Ford Mondeo 2.2 TDCi de 155 CV Titanium

Es el "ST" de gasóleo, el Diesel más deportivo del Mondeo. Mecánica poderosa de 4 cilindros y 155 CV, unida a un exclusivo y nuevo acabado de look deportivo: es el lifting perfecto para un modelo que ya de por sí tenía ganada la fama de buen rodador.

Ford Mondeo 2.2 TDCi de 155 CV Titanium
Ford Mondeo 2.2 TDCi de 155 CV Titanium

Ford acaba de poner a la venta su estrella en Diesel: el nuevo 2.2 TDCi de 155 CV. En realidad, no es una mecánica nueva en sí, sino que han partido del ya existente 2.0. Y unas modificaciones de la cámara por un lado, unos retoques en el turbo por el otro, más orificios en los inyectores y, por supuesto, el toque del “overboost", han bastado para cambiar el carácter de este modelo.Según datos oficiales, el nuevo turbo gira casi hasta 225.000 revoluciones por minuto. A pleno latido, para alcanzar los 155 CV de potencia y un par máximo de 40 mkg. Traducido al asfalto es una aceleración 0 a 100 km/h de 8,7 segundos, una velocidad máxima de 220 Km/h y un consumo mixto de 6,1 litros cada 100 kilómetros (según datos oficiales). La ya conocida caja de cambios de seis relaciones Durashift, una transmisión que ya hemos probado en otras mecánicas y nos ha gustado por su manejo, se encarga de sacarle el jugo (no se podrá solicitar la caja automática ni como extra). Las relaciones están ajustadas perfectamente a las características del motor: un propulsor que nos ha sorprendido gratamente. Empieza a tirar desde las 1.000 revoluciones y no se cansa hasta más allá de las 4.500; todo suavemente, sin sufrir ruidos ni vibraciones, y con una entrega de potencia bastante lineal. Respecto al comportamiento de este Mondeo, hemos notado pequeños cambios con otros hermanos de gama. Nos ha resultado un poco más brusco al arrancar, el embrague requiere más presión y el volante está algo más duro. Son las servidumbres que hay que pagar por tener un coche con estas cualidades de par y potencia. En carretera, las virtudes del bastidor del Mondeo y –además- un plus: el acabado Titanium X (con el que realizamos nuestra toma de contacto) incorpora una suspensión más deportiva. No pudimos pillarle en ningún renuncio, siempre en perfecto equilibrio. Los neumáticos de corte deportivo, el buen ajustado equipo de frenos (discos ventilados de 300 mm delante y de 280, detrás) y el control de estabilidad de serie completan este buen “póquer". Esta mecánica se podrá montar con los distintos acabados del Mondeo, pero –además- Ford le ha creado uno en ex profeso: el Titanium X. Los coches, como ya se puede ver en la ropa, apuestan por la moda del Luxury&Sport. Acabados lujosos con un toque deportivo: prestancia y juventud en un solo frasco. Así, el Mondeo incorpora el acabado Titanium X, que estará disponible junto a este motor en las tres carrocerías (cuatro puertas, cinco puertas y familiar).La inyección de juventud se nota desde fuera: llantas de aleación de 18 pulgadas y 7 radios, cristales tintados, pintura metalizada de serie, faros antiniebla en los extremos, parrilla cromada... El interior se parece al de los Mondeos más “cargados" (los Ghia), pero con un toque más juvenil gracias a los apliques cromados y a la tapicería en cuero y Alcantara. Ford ya ha puesto a la venta este modelo. Espera que acapare el 15 por ciento de las ventas del Mondeo y que se vendan unas 3.000 unidades el próximo año.
Estos son sus precios según variantes:
Futura 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas 4/5 puertas: 24.950 euros
Sport 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas 4/5 puertas: 26.410 euros
Ghia 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas 4/5 puertas: 26.630 euros
Ghia X 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas 4/5 puertas: 29.430 euros
Titanium X 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas 4/5 puertas: 29.830 euros

