Chevrolet Kalos 1.4 16v Sport 3p

El Kalos Sport no es tan fiero como parece, pero se defiende. Una mecánica suficiente (casi 100 CV) y un aspecto “pintón" son sus bazas más destacables.

Chevrolet Kalos 1.4 16v Sport 3p
Chevrolet Kalos 1.4 16v Sport 3p

Chevrolet no se ha esmerado en dotar al Kalos Sport de un interior con aire deportivo. De hecho, en el salpicadero, por ejemplo, no hay concesiones a un diseño más radical, ni siquiera para indicar que estamos ante la versión rácing del modelo. Sin embargo, dejando aparte este asunto, lo cierto es que, objetivamente, el interior del Kalos Sport está bien resuelto. Gracias a la combinación de plásticos de tres colores y diferentes texturas, se consigue armonía y buen aspecto.El volante tampoco es deportivo; resulta demasiado grande, aunque los materiales utilizados le confieren una pizca de elegancia (cuero e incrustaciones de metal mate). El puesto de conducción es cómodo y no sólo porque los asientos lo sean, sino porque tenemos a mano todos los elementos. Se perciben, además, los relojes y demás los marcadores correcta y claramente. Sobre el cuentavueltas y el velocímetro se ha colocado una “visera" que evita los problemas con los reflejos del sol que encontrábamos en otros modelos de la marca. En la parte central del salpicadero se sitúan los testigos que normalmente hallamos junto a cuentavueltas y velocímetro: aceite, batería, motor, cinturón de seguridad. Aunque ya hemos comentado que el interior no nos disgusta, sí encontramos detalles que no esperábamos. Por ejemplo, los tiradores de las puertas en un plástico demasiado básico o los soportes de los cinturones de seguridad. También hay elementos que le hacen ganar puntos, como la multitud de huecos que hay: junto al botón de los retrovisores eléctricos encontramos espacio para las tarjetas de crédito, en la consola central hay un portalatas, las guanteras de las puertas no andan mal de tamaño...El maletero tiene una capacidad de 230 litros, una cifra más que aceptable para un modelo de esta categoría.Uno de los problemas a los que se enfrentan los viajeros de las plazas traseras es el acceso a las mismas cuando tenemos carrocerías de sólo tres puertas. En este caso, las puertas delanteras se abren bastante, el mecanismo de abatimiento del asiento es sencillo (basta con levantar un tirador), pero la banqueta no se desplaza todo lo deseable. Como conclusión: el acceso, si no estamos en plena forma, resulta complicado. Chevrolet comercializa en nuestro país siete versiones de Kalos combinando dos motores de gasolina (un 1.2 de 72 CV y un 1.4 de 94 CV), dos carrocerías (tres y cinco puertas), dos acabados (SE y SX) y una terminación -Sport- sólo disponible para la carrocería tres puertas, que es precisamente la que hemos probado. El rango de precios de esta gama está entre 9.750 euros del Kalos de acceso y 12.800 euros del Sport, que tiene el mismo precio que el 1.4 de cinco puertas SX.

Te ofrecemos dos interesantes enlaces: uno con la gama de vehículos que vende Chrevrolet en nuestro país y otro la oferta de los Kalos. Además, hasta final de año, la marca regala el navegador Tom Tom en todos sus coches.

LO MEJOR

* Aspecto rácing
* Entrega de par
* Acabados cuidados

LO PEOR

* Dirección lenta
* Tacto de los pedales
* Posición al volante elevada

Chevrolet no se ha esmerado en dotar al Kalos Sport de un interior con aire deportivo. De hecho, en el salpicadero, por ejemplo, no hay concesiones a un diseño más radical, ni siquiera para indicar que estamos ante la versión rácing del modelo. Sin embargo, dejando aparte este asunto, lo cierto es que, objetivamente, el interior del Kalos Sport está bien resuelto. Gracias a la combinación de plásticos de tres colores y diferentes texturas, se consigue armonía y buen aspecto.El volante tampoco es deportivo; resulta demasiado grande, aunque los materiales utilizados le confieren una pizca de elegancia (cuero e incrustaciones de metal mate). El puesto de conducción es cómodo y no sólo porque los asientos lo sean, sino porque tenemos a mano todos los elementos. Se perciben, además, los relojes y demás los marcadores correcta y claramente. Sobre el cuentavueltas y el velocímetro se ha colocado una “visera" que evita los problemas con los reflejos del sol que encontrábamos en otros modelos de la marca. En la parte central del salpicadero se sitúan los testigos que normalmente hallamos junto a cuentavueltas y velocímetro: aceite, batería, motor, cinturón de seguridad. Aunque ya hemos comentado que el interior no nos disgusta, sí encontramos detalles que no esperábamos. Por ejemplo, los tiradores de las puertas en un plástico demasiado básico o los soportes de los cinturones de seguridad. También hay elementos que le hacen ganar puntos, como la multitud de huecos que hay: junto al botón de los retrovisores eléctricos encontramos espacio para las tarjetas de crédito, en la consola central hay un portalatas, las guanteras de las puertas no andan mal de tamaño...El maletero tiene una capacidad de 230 litros, una cifra más que aceptable para un modelo de esta categoría.Uno de los problemas a los que se enfrentan los viajeros de las plazas traseras es el acceso a las mismas cuando tenemos carrocerías de sólo tres puertas. En este caso, las puertas delanteras se abren bastante, el mecanismo de abatimiento del asiento es sencillo (basta con levantar un tirador), pero la banqueta no se desplaza todo lo deseable. Como conclusión: el acceso, si no estamos en plena forma, resulta complicado. Chevrolet comercializa en nuestro país siete versiones de Kalos combinando dos motores de gasolina (un 1.2 de 72 CV y un 1.4 de 94 CV), dos carrocerías (tres y cinco puertas), dos acabados (SE y SX) y una terminación -Sport- sólo disponible para la carrocería tres puertas, que es precisamente la que hemos probado. El rango de precios de esta gama está entre 9.750 euros del Kalos de acceso y 12.800 euros del Sport, que tiene el mismo precio que el 1.4 de cinco puertas SX.

Te ofrecemos dos interesantes enlaces: uno con la gama de vehículos que vende Chrevrolet en nuestro país y otro la oferta de los Kalos. Además, hasta final de año, la marca regala el navegador Tom Tom en todos sus coches.

LO MEJOR

* Aspecto rácing
* Entrega de par
* Acabados cuidados

LO PEOR

* Dirección lenta
* Tacto de los pedales
* Posición al volante elevada