BMW 318i 4 p

La firma BMW ha registrado en los diez primeros meses del año uno de los incrementos más significativos en cuanto a ventas se refiere en el mercado europeo. En lo que va de año la marca bávara ha vendido 443.016 unidades, un 4 por ciento más que en las mismas fechas de 2000. Uno de los culpables de estas ventas positivas, teniendo en cuenta la actual situación de los mercados automovilísticos, es el BMW 318i, un vehículo equipado con un potente motor de gasolina, unos acabados excepcionales y una comodidad y unas prestaciones envidiables.

BMW 318i 4 p
BMW 318i 4 p

Pese a disponer de tracción trasera, los ingenieros de BMW han cuidado de manera especial que el vehículo se comporte como un tracción delantera. Además, han modificado la dirección para hacerla casi telepática a las órdenes del conductor mediante cualquier ligero movimiento de volante. Con ello han conseguido, nada más y nada menos, un vehículo divertido y agradable de conducir. Si levantáramos el pie del acelerador o frenáramos de manera fuerte en una curva, el coche se desmandaría como un tracción delantera. De todas formas, para que esto ocurriera debería estar desconectado el control de tracción (un botón situado en el salpicadero con la nomenclatura DSC y situado debajo uno de los huecos de la consola central). El control de tracción y el sistema MSR se ocupan de optimizar la fuerza que la caja de cambios envía a cada uno de los ejes. El control de tracción reparte la fuerza entre ejes de la manera más conveniente; el sistema MSR se ocupa de no bloquear las ruedas traseras en caso de reducción brusca de las marchas. Ambos sistemas inciden junto con el peso (1.350 kilogramos) en una estabilidad admirable.

Las suspensiones de este modelo amortiguan los desniveles de las carreteras incidiendo en la sensación de seguridad y de estabilidad, aunque los baches de las vías pasan más inadvertidos a más velocidad que a menos, momento en el que el coche lee los desniveles de manera más profusa y precisa. El BMW 318i monta frenos de disco ventilados delante y detrás. La resistencia de éstos y el tacto son agradables, consiguiendo unas distancias de frenado de 73 metros desde una velocidad de 140 kilómetros en algo menos de cuatro segundos; todo ello sin que la estabilidad del vehículo se vea comprometida. Dispone, eso sí, de sistema antibloqueo de frenos que contribuye a las frenadas más efectivas. La tracción trasera sólo se hace patente, a efectos de conducción, en las aceleraciones puras, donde se nota la fuerza en el eje trasero, pasadas las 2.000 vueltas y el primer cambio de marcha no se aprecia el tipo de tracciónQué duda cabe que los neumáticos también tienen algo que ver en la sensación de seguridad y de estabilidad. El 318i monta unos 205/ 55 sobre llantas de aleación de 16 pulgadas. En cuanto a comportamiento, en carreteras este 318i se defiende de manera eficiente, permitiendo una conducción relajada y unas velocidades de crucero altas, a pesar de los posibles desniveles del terreno, que apenas afectan a las prestaciones del coche. Mantener velocidades de 150 – 160 kilómetros por hora no resulta complicado y es posible que cruceros superiores tampoco sean obstáculo. La calidad de sonido dentro del vehículo a estas velocidades es muy buena y apenas suena de manera desagradable. Es más, el ruido del motor y del exterior es casi imperceptible (66,7 dB a 120 kilómetros por hora o 69,3 dB a 140 kilómetros por hora). Las recuperaciones también son destacables, sobre todo en las marchas más largas, que son las que se usan en este tipo de trazados. Tarda en recuperarse desde 80 kilómetros por hora a 120 kilómetros por hora unos 10 segundos de 3ª a 4ª y apenas 7 segundos, si se recupera de 4ª a 5ª. Este es su hábitat natural: no hay que darle más vueltas. En ciudad se defiende, pero menos. A bajas vueltas el sonido del motor resulta, cuando está frío, poco agradable, aunque esto dura escasos minutos. Las reacciones del motor, por debajo de las 2.000 vueltas, son poco dinámicas, pero ello no quiere decir, ni mucho menos, que se trate de un vehículo torpe en ciudad. Por dimensiones (4,471 metros de longitud; 1,739 metros de anchura y 1,415 metros de altura) se trata de una berlina de manejo más que cómodo de vías urbanas, aunque éstas sean un tanto estrechas. La visibilidad a bordo del vehículo resulta buena y la regulación eléctrica de los espejos permite el control de la situación en cualquier situación por dispar que parezca. Aparcar representa un problema en el mismo grado que con cualquier otro coche, pero este 318i tiene a su favor la precisión de su dirección y la buena visibilidad tanto por delante como por detrás desde el puesto de conducción.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.