Fiat Panda 1.2i Climbing 4x4

Pequeño, ágil, divertido y eficaz. Así es el nuevo Panda 4x4, un utilitario popular que hereda las aptitudes TT del modelo anterior y mejora notablemente la comodidad de uso.

Fiat Panda 1.2i Climbing 4x4
Fiat Panda 1.2i Climbing 4x4

Ha pasado bastante tiempo desde que salió la anterior edición del Panda 4x4 (desarrollado en colaboración con el reconocido especialista en transmisiones Steyr), un modelo que tuvo un enorme éxito, sobre todo entre el público que vivía en zonas de montaña o de difícil acceso, donde aún hoy se ven circulando un montón de unidades. Era un modelo muy sencillo, robusto, económico y fiable, quizá excesivamente espartano en cuanto a detalles de terminación y equipamiento, pero muy práctico y funcional.La versión que nos ocupa hoy mantiene las principales características del modelo original en cuanto a facilidad de uso y capacidad de movimiento, pero con una presentación mucho más fina, un equipamiento bastante más completo y unas medidas de seguridad que, lógicamente, nada tienen que ver con el Panda de aquella época.Para el desarrollo de esta variante 4x4 se ha partido del Panda de tracción delantera, al que se le han modificado algunos elementos para incorporar el sistema de tracción integral permanente. Así, por ejemplo, los amortiguadores son más fuertes y disponen de un vástago de mayor diámetro. También se han incorporado muelles de mayor longitud que le confieren una mayor distancia al suelo (165 mm).En la parte posterior hay más diferencias respecto a la variante de dos ruedas motrices. En lugar de suspensión semiindependiente con eje de torsión, se ha optado por un esquema de brazos tirados con ruedas independientes.También los neumáticos cambian en esta versión. De serie, los 4x4 equipan neumáticos 165/70 R14 sobre llanta de chapa. En el caso de las versiones Climbing, el neumático aumenta de sección, hasta 185/65 R14, también en llanta de chapa, aunque opcionalmente se puede optar por las de aleación (410 euros). La ventaja que presentan (nuestra unidad montaba Bridgestone Dueler) es que en carretera van bien y en campo permiten bastante adherencia (son los mismos que monta de serie un Suzuki Jimny, aunque en diferente medida).De serie incluye discos de freno de 240 mm -los delanteros autoventilados- y ABS con EBD con función antideslizamiento en retención MSR.El resto de diferencias exteriores que presenta con la variante de dos ruedas motrices son estéticas, como los protectores centrales delantero y trasero, los aletines revestidos de plástico o la moldura ancha lateral que protege las puertas.En el interior tampoco hay cambios respecto a las variantes de dos ruedas motrices. Como ya te hemos contado en varias pruebas que hemos publicado de este modelo, no sobra el espacio, pero hay que reconocer que está muy bien aprovechado y permite una utilización muy cómoda al disponer de cuatro puertas. De serie dispone de cuatro plazas, si bien existe la posibilidad de solicitar bajo opción una quinta plaza con cinturón de seguridad, por 70 euros, pero será difícil acoplar a tres adultos detrás, ya que ni la anchura de las plazas (127 cm) ni el espacio para las piernas sobra (66 cm).Por lo que respecta al maletero, las dimensiones exteriores son responsables de que su capacidad no sea muy amplia, con una capacidad de 205 litros. Si se desea ampliar el espacio habrá que recurrir a la opción de respaldo partido en dos mitades, que tiene un coste adicional de otros 105 euros.Destaca especialmente el manejo de la palanca de cambios, situada en el salpicadero en una posición muy cómoda, la completa instrumentación que ofrece (incluye ordenador de viaje con diferentes funciones) o la facilidad para girar la dirección, pues el sistema de asistencia incluye una modalidad, denominada City, que permite una mayor asistencia a bajas velocidades.