Fiat Punto

Aunque la tercera generación del Punto aún no ha llegado a los concesionarios, la marca ya ha anunciado la fecha de salida de la cuarta, que aparecerá en 2005. Mientras tanto, presenta un aperitivo de lo que será –suponemos- un “restyling" más profundo de este modelo; nuevos grupos ópticos delanteros y traseros, nuevas calandras y paragolpes y un interior con nuevos colores configuran la imagen actual del Punto, que, además, recibe más mecánicas y un mayor equipamiento.

Fiat Punto
Fiat Punto

Por supuesto, el habitáculo también recoge las diferencias presentes en la gama. Los más “tranquilos" tienen a su disposición un salpicadero de color gris oscuro en la parte superior y casi blanco en la inferior, que aumenta la sensación de amplitud de un habitáculo que puede albergar a cinco personas con mayor holgura que otros modelos de su segmento. Por desgracia, exigirá cuidados constantes para mantenerlo en su estado original –basta con pensar en los zapatos del acompañante al golpear sin querer la parte inferior de la columna central, las manos de los niños (y no tan niños) al accionar los diversos mandos o al abrir la guantera…-.Las versiones deportivas cuentan con colores oscuros e inserciones en aluminio en la columna central, además de asientos específicos y, siguiendo la tendencia generalizada en los últimos años, el fondo de los relojes en blanco.Desde que se presentó al público en 1993 (cuando fue elegido Coche del Año en Europa) hasta hoy, más de 5 millones de unidades vendidas avalan la acogida del Punto, que pasó por su primera transformación en 1999. El 14 de junio llegará al mercado la tercera generación del modelo, que ya tiene a la vista una cuarta, en 2005. Mientras tanto, el nuevo Fiat Punto destaca por un frontal rediseñado, en el que se han insertado unos grupos ópticos en relieve y unas nuevas calandras, mayores que las anteriores, que ayudarán a distinguir las versiones deportivas de las elegantes –empleando la división que realiza la marca-. Así, las primeras cuentan con orificios elipsoidales y con un paragolpes con rejilla de nido de abeja. Las segundas, por su parte, tienen inserciones cromadas.Esta separación también se aprecia en la parte trasera, donde los grupos ópticos, adosados al portón, cobran un mayor protagonismo: también sobresalen de la carrocería y resaltan el aspecto dinámico del vehículo, que queda reforzado por unos paragolpes con difusores de tomas de aire (para los acabados Sporting y HGT). Éstos se sustituyen por unos catadióptricos en las versiones más “distinguidas".

Los mejores vídeos