Contacto: Honda Civic 3 puertas

Como el de cinco puertas, el nuevo Civic de tres adopta una carrocería semejante, con esa tendencia a asemejarse a un monovolumen compacto. Ahora es más pequeño por fuera a base de recortar los voladizos, especialmente el delantero, aunque ha mejorado la habitabilidad interior con más anchura y altura. Se comercializará en septiembre de este año, costará entre 2.400.000 y 2.800.000 ptas y la gama estará compuesta inicialmente por un 1,4 y un 1,6 litros de 90 y 110 CV, respectivamente. En diciembre se incorporará un motor Diesel desarrollado en colaboración con Isuzu.

civic3p_0g.jpg
civic3p_0g.jpg

El objetivo de ganar espacio interior ha llevado a la séptima generación del Civic a perder algo de personalidad propia y atractivo desde el punto de vista estético para mejorar en habitabilidad interior, algo que, especialmente en sensación, está bien logrado a base de un espacio más diáfano, si se puede utilizar este término.

El Civic de tres puertas es 50 mm más corto (4.140 frente a 4.185 de antes) y 50 mm también menor en batalla (2.570 frente a 2.620). A pesar de ello, se anuncia más grande por dentro, porque ha variado otra cota exterior con la que se gana notablemente en sensación de habitabilidad, la altura. Esta se ha visto incrementada en 65 mm (1.440 frente a 1.375), mientras que la anchura total permanece inalterada (1.695 mm). Por su parte, el ancho de vías delantero y trasero ha decrecido (1.468 mm frente a 1.475 y 1.469 frente a 1.475, respectivamente). Como en el cinco puertas , este Civic también tiene suprimido el túnel central en el piso de las plazas traseras, con lo que se gana mucho en comodidad para los pies de los ocupantes de las plazas posteriores, algo que se agradece en coches pequeños.

Otro de los aspectos beneficiados por estos malabarismos con las medidas generales ha sido el maletero, que ha ganado 90 litros de capacidad, ofreciendo ahora 315 en total. Sin embargo, lo más importante es la mayor facilidad para introducir los bultos por la buena boca de carga, porque el portón trasero facilita esa circunstancia, además de que el volumen general es óptimo si se opta por abatir los respaldos de los asientos traseros, con lo que se consigue un espacio de carga bastante plano.

El objetivo de ganar espacio interior ha llevado a la séptima generación del Civic a perder algo de personalidad propia y atractivo desde el punto de vista estético para mejorar en habitabilidad interior, algo que, especialmente en sensación, está bien logrado a base de un espacio más diáfano, si se puede utilizar este término.

El Civic de tres puertas es 50 mm más corto (4.140 frente a 4.185 de antes) y 50 mm también menor en batalla (2.570 frente a 2.620). A pesar de ello, se anuncia más grande por dentro, porque ha variado otra cota exterior con la que se gana notablemente en sensación de habitabilidad, la altura. Esta se ha visto incrementada en 65 mm (1.440 frente a 1.375), mientras que la anchura total permanece inalterada (1.695 mm). Por su parte, el ancho de vías delantero y trasero ha decrecido (1.468 mm frente a 1.475 y 1.469 frente a 1.475, respectivamente). Como en el cinco puertas , este Civic también tiene suprimido el túnel central en el piso de las plazas traseras, con lo que se gana mucho en comodidad para los pies de los ocupantes de las plazas posteriores, algo que se agradece en coches pequeños.

Otro de los aspectos beneficiados por estos malabarismos con las medidas generales ha sido el maletero, que ha ganado 90 litros de capacidad, ofreciendo ahora 315 en total. Sin embargo, lo más importante es la mayor facilidad para introducir los bultos por la buena boca de carga, porque el portón trasero facilita esa circunstancia, además de que el volumen general es óptimo si se opta por abatir los respaldos de los asientos traseros, con lo que se consigue un espacio de carga bastante plano.

El objetivo de ganar espacio interior ha llevado a la séptima generación del Civic a perder algo de personalidad propia y atractivo desde el punto de vista estético para mejorar en habitabilidad interior, algo que, especialmente en sensación, está bien logrado a base de un espacio más diáfano, si se puede utilizar este término.

El Civic de tres puertas es 50 mm más corto (4.140 frente a 4.185 de antes) y 50 mm también menor en batalla (2.570 frente a 2.620). A pesar de ello, se anuncia más grande por dentro, porque ha variado otra cota exterior con la que se gana notablemente en sensación de habitabilidad, la altura. Esta se ha visto incrementada en 65 mm (1.440 frente a 1.375), mientras que la anchura total permanece inalterada (1.695 mm). Por su parte, el ancho de vías delantero y trasero ha decrecido (1.468 mm frente a 1.475 y 1.469 frente a 1.475, respectivamente). Como en el cinco puertas , este Civic también tiene suprimido el túnel central en el piso de las plazas traseras, con lo que se gana mucho en comodidad para los pies de los ocupantes de las plazas posteriores, algo que se agradece en coches pequeños.

Otro de los aspectos beneficiados por estos malabarismos con las medidas generales ha sido el maletero, que ha ganado 90 litros de capacidad, ofreciendo ahora 315 en total. Sin embargo, lo más importante es la mayor facilidad para introducir los bultos por la buena boca de carga, porque el portón trasero facilita esa circunstancia, además de que el volumen general es óptimo si se opta por abatir los respaldos de los asientos traseros, con lo que se consigue un espacio de carga bastante plano.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.