BMW 320td Compact

innegable que el Diesel le está ganando la partida a la gasolina. Sin embargo, muchos conductores siguen buscando algo más que un consumo reducido y optan por modelos de carácter y diseño deportivos. El BMW 320td Compact combina los tres aspectos a la perfección, aunque esta perfección tenga un precio, 25.800 euros.

BMW 320td Compact
BMW 320td Compact

Más compacto que el BMW y de formas bastante más vistas, el A3 es un interesante rival por la parte del precio. Cuesta algo menos que el Compact y ofrece unas prestaciones que, aunque no son tan brillantes, no le van para nada a la zaga. Mucho más caro, y también más lujoso, el Mercedes no es, en cambio, tan vivo de reacciones como el BMW. Su velocidad punta se aproxima, lo mismo que su poentecia oficial, pero en aceleraciones pierde la partida. Por potencia, prestaciones y consumos, el más equiparable al BMW. Además, es notablemente más barato. Sin embargo, no puede igualarle en confort, acabados y calidad de materiales. Más compacto que el BMW y de formas bastante más vistas, el A3 es un interesante rival por la parte del precio. Cuesta algo menos que el Compact y ofrece unas prestaciones que, aunque no son tan brillantes, no le van para nada a la zaga. Mucho más caro, y también más lujoso, el Mercedes no es, en cambio, tan vivo de reacciones como el BMW. Su velocidad punta se aproxima, lo mismo que su poentecia oficial, pero en aceleraciones pierde la partida. Por potencia, prestaciones y consumos, el más equiparable al BMW. Además, es notablemente más barato. Sin embargo, no puede igualarle en confort, acabados y calidad de materiales. Más compacto que el BMW y de formas bastante más vistas, el A3 es un interesante rival por la parte del precio. Cuesta algo menos que el Compact y ofrece unas prestaciones que, aunque no son tan brillantes, no le van para nada a la zaga. Mucho más caro, y también más lujoso, el Mercedes no es, en cambio, tan vivo de reacciones como el BMW. Su velocidad punta se aproxima, lo mismo que su poentecia oficial, pero en aceleraciones pierde la partida. Por potencia, prestaciones y consumos, el más equiparable al BMW. Además, es notablemente más barato. Sin embargo, no puede igualarle en confort, acabados y calidad de materiales.