Audi Q4 50 e-tron quattro: superprueba con todos los datos del nuevo SUV

Tras los exclusivos e-tron y GT e-tron, el Q4 e-tron abre la puerta de entrada a la movilidad 0 emisiones total en Audi, un SUV a caballo entre los convencionales Q3 y Q5.

Audi Q4 50 e-tron quattro
Audi Q4 50 e-tron quattro

Poco a poco las gamas de los fabricantes están cambiando de “era”. La electrificación está definiendo al nuevo automóvil y reconvirtiendo al automovilista, que debe también evolucionar para entender y aceptar el automóvil eléctrico como un nuevo modo de transporte que conlleva (por ahora) otras necesidades, diferentes hábitos y nuevos compromisos. Ante esta nueva experiencia, se da continuidad al automóvil como lo conocemos, en el que también su conducción, su confort o su practicidad son, entre otros, los mismos aspectos a valorar.

Consulta las mejores ofertas de vehículos nuevos de Audi y ahorra de media algo más de 7.000 euros

El Q4 e-tron podría pasar perfectamente por ser otro Q más de la variada gama SUV de Audi. En su caso, está desarrollado sobre una base específicamente eléctrica, en concreto la plataforma MEB sobre la que el Grupo VW quiere popularizar el coche eléctrico a través de todas sus marcas (Skoda Enyaq y VW ID.4 serían por ahora los equivalentes al Q4 e-tron). Sus medidas le posicionan entre el Q3 y el Q5. Es un modelo familiar medio (4,6 metros de largo) con muy buen maletero y plazas traseras, con un diseño y una presentación interior más sofisticados que los modelos convencionales; transmite una alta calidad general y, centrándonos ya en esta versión 50 e-tron quattro, ofrece esos otros valores de la marca, como una tracción integral o un tacto de conducción cuidadosamente deportivo. 

Audi Q4 50 e tron quattro (10)
Audi Q4 50 e-tron quattro

Su naturaleza eléctrica realza el agrado de conducción y la misma calidad de rodadura del Q4. Es algo común entre los coches eléctricos que el inicio de marcha, el posterior desplazamiento o la respuesta al acelerador sean momentos que llenen de exquisitez la conducción. En este sentido, el Q4 es soberbio. Esta versión de 299 CV (motor delantero de 109 CV y trasero de 204) en condiciones normales se desplaza solo con tracción trasera. El empuje es instantáneo y muy consistente. Y se basta para desenvolverse con agilidad y solvencia aprovechando solo el 25 por ciento de su fuerza, como podemos ver a través del cuadro de relojes en lo que sería el cuentarrevoluciones de un coche térmico.

PRESTACIONES Audi Q4 50 e-tron quattro 299 CV
Aceleración 0-100 km/h 6,59 s
Aceleración 0-400 m 14,75 s
Aceleración 0-1000 m 27,11 s
Aceleración 0-120 km/h 8,83 s
Frenada 140-0 km/h 75,29 m
Frenada 100-0 km/h 38,45 m

 

TODA LA INFORMACIÓN SOBRE EL KIA E-NIRO

El motor delantero, de tipo asíncrono, tecnología que destaca por su capacidad de sobrecarga en periodos breves y por las mínimas pérdidas de arrastre cuando está inactivo, apenas entra en funcionamiento solo si aparecen pérdidas de tracción detrás o cuando demandamos mucha potencia, convirtiéndose entonces en un dragster en la corta y media distancia, hasta 180 km/h, cuando corta su progresión para no dilapidar la carga de la batería.

AUDI Q4 E-TRON: DE CONDUCTOR

La conducción del coche eléctrico se ha convertido en una tarea aséptica. Se disfrutan por esa calidad de funcionamiento que surge de la suavidad y nula sonoridad mecánica. Y por sus características, también por la “sólida finura” de  rodadura. El Q4 es uno más en este sentido, un coche que te lleva a disfrutar del simple desplazamiento, pero es su caso también de la conducción más que en otros modelos. Según el modo de conducción, modifica las leyes de actuación de diferentes parámetros (dirección y amortiguación activa si dispone de ella) y además la intensidad de la frenada regenerativa. En Eficiency, rueda a vela al desacelerar, y en Dynamic, retiene como una frenada media, lo que en tramo revirado naturaliza mucho una conducción dinámica al retener antes de afrontar una curva. En el cambio se puede seleccionar una retención mayor (B), equivalente a una frenada de 0,3 g, también muy cómodo para conducir en ciudad prácticamente sin pisar el pedal del freno (retiene hasta 5 km/h) o retener en bajadas muy pronunciadas. En los modos Confort y Automático, la retención se ajusta al trazado y a los coches que nos preceden. Además, el Q4 dispone de levas en el volante que permiten regular puntualmente la retención (vela y tres niveles, 0,6, 0,10 y 0,15 g) en cada momento.

