón y... nos encontramos con un sonido peculiar. No es molesto; sin embargo, lo llevaremos bien presente a todos los sitios. No es un coche silencioso, pero con probabilidad esta característica es adrede.

Según ha registrado nuestro Centro Técnico, su sonoridad al ralentí es de 41 decibelios y, cuando circula a 120 km/h, obtenemos del sonómetro 70 decibelios. Ambos registros se encuentran en la media del segmento: un Ford Focus "calca" los datos y un Opel Astra, por ejemplo, también (los tres con mecánica de gasolina).

No es casualidad que todos los "contrincantes" de nuestro Honda Civic "anden a la par". El segmento de los compactos es uno de los más disputados y todos, todos los fabricantes afinan tanto sus productos que, incluso en cuestiones de sonoridad, coinciden.

No es la única casualidad. Más adelante, analizamos el perfil de sus principales rivales, los equipamientos, los precios... Lo encontrarás en la pestaña de rivales. La industria del automóvil evoluciona a gran velocidad, prueba de ello son los cambios que este Honda Civic ha sufrido desde la anterior generación. Verlo para creerlo. Opina en nuestros foros acerca de las novedades del mercado.

 
Ver vídeo
 
   
 

Dicen que "una imagen vale más que mil palabras". Por eso, hemos recopilado los mejores detalles del Honda Civic para que juzgues tú mismo si tiene o no un espectacular diseño.

Se trata de un coche que atrae la atención de la gente y más, si cabe, gracias al rojo intenso de nuestra versión de prueba. Analicémoslo: este Civic tiene un morro afilado, muy marcado, gracias a las nervaduras del capó, que dirigen nuestra mirada hacia el frontal, presidido por un logotipo "acristalado", pieza de unión para los dos faros. Bajo la matrícula, la continuación de la calandra, en esta ocasión con un "enrejado" tipo nido de abeja flanqueado por las dos luces de niebla de forma triangular, que son, cuanto menos, originales.

Si recorremos el Civic de perfil, comprobamos que el coche está en forma: es robusto, musculoso y la marcada línea de cintura coincide con los tiradores plateados de las puertas delanteras. En las traseras, los tiradores en negro parecen casi camuflados. De hecho, más de uno se pregunta si no estaremos ante un coupé. Pues no, no es un coupé: la configuración de tres puertas aún no se ha comercializado en nuestro mercado (llegará en otoño). También de lado comprobamos que los intermitentes delanteros aparecen integrados en los retrovisores: no es una solución nueva, de acuerdo, pero contribuye a la calificación del diseño como peculiar.Sigamos con nuestro recorrido visual, que ahora se centra en la trasera, quizás la parte más llamativa del exterior. Destaca la doble salida del tubo de escape de forma triangular. Los pilotos traseros aparecen acoplados a los intermitentes y a la tercera luz de freno mediante otra banda acristalada que, como en la delantera, está presidida por un enorme logotipo plateado de la marca.

La lunea posterior aparece cortada por el espoiler. Si bien es un interesante elemento de diseño (y, por supuesto, necesario aerodinámicamente hablando), lo cierto es que dificulta la visión trasera del conductor. No sólo el diseño exterior llama la atención. El interior es "una pasada". Y no es que nosotros lo digamos, es la expresión que más hemos oído entre los usuarios a los que les hemos enseñado el coche.

Se ha dicho de este habitáculo que es similar a una cinematográfica nave espacial. Nosotros te aseguramos (échale un ojo a la galería) que se trata de un peculiar interior: bien organizado, bien colocado y muy vistoso. Eso sí, lo del botón de arranque a la izquierda y la llave a la derecha nos parece una solución poco ergonómica que en Honda podían haber ahorrado: o bien botón o bien llave, pero las dos cosas... ¡demasiado, hay que usar las dos manos para arrancar!

¿Y el conductor? Pues cómodo en el puesto de conducción gracias al firme mullido de los asientos y a una forma que recoge el cuerpo de manera correcta. No son bacquets, cierto, como los que hemos visto en el pasado Salón de Madrid y que montará la versión Type R, pero se encuentran a la altura del deportivo interior.

Y hablando de elementos rácing: el pedalier de alumnio, el pomo de la palanca de cambios redondo y el volante de diámetro reducido dan pistas, antes de arrancar, de lo que esconde este Civic bajó el capó. Pues... arranquemos. Giramos la llave, pulsamos el botón y... nos encontramos con un sonido peculiar. No es molesto; sin embargo, lo llevaremos bien presente a todos los sitios. No es un coche silencioso, pero con probabilidad esta característica es adrede.

Según ha registrado nuestro Centro Técnico, su sonoridad al ralentí es de 41 decibelios y, cuando circula a 120 km/h, obtenemos del sonómetro 70 decibelios. Ambos registros se encuentran en la media del segmento: un Ford Focus "calca" los datos y un Opel Astra, por ejemplo, también (los tres con mecánica de gasolina).

No es casualidad que todos los "contrincantes" de nuestro Honda Civic "anden a la par". El segmento de los compactos es uno de los más disputados y todos, todos los fabricantes afinan tanto sus productos que, incluso en cuestiones de sonoridad, coinciden.

No es la única casualidad. Más adelante, analizamos el perfil de sus principales rivales, los equipamientos, los precios... Lo encontrarás en la pestaña de rivales. La industria del automóvil evoluciona a gran velocidad, prueba de ello son los cambios que este Honda Civic ha sufrido desde la anterior generación. Verlo para creerlo. Opina en nuestros foros acerca de las novedades del mercado.

Los mejores vídeos