Ford Fiesta ST 150 CV

Es un pequeño púgil, un peso pluma de escasa tonelada y una capacidad aeróbica excelente gracias a los latidos de su propulsor de 150 CV. De pies muy bien aplomados y ágil de cintura, el ST resulta muy difícil de poner contra las cuerdas.

Ford Fiesta ST 150 CV
Ford Fiesta ST 150 CV

¿Qué significa ST? Sports Technologies; es decir, que lleva lo último en tecnología que han logrado en el TeamRS, la división deportiva de Ford. No es el más rápido de sus rivales, tampoco el más radical, ni el más rácing. Pero ahí está: veloz, equilibrado y, sobre todo, versátil. Para empezar, porque está al alcance de muchos más bolsillos. Si quieres 150 CV o más, tienes que estar dispuesto a gastarte casi tres millones de las antiguas pesetas (18.000 euros). Sin embargo, este Fiesta se vende a partir de 16.325 euros. Eso sí, por algún lado había que recortar. Ya te hemos dicho que su interior no se distingue demasiado de un Fiesta “normal". Además, su equipamiento tiene importantes carencias como el control de estabilidad. Tampoco su lista de opciones resulta muy generosa. Te serán muy útiles sus centímetros extra. Su maletero resulta bastante más generoso que el de sus rivales. Sin embargo, su carrocería de tres puertas limita el uso de las plazas traseras: el acceso a éstas resulta un poco difícil. Sin duda, el pasajero más cuidado es el conductor. ¿O deberíamos decir piloto? Los asientos deportivos sujetan bien el cuerpo, sin llegar a resultar molestos. Cuenta con volante y palanca de cambios de cuero, pedalier de aluminio y, por fin, el esperado reposapiés, que ya incorpora toda la familia Fiesta.

¿Sabes que si te "pillan" hablando con el móvil te puede caer una multa de hasta 91 euros? Eso sin contar lo peligroso que resulta. Por ese dinero, te puedes hacer con uno de los aparatos de manos libres con Bluetooth (la tecnología sin cables) que se venden en el mercado.
Este Fiesta ya incluye un kit diseñado por Vodafone. Entre el asiento del conductor y el freno de mano se encuentra un pequeño pulsador. Con él, se activa la función de marcación con voz y se finalizan las llamadas. Por su ubicación, nos permite manejarlo sin quitar la vista de la carretera.
Para hablar, disponemos de un pequeño micrófono instalado en la columna izquierda, a la altura de la cabeza del conductor. Si el resto de pasajeros quieren intervenir en la conversación, tendrán que hablar a gritos o avalanzarse sobre el asiento delantero.
Su funcionamiento es sencillo. Si tenemos un teléfono con Bluetooth, nada más arrancar el coche recibiremos un aviso para que introduzcamos un código de seguridad. Sólo ocurrirá la primera vez que subamos con ese móvil al vehículo. Y ya está.
Si queremos y nuestro móvil nos lo permite, podremos incluso realizar una llamada tan sólo diciendo el nombre de a quién nos dirigimos. Para ello, tienes que registrar por voz los números que tengas almacenados en tu teléfono.
¿Qué significa ST? Sports Technologies; es decir, que lleva lo último en tecnología que han logrado en el TeamRS, la división deportiva de Ford. No es el más rápido de sus rivales, tampoco el más radical, ni el más rácing. Pero ahí está: veloz, equilibrado y, sobre todo, versátil. Para empezar, porque está al alcance de muchos más bolsillos. Si quieres 150 CV o más, tienes que estar dispuesto a gastarte casi tres millones de las antiguas pesetas (18.000 euros). Sin embargo, este Fiesta se vende a partir de 16.325 euros. Eso sí, por algún lado había que recortar. Ya te hemos dicho que su interior no se distingue demasiado de un Fiesta “normal". Además, su equipamiento tiene importantes carencias como el control de estabilidad. Tampoco su lista de opciones resulta muy generosa. Te serán muy útiles sus centímetros extra. Su maletero resulta bastante más generoso que el de sus rivales. Sin embargo, su carrocería de tres puertas limita el uso de las plazas traseras: el acceso a éstas resulta un poco difícil. Sin duda, el pasajero más cuidado es el conductor. ¿O deberíamos decir piloto? Los asientos deportivos sujetan bien el cuerpo, sin llegar a resultar molestos. Cuenta con volante y palanca de cambios de cuero, pedalier de aluminio y, por fin, el esperado reposapiés, que ya incorpora toda la familia Fiesta.
¿Sabes que si te "pillan" hablando con el móvil te puede caer una multa de hasta 91 euros? Eso sin contar lo peligroso que resulta. Por ese dinero, te puedes hacer con uno de los aparatos de manos libres con Bluetooth (la tecnología sin cables) que se venden en el mercado.
Este Fiesta ya incluye un kit diseñado por Vodafone. Entre el asiento del conductor y el freno de mano se encuentra un pequeño pulsador. Con él, se activa la función de marcación con voz y se finalizan las llamadas. Por su ubicación, nos permite manejarlo sin quitar la vista de la carretera.
Para hablar, disponemos de un pequeño micrófono instalado en la columna izquierda, a la altura de la cabeza del conductor. Si el resto de pasajeros quieren intervenir en la conversación, tendrán que hablar a gritos o avalanzarse sobre el asiento delantero.
Su funcionamiento es sencillo. Si tenemos un teléfono con Bluetooth, nada más arrancar el coche recibiremos un aviso para que introduzcamos un código de seguridad. Sólo ocurrirá la primera vez que subamos con ese móvil al vehículo. Y ya está.
Si queremos y nuestro móvil nos lo permite, podremos incluso realizar una llamada tan sólo diciendo el nombre de a quién nos dirigimos. Para ello, tienes que registrar por voz los números que tengas almacenados en tu teléfono.