Ford Mustang Mach-E: ¡nos subimos al nuevo SUV eléctrico!

Ya está aquí un nuevo Ford Mustang, el Mach-E, ahora en formato SUV, completamente eléctrico y con la esencia de la mítica marca. Nos hemos subido en él y nos ha impresionado.

Rafael Guitart Twitter: @GuitartRafa

Ford Mustang Mach-E: ¡nos subimos al nuevo SUV eléctrico!
Ford Mustang Mach-E: ¡nos subimos al nuevo SUV eléctrico!

Ya os contamos que Ford tenía previsto lanzar 14 vehículos eléctricos antes de 2022, pero aún no sabíamos que uno de sus lanzamientos estrella sería un SUV completamente eléctrico, inspirado en el Mustang, que llegará al mercado español a finales de 2020. Ahora hemos tenido la oportunidad de verlo, tocarlo, y disfrutarlo durante un corto trayecto, eso sí, desde la plaza del acompañante, pues las primeras unidades del modelo aún se encuentran en fase de prototipo.

Cincuenta y cinco años después del lanzamiento del primer Muscle Car, la marca ha cambiado los potentes motores de gasolina de sus emblemáticos modelos, por un silencioso y eficiente equipo eléctrico, ¿la razón? En palabras de Stuart Rowling: “Tenemos que adaptarnos a las nuevas formas de movilidad con modelos que sigan emocionando. Hemos dado un paso más en electrificación con el Match-E para que los clientes sigan disfrutando".

Ford Mustang Mach-E: ¡conducimos el nuevo SUV eléctrico!

Ford Mustang Mach-E: 2020

No será bajo la marca Ford, ya que el Mustang Mach-E, primer SUV eléctrico sólo lucirá el emblemático logo de la marca americana, y en principio se ofrecerá en cuatro diferentes versiones –First Edition, Select, Premium, y GT–, dispondrá de versiones de propulsión trasera o total y ofrecerá dos opciones de batería. Las versiones RWD y AWD contarán con batería de serie de 75,7 kWh y opcionalmente podrán aumentarla hasta 98,8 kWh, lo que permitirá autonomías de 450 y 420 km en ciclo WLTP, en el primero de los casos, y podrán llegar hasta los 600 y 540 km si se opta por la opción de batería extendida (376 celdas en lugar de 288), en el segundo, siempre dotadas de sistema de refrigeración líquida.

Ford Mustang Mach-E: con pantalla tipo Tesla

Estéticamente rememora muchas de las características que han destacado en las líneas de las anteriores ediciones, como la curvatura del techo, las prominentes aletas traseras, las tres barras verticales de los pilotos posteriores, etc. Pero también sus dimensiones dan una idea de la capacidad del Mach-E, con una longitud de 4,71 metros, una anchura de 1,88 m, una altura de 1,60 m y una enorme batalla, de 2,98 metros. Gracias a estas proporciones, la capacidad interior es muy destacable, ya que además de sus dimensiones, no monta elementos que distorsionen el ambiente. Su maletero también llama la atención, con 402 litros, que pueden llegar a los 1.420 si se abaten los respaldos posteriores. Además, adicionalmente cuenta con un hueco bajo el capó delantero, de otros 100 litros, en el que cabe perfectamente una maleta de viaje.

Ford Mustang Mach-E: ¡conducimos el nuevo SUV eléctrico!

Ford Mustang Mach-E: así es su interior

Todo es muy sencillo, limpio y con aspecto de gran calidad. El puesto de conducción está presidido por una sencilla pantalla digital en la que se muestran las informaciones esenciales para el conductor, como la velocidad, la autonomía, el consumo de energía, etc. En la zona central se ha instalado una gigantesca pantalla vertical plana de 15,5 pulgadas, similar a la que emplea Tesla, en la que se puede representar la información del navegador, los controles de sonido, calefacción, teléfono, etc. Además, para facilitar su manejo de una forma rápida, el mando de volumen del equipo de sonido se maneja mediante un selector giratorio tradicional, lo que evita distracciones.

Por supuesto, todos los sistemas de seguridad, ayudas a la conducción y facilidades para mejorar la vida a bordo estarán de serie en el Mustang eléctrico, desde el control de velocidad activo con mantenimiento de carril hasta el cargador inalámbrico de teléfono, pasando por las luces led con cambio automático, el sistema de control de tráfico cruzado, etc.

