Audi A6 3.2 FSI Quattro Tiptronic

Más grande, cómodo y atractivo, el nuevo A6 supera en todos los apartados al modelo precedente. El 3.2 FSI de inyección directa de gasolina dotado de tracción total y cambio Tiptronic resulta simplemente delicioso.

Audi A6 3.2 FSI Quattro Tiptronic
Audi A6 3.2 FSI Quattro Tiptronic

Es la tercera ocasión que Audi actualiza el A6, pero en esta ocasión los cambios van más lejos de un simple lavado de cara. El A6, que nació como una evolución del modelo 100 en el año 97, recibió un ligero restyling en el año 2001 a la vez que actualizaba algunas de sus mecánicas.

La versión de 2004, aunque ha supuesto una profunda evolución en materia de tecnología, no representa una ruptura con la imagen mostrada en le versión precedente. Los trazos diseñados por Walter de Silva han permitido una actualización estética conservadora, pero, a la vez, muy moderna. Nuevas formas para nuevos tiempos. Más deportivo, más dinámico, capaz de atraer a un público algo más joven (aunque no debemos olvidarnos de que estamos hablando de una versión que supera los 51.000 euros). Cambiar sin que se note es la máxima adoptada por los responsables de diseño de las marcas del grupo Volkswagen en los últimos tiempos, que parece estar funcionando bastante bien. Lo hemos visto en modelos como el A4, en el Volkswagen Golf o en el Skoda Octavia. Tan sólo Seat, con un posicionamiento diferente y un planteamiento de marca más diferenciado, se ha atrevido a romper con el pasado, si bien el nuevo estilo reflejado en al Altea tendrá continuidad en otros productos como el Toledo, León, etc.

Centrándonos en el modelo que hoy nos ocupa, lo más relevante de la nueva edición son sus dimensiones y formas. Con longitud aumentada, que redunda especialmente en la distancia entre ejes, el A6 tiene mucho más empaque. También es bastante más ancho, lo que ha permitido un mayor espacio para los ocupantes y, sobre todo, un aspecto mucho más robusto y deportivo.

Muy significativa es la elegante parrilla delantera, que ha dado lugar al actual ADN de la marca, inspirada en modelos Autounión de los años 30 y más recientemente “rescatada" en el concept Nuvolari. El diseño de la nueva parrilla, de espectaculares dimensiones –aunque se encuentra dividida horizontalmente por el paragolpes para minimizar riesgos-, ha obligado a reorganizar el resto de los elementos, como grupos ópticos, faldones, etc.

El lateral y la trasera son las partes más conservadoras. La zona del techo mantiene el arco característico del A6 con trazos descendientes hacia la zona del maletero que proporcionan un aspecto más cercano a un coupé que a una berlina, pues el tercer volumen, que alberga un maletero de excelente capacidad, se encuentra muy bien integrado. Si la carrocería destaca por su elegancia, el interior brilla por su calidad, amplitud y terminación. Mantiene el clásico diseño de Audi, arropado en esta ocasión por finos y elegantes detalles en aluminio anodinado, buena disposición de los elementos y completo equipamiento de serie. Llama la atención la posición de la llave de contacto, que, aunque es convencional, se inserta en el propio salpicadero en lugar de en la caña de la dirección, o el freno de estacionamiento, que en este caso es de accionamiento eléctrico. De serie ofrece sistema de climatización independiente para cada plaza, fácil de regulación y elevada potencia, lo que permite alcanzar la temperatura deseada en un corto periodo de tiempo. El sistema MMI (Multimedia Interface) permite controlar bastantes funciones del vehículo, cuyas órdenes se reflejan en una pantalla de grandes dimensiones situada en el centro del salpicadero. Aunque su uso requiere un cierto periodo de adaptación, una vez conocido no plantea ningún problema de manejo.Las múltiples regulaciones de volante y asiento permiten encontrar una postura de conducción muy cómoda, con suficiente espacio y con todos los mandos relevantes al alcance de la mano. Por su parte, los asientos delanteros recogen bien el cuerpo y resultan cómodos para realizar largos desplazamientos. Disponen de larga banqueta, respaldo alto y proporcionan buena sujeción lateral. Los traseros, por su parte, son muy cómodos, ya que disponen de mucho espacio tanto en anchura como en distancia para las piernas, aunque sólo son aptos para dos ocupantes con la máxima holgura, pues su disposición no permite que un tercero ocupe la plaza central con suficiente anchura. Mención aparte merece el maletero, con una capacidad de 530 litros, amplia boca de carga, formas bastante regulares y excelente terminación. Sin ser descomunal, permite transportar el equipaje de una familia sin problemas.

Los mejores vídeos