Citroën C5 2.0 HDI Exclusive

La nueva generación del C5 tiene mucho que ver con su antecesor, pues el modelo en sí no cambia, simplemente se estrenan motores Diesel, más equipamientos tecnológicos y nueva imagen.

Citroën C5 2.0 HDI Exclusive
Citroën C5 2.0 HDI Exclusive

El Mondeo es uno de los modelos que otorga mayor habitabilidad a sus ocupantes, incluso más que la que se puede disfrutar en un C5, y eso que estamos ante un coche que es menor en longitud total. En cuanto al motor, rinde unos cuantos caballos de potencia menos, exactamente seis oficiales, pero a la hora de circular esto no se deja notar, pues el propulsor es igual de progresivo. El chasis del Mondeo tiene un enfoque algo más deportivo.Con un precio muy similar, el Primera juega la baza del diseño para ganar clientela. Sus líneas tan especiales le hacen tener tanto detractores como amantes enardecidos. Centrándonos en el aspecto técnico, el Primera equipa un motor de mayor cilindrada y con mayor capacidad de recuperación, aunque las prestaciones son similares. Al igual que el C5, posee un comportamiento bastante burgués que le hace ideal para viajes largos a buen ritmo. El Vectra es uno de los modelos más equilibrados de la competencia. Por un precio ligeramente superior (unos 600 euros) cuenta con un motor con 10 CV oficiales más. Se trata de un 1.9 CDTI de origen Fiat que, aunque posee unos desarrollos algo largos, responde con contundencia cuando se necesita de su poder. Con cifras muy similares en cuanto a habitabilidad respecto al C5, su maletero es algo más pequeño. Finalmente, su bastidor está más enfocado a la conducción deportiva, aunque sin olvidar su origen burgués.El “hermano galo" del C5 comparte con él mecánica y, por tanto, la diferencia prestacional entre uno y otro no es muy notable. Sí que es diferente el bastidor que equipan ambos modelos, lo que otorga a la berlina de Citroën más espacio en las plazas traseras y una mayor capacidad de carga en el maletero. En cuanto a acabado interior, el del Peugeot 407 nos ha parecido de lo mejor del segmento, por lo bien rematado que está y por lo moderno de su diseño.Quizás el Octavia sea el rival más peligros con el que se enfrenta este C5. Es un modelo que tiene un precio inferior y muy atractivo (23.640 euros), una calidad de acabados que no desmerece y la tecnología del Grupo Volkswagen detrás, es decir, motores y chasis. Por esa razón, si la imagen de marca de la automovilística checa y el hecho de que este modelo se asocie con la mayoría de los taxis que circulan por las grandes ciudades no lo impiden, es una de las opciones más atractiva para el potencial cliente.El Mondeo es uno de los modelos que otorga mayor habitabilidad a sus ocupantes, incluso más que la que se puede disfrutar en un C5, y eso que estamos ante un coche que es menor en longitud total. En cuanto al motor, rinde unos cuantos caballos de potencia menos, exactamente seis oficiales, pero a la hora de circular esto no se deja notar, pues el propulsor es igual de progresivo. El chasis del Mondeo tiene un enfoque algo más deportivo.Con un precio muy similar, el Primera juega la baza del diseño para ganar clientela. Sus líneas tan especiales le hacen tener tanto detractores como amantes enardecidos. Centrándonos en el aspecto técnico, el Primera equipa un motor de mayor cilindrada y con mayor capacidad de recuperación, aunque las prestaciones son similares. Al igual que el C5, posee un comportamiento bastante burgués que le hace ideal para viajes largos a buen ritmo. El Vectra es uno de los modelos más equilibrados de la competencia. Por un precio ligeramente superior (unos 600 euros) cuenta con un motor con 10 CV oficiales más. Se trata de un 1.9 CDTI de origen Fiat que, aunque posee unos desarrollos algo largos, responde con contundencia cuando se necesita de su poder. Con cifras muy similares en cuanto a habitabilidad respecto al C5, su maletero es algo más pequeño. Finalmente, su bastidor está más enfocado a la conducción deportiva, aunque sin olvidar su origen burgués.El “hermano galo" del C5 comparte con él mecánica y, por tanto, la diferencia prestacional entre uno y otro no es muy notable. Sí que es diferente el bastidor que equipan ambos modelos, lo que otorga a la berlina de Citroën más espacio en las plazas traseras y una mayor capacidad de carga en el maletero. En cuanto a acabado interior, el del Peugeot 407 nos ha parecido de lo mejor del segmento, por lo bien rematado que está y por lo moderno de su diseño.Quizás el Octavia sea el rival más peligros con el que se enfrenta este C5. Es un modelo que tiene un precio inferior y muy atractivo (23.640 euros), una calidad de acabados que no desmerece y la tecnología del Grupo Volkswagen detrás, es decir, motores y chasis. Por esa razón, si la imagen de marca de la automovilística checa y el hecho de que este modelo se asocie con la mayoría de los taxis que circulan por las grandes ciudades no lo impiden, es una de las opciones más atractiva para el potencial cliente.El Mondeo es uno de los modelos que otorga mayor habitabilidad a sus ocupantes, incluso más que la que se puede disfrutar en un C5, y eso que estamos ante un coche que es menor en longitud total. En cuanto al motor, rinde unos cuantos caballos de potencia menos, exactamente seis oficiales, pero a la hora de circular esto no se deja notar, pues el propulsor es igual de progresivo. El chasis del Mondeo tiene un enfoque algo más deportivo.Con un precio muy similar, el Primera juega la baza del diseño para ganar clientela. Sus líneas tan especiales le hacen tener tanto detractores como amantes enardecidos. Centrándonos en el aspecto técnico, el Primera equipa un motor de mayor cilindrada y con mayor capacidad de recuperación, aunque las prestaciones son similares. Al igual que el C5, posee un comportamiento bastante burgués que le hace ideal para viajes largos a buen ritmo. El Vectra es uno de los modelos más equilibrados de la competencia. Por un precio ligeramente superior (unos 600 euros) cuenta con un motor con 10 CV oficiales más. Se trata de un 1.9 CDTI de origen Fiat que, aunque posee unos desarrollos algo largos, responde con contundencia cuando se necesita de su poder. Con cifras muy similares en cuanto a habitabilidad respecto al C5, su maletero es algo más pequeño. Finalmente, su bastidor está más enfocado a la conducción deportiva, aunque sin olvidar su origen burgués.El “hermano galo" del C5 comparte con él mecánica y, por tanto, la diferencia prestacional entre uno y otro no es muy notable. Sí que es diferente el bastidor que equipan ambos modelos, lo que otorga a la berlina de Citroën más espacio en las plazas traseras y una mayor capacidad de carga en el maletero. En cuanto a acabado interior, el del Peugeot 407 nos ha parecido de lo mejor del segmento, por lo bien rematado que está y por lo moderno de su diseño.Quizás el Octavia sea el rival más peligros con el que se enfrenta este C5. Es un modelo que tiene un precio inferior y muy atractivo (23.640 euros), una calidad de acabados que no desmerece y la tecnología del Grupo Volkswagen detrás, es decir, motores y chasis. Por esa razón, si la imagen de marca de la automovilística checa y el hecho de que este modelo se asocie con la mayoría de los taxis que circulan por las grandes ciudades no lo impiden, es una de las opciones más atractiva para el potencial cliente.El Mondeo es uno de los modelos que otorga mayor habitabilidad a sus ocupantes, incluso más que la que se puede disfrutar en un C5, y eso que estamos ante un coche que es menor en longitud total. En cuanto al motor, rinde unos cuantos caballos de potencia menos, exactamente seis oficiales, pero a la hora de circular esto no se deja notar, pues el propulsor es igual de progresivo. El chasis del Mondeo tiene un enfoque algo más deportivo.Con un precio muy similar, el Primera juega la baza del diseño para ganar clientela. Sus líneas tan especiales le hacen tener tanto detractores como amantes enardecidos. Centrándonos en el aspecto técnico, el Primera equipa un motor de mayor cilindrada y con