La electrónica está presente en todos y cada uno de los sistemas del coche. No sólo en la parte de navegación y conectividad, también en el manejo de muchas funciones. Así, el Ford Mustang Mach-E se podrá abrir con el Smartphone o mediante una combinación numérica táctil situada en el montante de la ventanilla delantera, ya que no dispone de cerraduras mecánicas o manillas convencionales. En su lugar se ha instalado un pulsador eléctrico y un pequeño tirador en el extremo superior de la chapa de la puerta delantera. En la trasera no hay nada más que un botón que libera la cerradura y permite que la puerta se abra unos centímetros, si bien no dispone de ningún elemento para agarrar. Los responsables de la marca admiten que están estudiando alguna fórmula que permita mejorar el sistema de apertura de las puertas traseras, ya que no resulta especialmente sencillo su uso.

Ford Mustang Mach-E: ¡conducimos el nuevo SUV eléctrico!

Ford Mustang Mach-E: así es el nuevo SUV eléctrico!

Ford Mustang Mach-E: variedad para elegir

La variante de acceso con propulsión trasera anuncia 190 kW de potencia (258 CV) y 415 Nm de par, que puede llegar a 210 kW (285 CV) con la batería extendida. Con dos motores (AWD), anuncia 565 Nm de par y la potencia sube a 248 kW (337 CV) si cuenta con la batería de mayor capacidad, mientras que el ultradeportivo GT, que llegará al mercado un año después, sólo estará disponible con sistema de tracción total y con la batería de mayor capacidad. Además, su estética es algo diferente, ya que cuenta con paragolpes y parrilla delantera específica, difusores traseros, suspensión adaptativa, llantas de 20 pulgadas, frenos de mayores dimensiones con pinzas de cuatro pistones, etc. En este caso, su potencia alcanza los 342 kW (465 CV), el par aumenta hasta 830 Nm y la autonomía se reduce a 500 km en ciclo WLTP. Aunque la marca no ha revelado la velocidad máxima, sí ha anunciado que tendrá una aceleración máxima de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos.

Aunque no cuenta con levas en el volante, sí dispone de sistema de regeneración forzada, que puede ser accionada desde el selector de marcha giratorio situado entre los asientos. También la actuación sobre el pedal del acelerador modifica la actuación de la respuesta del motor y la retención/recarga del motor y la batería. Además, cuando se selecciona la función sport, el equipo de audio reproduce un sonido similar al de un motor de combustión, mientras que, a baja velocidad, emite un ruido intermitente para advertir a los posibles peatones que se encuentren en los alrededores.

Ford Mustang Mach-E: ¡conducimos el nuevo SUV eléctrico!

Ford Mustang Mach-E

En el caso de las versiones con tracción a las cuatro ruedas, el Ford Mustang Mach-E monta un motor adicional instalado en el eje delantero, sin ninguna conexión mecánica con el trasero, ya que toda la gestión de la transmisión está confiada a la electrónica. Las versiones First Edition, Select y Premium llegarán al mercado europeo a finales de 2020, aunque comenzarán a distribuirse de forma selectiva desde los países del norte de Europa hacia el resto y, aunque. los precios no se han revelado aún, sí han confirmado que serán muy competitivos, pudiendo arrancar por debajo de los 50.000 euros.

Podrá cargar hasta 150 kWh en una estación rápida, aunque también permite la carga con Menekkes, trifásica o monofásica a 240 voltios y a 120 V en el caso del mercado americano, mediante un cargador doméstico.

Ford Mustang Mach-E: prestaciones de escándalo

Sólo hemos tenido la oportunidad de efectuar un breve recorrido por las instalaciones de un pequeño aeropuerto, sentados en el asiento del acompañante, y las sensaciones que transmite el Ford Mustang March-E son espectaculares. Lo hemos podido hacer en la versión de tracción total con batería extendida, que acelera de 0 a 100 km/h en menos de 7 segundos. Transmite la potencia con enorme regularidad, dejándote literalmente pegado al asiento, ysin que se produzcan saltos irregulares.

Ford Mustang Mach-E: ¡conducimos el nuevo SUV eléctrico!

Ford Mustang Mach-E: conducimos el nuevo SUV eléctrico

También la frenada regenerativa parece tremendamente efectiva, con picos de 80 kW, tras una aceleración fulgurante. Ante un ejercicio de slalom a 60 km/h pudimos comprobar lo plano que gira, de forma muy eficaz, sin que se note excesivamente el peso del conjunto. La variante de batería estándar no alcanza los 2.000 kg y la de autonomía extendida los supera por poco.