Contacto: Toyota Previa D-4D

Gracias a la introducción de una interesante mecánica turbodiésel, el Toyota Previa ya cuenta con armas similares frente a la mayoría de sus competidores. Sus 116 CV le otorgan buenas prestaciones, aderezadas con un consumo contenido.

previad4d_1g.jpg
previad4d_1g.jpg

Con este Previa ataviado con mecánica turbodiésel, Toyota da uno de los primeros pasos para proponer la que será una de las más concurridas ofertas de vehículos monovolumen o asimilados que marca alguna dispondrá en los próximos tiempos en nuestro mercado. Junto con el Yaris Verso, ya conocido, durante el próximo año la marca japonesa completará su catálogo con el Corolla Verso y el Avensis Verso, todos ellos con mecánicas de gasolina VVTi y gasóleo D-4D. Junto con su extensa gama de turismos, estos modelos de corte familiar deben ayudar al gigante oriental a alcanzar su objetivo de 60.000 unidades vendidas en el mercado español durante el año 2005. A lo largo del año pasado, fueron 126 los Previa que se vendieron, cifra que debe casi triplicarse en éste con la ayuda de esta interesante versión turbodiésel. El motor con que cuenta es ya conocido bajo el capó del Avensis, pero aquí ha recibido algún retoque significativo, como un turbocompresor de geometría variable y una recirculación de gases refrigerada, lo que implica un crecimiento en su rendimiento hasta los 116 CV de potencia, esto es, seis más que en la berlina de la marca. Este motor cumple con la normativa de emisiones Euro 3, válida hasta el año 2005. Su funcionamiento agradece sobremanera la geometría variable de su turbocompresor, pues en marchas cortas, el Previa es capaz de reaccionar con presteza desde 1.200 rpm, una cifra realmente baja. En buena lógica, en relaciones más largas, la afluencia de fuerza necesaria para ganar velocidad con diligencia ocurre algo más arriba, pero con bastante más de tonelada y media en la báscula, es completamente lógico. En cualquier caso, la progresividad del motor hace olvidar la conducta "turbo" -brusquedad en la transición entre baja y alta presión de soplado- de otras realizaciones todavía existentes en el mercado. Con este Previa ataviado con mecánica turbodiésel, Toyota da uno de los primeros pasos para proponer la que será una de las más concurridas ofertas de vehículos monovolumen o asimilados que marca alguna dispondrá en los próximos tiempos en nuestro mercado. Junto con el Yaris Verso, ya conocido, durante el próximo año la marca japonesa completará su catálogo con el Corolla Verso y el Avensis Verso, todos ellos con mecánicas de gasolina VVTi y gasóleo D-4D. Junto con su extensa gama de turismos, estos modelos de corte familiar deben ayudar al gigante oriental a alcanzar su objetivo de 60.000 unidades vendidas en el mercado español durante el año 2005. A lo largo del año pasado, fueron 126 los Previa que se vendieron, cifra que debe casi triplicarse en éste con la ayuda de esta interesante versión turbodiésel. El motor con que cuenta es ya conocido bajo el capó del Avensis, pero aquí ha recibido algún retoque significativo, como un turbocompresor de geometría variable y una recirculación de gases refrigerada, lo que implica un crecimiento en su rendimiento hasta los 116 CV de potencia, esto es, seis más que en la berlina de la marca. Este motor cumple con la normativa de emisiones Euro 3, válida hasta el año 2005. Su funcionamiento agradece sobremanera la geometría variable de su turbocompresor, pues en marchas cortas, el Previa es capaz de reaccionar con presteza desde 1.200 rpm, una cifra realmente baja. En buena lógica, en relaciones más largas, la afluencia de fuerza necesaria para ganar velocidad con diligencia ocurre algo más arriba, pero con bastante más de tonelada y media en la báscula, es completamente lógico. En cualquier caso, la progresividad del motor hace olvidar la conducta "turbo" -brusquedad en la transición entre baja y alta presión de soplado- de otras realizaciones todavía existentes en el mercado. Con este Previa ataviado con mecánica turbodiésel, Toyota da uno de los primeros pasos para proponer la que será una de las más concurridas ofertas de vehículos monovolumen o asimilados que marca alguna dispondrá en los próximos tiempos en nuestro mercado. Junto con el Yaris Verso, ya conocido, durante el próximo año la marca japonesa completará su catálogo con el Corolla Verso y el Avensis Verso, todos ellos con mecánicas de gasolina VVTi y gasóleo D-4D. Junto con su extensa gama de turismos, estos modelos de corte familiar deben ayudar al gigante oriental a alcanzar su objetivo de 60.000 unidades vendidas en el mercado español durante el año 2005. A lo largo del año pasado, fueron 126 los Previa que se vendieron, cifra que debe casi triplicarse en éste con la ayuda de esta interesante versión turbodiésel. El motor con que cuenta es ya conocido bajo el capó del Avensis, pero aquí ha recibido algún retoque significativo, como un turbocompresor de geometría variable y una recirculación de gases refrigerada, lo que implica un crecimiento en su rendimiento hasta los 116 CV de potencia, esto es, seis más que en la berlina de la marca. Este motor cumple con la normativa de emisiones Euro 3, válida hasta el año 2005. Su funcionamiento agradece sobremanera la geometría variable de su turbocompresor, pues en marchas cortas, el Previa es capaz de reaccionar con presteza desde 1.200 rpm, una cifra realmente baja. En buena lógica, en relaciones más largas, la afluencia de fuerza necesaria para ganar velocidad con diligencia ocurre algo más arriba, pero con bastante más de tonelada y media en la báscula, es completamente lógico. En cualquier caso, la progresividad del motor hace olvidar la conducta "turbo" -brusquedad en la transición entre baja y alta presión de soplado- de otras realizaciones todavía existentes en el mercado. Con este Previa ataviado con mecánica turbodiésel, Toyota da uno de los primeros pasos para proponer la que será una de las más concurridas ofertas de vehículos monovolumen o asimilados que marca alguna dispondrá en los próximos tiempos en nuestro mercado. Junto con el Yaris Verso, ya conocido, durante el próximo año la marca japonesa completará su catálogo con el Corolla Verso y el Avensis Verso, todos ellos con mecánicas de gasolina VVTi y gasóleo D-4D. Junto con su extensa gama de turismos, estos modelos de corte familiar deben ayudar al gigante oriental a alcanzar su objetivo de 60.000 unidades vendidas en el mercado español durante el año 2005. A lo largo del año pasado, fueron 126 los Previa que se vendieron, cifra que debe casi triplicarse en éste con la ayuda de esta interesante versión turbodiésel. El motor con que cuenta es ya conocido bajo el capó del Avensis, pero aquí ha recibido algún retoque significativo, como un turbocompresor de geometría variable y una recirculación de gases refrigerada, lo que implica un crecimiento en su rendimiento hasta los 116 CV de potencia, esto es, seis más que en la berlina de la marca. Este motor cumple con la normativa de emisiones Euro 3, válida hasta el año 2005. Su funcionamiento agradece sobremanera la geometría variable de su turbocompresor, pues en marchas cortas, el Previa es capaz de reaccionar con presteza desde 1.200 rpm, una cifra realmente baja. En buena lógica, en relaciones más largas, la afluencia de fuerza necesaria para ganar velocidad con diligencia ocurre algo más arriba, pero con bastante más de tonelada y media en la báscula, es completamente lógico. En cualquier caso, la progresividad del motor hace olvidar la conducta "turbo" -brusquedad en la transición entre baja y alta presión de soplado- de otras realizaciones todavía existentes en el mercado.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.