Honda Civic 1.6i 16v ES VTEC 5p

El Civic es ahora más grande, más ancho y con más espacio interior… además de más impersonal en cuanto a concepto de carrocería. Milita en la última hornada de vehículos a medio camino entre berlinas convencionales y monovolúmenes compactos. Lo que sigue siendo de un agrado incondicional es su motor, que ha superado en el banco de pruebas los 110 CV anunciados, y que nos ofrece una buena sensación gracias al sistema de distribución variable VTEC.

Honda Civic 1.6i 16v ES VTEC 5p
Honda Civic 1.6i 16v ES VTEC 5p

Nuestra gran decepción ha venido a la hora de analizar el interior y el equipamiento. El diseño del salpicadero es sobrio y, debido a la situación del cambio, se ha tenido que renunciar a más elementos en el mismo. Se echa de menos un ordenador de a bordo que informe de consumos o kilometraje o mandos al volante para controlar la radio o las principales funciones. Sí, hay huecos para objetos, pero no son demasiados y, en nuestra opinión, se desaprovecha la zona entre los asientos delanteros, que podría estar adornada por un cofre para guardar objetos, un cenicero u otro apoya-vasos (el conductor cuenta con uno a su izquierda). Por otra parte, nos hemos encontrado con algunos elementos no muy bien acabados, como el marco de las toberas del aire acondicionado o la base de la palanca de cambios. En cuanto al equipamiento, se ofrece sin ningún coste adicional airbags de conductor, de acompañante y laterales, ABS, climatizador y llantas de aleación pero no se contempla ni como opción el control de estabilidad, el sistema de navegación GPS, el citado ordenador de a bordo, la tapicería en piel o el techo eléctrico. Y, para lo que cuesta, 2,9 millones en el acabado ES, nos parece algo pobre.