Dacia Logan 1.6i Laureate

La gran baza del Dacia Logan es su precio, pero, ¿qué estamos dispuestos a sacrificar a cambio? ¿Comodidad? ¿Distinción? ¿Confort? ¿Seguridad? Hablamos, como reza su bien logrado eslogan, de “otra escala de valores".

Dacia Logan 1.6i Laureate
Dacia Logan 1.6i Laureate

Antes de analizar la mecánica y el comportamiento de nuestro protagonista, deberíamos dejar claros diversos aspectos. Digamos que se trata de una reflexión filosófica: nos ponemos en la piel del posible comprador de un Dacia Logan: está claro que necesitamos espacio, pero también es seguro que no tenemos mucho dinero. Por esto mismo, no podemos exigirle a nuestro nuevo coche unas prestaciones de escándalo, ni un comportamiento rácing. Los frenos acusan la fatiga enseguida en un uso intensivo, pero también cuando están frios. La cifra que ha registrado nuestro Centro Técnico deja bastante que desear: 79,9 metros recorridos partiendo desde una velocidad de 140 km/h hasta quedar totalmente detenido. Los datos medios del segmento en que se encuentra son un poco mejores.

A medida que los frenos van cogiendo temperatura, los datos son aún peores: 81,3 metros en las mismas condiciones que antes, pero en una segunda frenada, y 82,4 metros en una tercera. Las prestaciones del Logan no son destacables, tampoco la filosofía del coche así lo requiere. Acelera de 0 a 100 km/h, según nuestros datos, en 12,7 segundos y tarda en cubrir la distancia del primer kilómetro partiendo desde parado 35 segundos, saliendo a una velocidad de 146 km/h. La mecánica que monta este Logan tiene 1,6 litros de cilindrada y anuncia una potencia de 90 CV, aunque en nuestro banco de rodillos ha ofrecido 3 CV más. No tiene una destacable cifra de par motor, pero sí es subrayable la entrega del mismo, que se hace de manera bastante constante. Para aprovechar a tope el propulsor, es necesario alcanzar el rango de 5.000 rpm y hacer un uso intensivo del cambio de marchas.

Si a partir de 5.000 giros, la mecánica ofrece los mejores datos de potencia, es en este momento cuando el par desciende y se coloca en torno a 12 mkg. Los desarrollos del cambio nos parecen bastante largos, con lo que se desaprovecha bastante la mecánica. Por lo general, habrían bastado unas relaciones primera, segunda y tercera más cortas para corregir la posible desviación. Probablemente, el ajuste de Dacia se haya realizado por motivos económicos: con desarrollos más cortos los consumos se habrían disparado un poco más.

Hemos comprobado que consume 8 litros a los 100 km en recorridos mixtos; 9,5 litros en ciudad y 7,4 litros en carretera. Para tratarse de una mecánica de una cilindrada y una potencia más bien modesta, se nos antojan elevados. Los datos de emisiones acústicas colocan al modelo entre los más ruidosos de cuantos hemos probado: 75 dB a 140 km/h y 46 dB al ralentí.Por el momento, en nuestro país la firma de origen rumano Dacia sólo comercializa el modelo Logan y lo hace bajo la supervisión de Renault. En España se comercializan cuatro versiones diferentes, te ofrecemos un enlace a la gama junto a este párrafo.

Sólo se montan mecánicas de gasolina: una de 1,4 litros de cilindrada y 75 CV de potencia y otra de 1,6 litros y 90 CV, protagonista de nuestro análisis. El motor de gasóleo de origen Renault llegará a nuestro mercado en los primeros meses del año próximo. Aún no se conoce el precio de esta mecánica, ni las terminaciones en las que se ofrecerá.

Hay tres acabados disponibles para la mecánica más pequeña: Base, Ambiance y Laureate; el motor de mayor potencia sólo se puede asociar a la más alta: Laureance.

El rango de precios de la gama comienza en 7.800 euros y finaliza en 9.350 euros (el precio de la versión que hemos probado). Antes de analizar la mecánica y el comportamiento de nuestro protagonista, deberíamos dejar claros diversos aspectos. Digamos que se trata de una reflexión filosófica: nos ponemos en la piel del posible comprador de un Dacia Logan: está claro que necesitamos espacio, pero también es seguro que no tenemos mucho dinero. Por esto mismo, no podemos exigirle a nuestro nuevo coche unas prestaciones de escándalo, ni un comportamiento rácing. Los frenos acusan la fatiga enseguida en un uso intensivo, pero también cuando están frios. La cifra que ha registrado nuestro Centro Técnico deja bastante que desear: 79,9 metros recorridos partiendo desde una velocidad de 140 km/h hasta quedar totalmente detenido. Los datos medios del segmento en que se encuentra son un poco mejores.

A medida que los frenos van cogiendo temperatura, los datos son aún peores: 81,3 metros en las mismas condiciones que antes, pero en una segunda frenada, y 82,4 metros en una tercera. Las prestaciones del Logan no son destacables, tampoco la filosofía del coche así lo requiere. Acelera de 0 a 100 km/h, según nuestros datos, en 12,7 segundos y tarda en cubrir la distancia del primer kilómetro partiendo desde parado 35 segundos, saliendo a una velocidad de 146 km/h. La mecánica que monta este Logan tiene 1,6 litros de cilindrada y anuncia una potencia de 90 CV, aunque en nuestro banco de rodillos ha ofrecido 3 CV más. No tiene una destacable cifra de par motor, pero sí es subrayable la entrega del mismo, que se hace de manera bastante constante. Para aprovechar a tope el propulsor, es necesario alcanzar el rango de 5.000 rpm y hacer un uso intensivo del cambio de marchas.

Si a partir de 5.000 giros, la mecánica ofrece los mejores datos de potencia, es en este momento cuando el par desciende y se coloca en torno a 12 mkg. Los desarrollos del cambio nos parecen bastante largos, con lo que se desaprovecha bastante la mecánica. Por lo general, habrían bastado unas relaciones primera, segunda y tercera más cortas para corregir la posible desviación. Probablemente, el ajuste de Dacia se haya realizado por motivos económicos: con desarrollos más cortos los consumos se habrían disparado un poco más.

Hemos comprobado que consume 8 litros a los 100 km en recorridos mixtos; 9,5 litros en ciudad y 7,4 litros en carretera. Para tratarse de una mecánica de una cilindrada y una potencia más bien modesta, se nos antojan elevados. Los datos de emisiones acústicas colocan al modelo entre los más ruidosos de cuantos hemos probado: 75 dB a 140 km/h y 46 dB al ralentí.Por el momento, en nuestro país la firma de origen rumano Dacia sólo comercializa el modelo Logan y lo hace bajo la supervisión de Renault. En España se comercializan cuatro versiones diferentes, te ofrecemos un enlace a la gama junto a este párrafo.

Sólo se montan mecánicas de gasolina: una de 1,4 litros de cilindrada y 75 CV de potencia y otra de 1,6 litros y 90 CV, protagonista de nuestro análisis. El motor de gasóleo de origen Renault llegará a nuestro mercado en los primeros meses del año próximo. Aún no se conoce el precio de esta mecánica, ni las terminaciones en las que se ofrecerá.

Hay tres acabados disponibles para la mecánica más pequeña: Base, Ambiance y Laureate; el motor de mayor potencia sólo se puede asociar a la más alta: Laureance.

El rango de precios de la gama comienza en 7.800 euros y finaliza en 9.350 euros (el precio de la versión que hemos probado).

Los mejores vídeos