Audi Q4 50 e tron quattro interior (13)
Audi Q4 50 e-tron quattro

El Q4 se siente más deportivo o dinámico también por la respuesta de su chasis. Con las enormes llantas de 21 pulgadas, la amortiguación activa y la dirección progresiva, que se vuelve más rápida a medida que giramos el volante, el Q4 combina un aplomo con una agilidad de reacciones extraordinaria. No esconde su peso, pero sí guía muy bien sus inercias y resulta muy estimulante conducirlo realmente rápido. Puedes apreciar el trasiego de par entre ejes por el gráfico que tiene en cuadro de relojes, no porque suponga romper con la fluidez que presenta en todo momento, quizá también por la intervención de una electrónica que pasa desapercibida. Hasta el pedal del freno tiene un tacto mucho más natural de lo que acostumbran otros coches eléctricos, con un recorrido más firme que el del mismo VW ID.3. Entre tanta tecnología y gran funcionamiento y rendimiento, llaman la atención los tambores traseros, pero ni la potencia ni la resistencia de los frenos resultan cuestionables.

CONSUMOS Audi Q4 50 e-tron quattro 299 CV
Urbano 14,9 kWh/100 km
Carretera 22,5 kWh/100 km
Medio 19,0 kWh/100 km
Autonomía media 405 km

 

AUDI Q4 E-TRON: A LA CARGA

Como en todo eléctrico, el consumo de kilowatios y la posterior recarga de la batería es lo que más puede condicionar el verdadero placer de conducir el Q4 e-tron. Esta versión 50 e-tron quattro recurre a la mayor batería disponible en la plataforma MEB, un conjunto de 12 módulos que almacenan 82 kWh (77 útiles)… y pesa 500 kilos (está ubicada entre los ejes, bajo el piso, centrando y bajando el centro de gravedad). El consumo es tan variable en los eléctricos, que resulta complicado definir una autonomía media del Q4 e-tron, pero sí parece que sea capaz en condiciones habituales conseguir autonomías de unos 350 kilómetros. Nos hemos movido por debajo de 20 kWh/100 km en el día a día urbano con tramos de circunvalación sin hacer uso de la climatización (casi 400 km), pero también por encima de 25 kWh/100 km en autopista y carretera secundaria, lo que llevaría a dejar la autonomía por debajo de los 300 km. Y ya sabemos que las temperaturas muy bajas influyen negativamente también mucho

¿PAGAS DEMASIADO POR TU SEGURO? ENTRA EN NUESTRO COMPARADOR Y AHORRA YA

Esta versión 50 e-tron quattro admite cargas súper rápidas de CC de hasta 125 kW de potencia, que en 38 minutos cargaría la batería de 0 al 80%. Estos suministros no están muy extendidos por nuestro país, apenas se pueden hacer en las estaciones Ionity de la que Audi participa con otros fabricantes. En 53 minutos nosotros hemos cargado del 17% al 100%, con un coste de 53€ (0,79 céntimos el kWh), un precio que se puede reducir mucho con una tarifa de fidelización (17 euros fijos al mes y 0,31 céntimos el kWh). El Q4 admite carga de CA en postes públicos de hasta 11 kW (7,5 horas una carga completa). En casa, en función a la potencia contratada, el tiempo se puede disparar por encima de 15 horas. Dónde y durante cuánto tiempo cargar sigue siendo el mayor inconveniente, aunque en este sentido se ha mejorado mucho, con infraestructuras que empiezan a facilitarlo. Las cargas nocturnas en nuestro domicilio (entre 8 y 10 horas) pueden servir para unos 100 kilómetros de autonomía, pero saben a poco. En definitiva, el Q4 resulta tan rotundo en todos los aspectos y tan capaz en todos los entornos como coche familiar, de viaje, o de puro placer, que “repostar” sigue pesando mucho.

ESPACIO Audi Q4 50 e-tron quattro 299 CV
Anchura delantera 144 cm
Anchura trasera 134 cm
Altura delantera 94-104 cm
Altura trasera 95 cm
Espacio piernas 79 cm
Maletero 490 litros

 

Audi Q4 50 e tron quattro (5)

Galería relacionada

Audi Q4 50 e-tron quattro: a prueba el nuevo SUV eléctrico

Ya se conocen los nombres de los siete coches finalistas al premio Coche del Año en Europa 2022

Relacionado

Finalistas al Coche del Año en Europa 2022: seis de los siete candidatos, ¡eléctricos!

Los mejores vídeos