Contacto: Seat León 4Cupra y Seat Ibiza Cupra R

Al volante de estos dos deportivos se puede pensar que se trata de auténticas bombas, pero os aseguramos que es casi imposible que le estallen al conductor en las manos. Son más rápidos de las que derivan, sí, pero también más seguros y estables.

leoneibizacuprag.jpg
leoneibizacuprag.jpg

“Vaya dos fieras", ese es el pensamiento que se te viene a la cabeza cuando te acercas a estos dos modelos de la marca española Seat. El exterior de ambos coches dice mucho de ellos, cumpliendo al dedillo el refrán que reza “la cara es el espejo del alma". No hay que olvidar que el León 4 Cupra y el Ibiza Cupra R son los máximos exponentes de la gama deportiva de Seat, la que se apellida Cupra. Es más, en el caso del Ibiza, se trata del primer “hijo" que será producido en serie limitada desarrollado por Seat Sport, aunque tan sólo han salido a la calle 200 unidades, de las que 25 se han destinado a España. Nosotros hemos tenido la suerte de conducir una de esas pocas unidades y, la verdad, nos ha encantado.

La “pinta" que tienen estos dos Seat no pasa inadvertida para nadie. Los amantes del tuning no tendrán otro remedio que detenerse a su paso para contemplar las modificaciones estéticas que Seat ha incorporado en estas dos versiones. En los frontales de ambos destacan las rejillas, que imitan la estructura de un panal de abejas, y el faldón, además de, en el caso del Ibiza, la letra que lo identifica en rojo (la R, de “racing"). El León lleva su identificación 4 (de tracción a las cuatro ruedas) y V6 en la parte trasera. Ambos equipan llantas de aleación, de 17 pulgadas en el caso del León y de 16 en el del Ibiza (éstas llevan la firma de Seat Sport). Los neumáticos están pensados para “agarrarse" al firme lo máximo posible, evitando hasta el más mínimo balanceo, gracias a su extra-bajo perfil. Así, el mayor de los dos, el León, calza unos 225/45 ZR, mientras que el pequeño se apoya en unos 205/45 ZR. “Vaya dos fieras", ese es el pensamiento que se te viene a la cabeza cuando te acercas a estos dos modelos de la marca española Seat. El exterior de ambos coches dice mucho de ellos, cumpliendo al dedillo el refrán que reza “la cara es el espejo del alma". No hay que olvidar que el León 4 Cupra y el Ibiza Cupra R son los máximos exponentes de la gama deportiva de Seat, la que se apellida Cupra. Es más, en el caso del Ibiza, se trata del primer “hijo" que será producido en serie limitada desarrollado por Seat Sport, aunque tan sólo han salido a la calle 200 unidades, de las que 25 se han destinado a España. Nosotros hemos tenido la suerte de conducir una de esas pocas unidades y, la verdad, nos ha encantado.

La “pinta" que tienen estos dos Seat no pasa inadvertida para nadie. Los amantes del tuning no tendrán otro remedio que detenerse a su paso para contemplar las modificaciones estéticas que Seat ha incorporado en estas dos versiones. En los frontales de ambos destacan las rejillas, que imitan la estructura de un panal de abejas, y el faldón, además de, en el caso del Ibiza, la letra que lo identifica en rojo (la R, de “racing"). El León lleva su identificación 4 (de tracción a las cuatro ruedas) y V6 en la parte trasera. Ambos equipan llantas de aleación, de 17 pulgadas en el caso del León y de 16 en el del Ibiza (éstas llevan la firma de Seat Sport). Los neumáticos están pensados para “agarrarse" al firme lo máximo posible, evitando hasta el más mínimo balanceo, gracias a su extra-bajo perfil. Así, el mayor de los dos, el León, calza unos 225/45 ZR, mientras que el pequeño se apoya en unos 205/45 ZR.