Futura 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas Wagon: 25.900 euros
Ghia 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas Wagon: 27.580 euros
Ghia X 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas Wagon: 30.380 euros
Titanium X 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas Wagon: 39.780 euros Ford acaba de poner a la venta su estrella en Diesel: el nuevo 2.2 TDCi de 155 CV. En realidad, no es una mecánica nueva en sí, sino que han partido del ya existente 2.0. Y unas modificaciones de la cámara por un lado, unos retoques en el turbo por el otro, más orificios en los inyectores y, por supuesto, el toque del “overboost", han bastado para cambiar el carácter de este modelo.Según datos oficiales, el nuevo turbo gira casi hasta 225.000 revoluciones por minuto. A pleno latido, para alcanzar los 155 CV de potencia y un par máximo de 40 mkg. Traducido al asfalto es una aceleración 0 a 100 km/h de 8,7 segundos, una velocidad máxima de 220 Km/h y un consumo mixto de 6,1 litros cada 100 kilómetros (según datos oficiales). La ya conocida caja de cambios de seis relaciones Durashift, una transmisión que ya hemos probado en otras mecánicas y nos ha gustado por su manejo, se encarga de sacarle el jugo (no se podrá solicitar la caja automática ni como extra). Las relaciones están ajustadas perfectamente a las características del motor: un propulsor que nos ha sorprendido gratamente. Empieza a tirar desde las 1.000 revoluciones y no se cansa hasta más allá de las 4.500; todo suavemente, sin sufrir ruidos ni vibraciones, y con una entrega de potencia bastante lineal. Respecto al comportamiento de este Mondeo, hemos notado pequeños cambios con otros hermanos de gama. Nos ha resultado un poco más brusco al arrancar, el embrague requiere más presión y el volante está algo más duro. Son las servidumbres que hay que pagar por tener un coche con estas cualidades de par y potencia. En carretera, las virtudes del bastidor del Mondeo y –además- un plus: el acabado Titanium X (con el que realizamos nuestra toma de contacto) incorpora una suspensión más deportiva. No pudimos pillarle en ningún renuncio, siempre en perfecto equilibrio. Los neumáticos de corte deportivo, el buen ajustado equipo de frenos (discos ventilados de 300 mm delante y de 280, detrás) y el control de estabilidad de serie completan este buen “póquer". Esta mecánica se podrá montar con los distintos acabados del Mondeo, pero –además- Ford le ha creado uno en ex profeso: el Titanium X. Los coches, como ya se puede ver en la ropa, apuestan por la moda del Luxury&Sport. Acabados lujosos con un toque deportivo: prestancia y juventud en un solo frasco. Así, el Mondeo incorpora el acabado Titanium X, que estará disponible junto a este motor en las tres carrocerías (cuatro puertas, cinco puertas y familiar).La inyección de juventud se nota desde fuera: llantas de aleación de 18 pulgadas y 7 radios, cristales tintados, pintura metalizada de serie, faros antiniebla en los extremos, parrilla cromada... El interior se parece al de los Mondeos más “cargados" (los Ghia), pero con un toque más juvenil gracias a los apliques cromados y a la tapicería en cuero y Alcantara. Ford ya ha puesto a la venta este modelo. Espera que acapare el 15 por ciento de las ventas del Mondeo y que se vendan unas 3.000 unidades el próximo año.
Estos son sus precios según variantes:
Futura 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas 4/5 puertas: 24.950 euros
Sport 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas 4/5 puertas: 26.410 euros
Ghia 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas 4/5 puertas: 26.630 euros
Ghia X 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas 4/5 puertas: 29.430 euros
Titanium X 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas 4/5 puertas: 29.830 euros

Futura 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas Wagon: 25.900 euros
Ghia 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas Wagon: 27.580 euros
Ghia X 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas Wagon: 30.380 euros
Titanium X 2.2 TDCi 155 CV 6 marchas Wagon: 39.780 euros

Los mejores vídeos