mayor capacidad de recuperación, aunque las prestaciones son similares. Al igual que el C5, posee un comportamiento bastante burgués que le hace ideal para viajes largos a buen ritmo. El Vectra es uno de los modelos más equilibrados de la competencia. Por un precio ligeramente superior (unos 600 euros) cuenta con un motor con 10 CV oficiales más. Se trata de un 1.9 CDTI de origen Fiat que, aunque posee unos desarrollos algo largos, responde con contundencia cuando se necesita de su poder. Con cifras muy similares en cuanto a habitabilidad respecto al C5, su maletero es algo más pequeño. Finalmente, su bastidor está más enfocado a la conducción deportiva, aunque sin olvidar su origen burgués.El “hermano galo" del C5 comparte con él mecánica y, por tanto, la diferencia prestacional entre uno y otro no es muy notable. Sí que es diferente el bastidor que equipan ambos modelos, lo que otorga a la berlina de Citroën más espacio en las plazas traseras y una mayor capacidad de carga en el maletero. En cuanto a acabado interior, el del Peugeot 407 nos ha parecido de lo mejor del segmento, por lo bien rematado que está y por lo moderno de su diseño.Quizás el Octavia sea el rival más peligros con el que se enfrenta este C5. Es un modelo que tiene un precio inferior y muy atractivo (23.640 euros), una calidad de acabados que no desmerece y la tecnología del Grupo Volkswagen detrás, es decir, motores y chasis. Por esa razón, si la imagen de marca de la automovilística checa y el hecho de que este modelo se asocie con la mayoría de los taxis que circulan por las grandes ciudades no lo impiden, es una de las opciones más atractiva para el potencial cliente.El Mondeo es uno de los modelos que otorga mayor habitabilidad a sus ocupantes, incluso más que la que se puede disfrutar en un C5, y eso que estamos ante un coche que es menor en longitud total. En cuanto al motor, rinde unos cuantos caballos de potencia menos, exactamente seis oficiales, pero a la hora de circular esto no se deja notar, pues el propulsor es igual de progresivo. El chasis del Mondeo tiene un enfoque algo más deportivo.Con un precio muy similar, el Primera juega la baza del diseño para ganar clientela. Sus líneas tan especiales le hacen tener tanto detractores como amantes enardecidos. Centrándonos en el aspecto técnico, el Primera equipa un motor de mayor cilindrada y con mayor capacidad de recuperación, aunque las prestaciones son similares. Al igual que el C5, posee un comportamiento bastante burgués que le hace ideal para viajes largos a buen ritmo. El Vectra es uno de los modelos más equilibrados de la competencia. Por un precio ligeramente superior (unos 600 euros) cuenta con un motor con 10 CV oficiales más. Se trata de un 1.9 CDTI de origen Fiat que, aunque posee unos desarrollos algo largos, responde con contundencia cuando se necesita de su poder. Con cifras muy similares en cuanto a habitabilidad respecto al C5, su maletero es algo más pequeño. Finalmente, su bastidor está más enfocado a la conducción deportiva, aunque sin olvidar su origen burgués.El “hermano galo" del C5 comparte con él mecánica y, por tanto, la diferencia prestacional entre uno y otro no es muy notable. Sí que es diferente el bastidor que equipan ambos modelos, lo que otorga a la berlina de Citroën más espacio en las plazas traseras y una mayor capacidad de carga en el maletero. En cuanto a acabado interior, el del Peugeot 407 nos ha parecido de lo mejor del segmento, por lo bien rematado que está y por lo moderno de su diseño.Quizás el Octavia sea el rival más peligros con el que se enfrenta este C5. Es un modelo que tiene un precio inferior y muy atractivo (23.640 euros), una calidad de acabados que no desmerece y la tecnología del Grupo Volkswagen detrás, es decir, motores y chasis. Por esa razón, si la imagen de marca de la automovilística checa y el hecho de que este modelo se asocie con la mayoría de los taxis que circulan por las grandes ciudades no lo impiden, es una de las opciones más atractiva para el potencial cliente.