Volvo XC90 D5 AWD contra Audi Q7 3.0 TDI Quattro Tiptronic

Volvo XC90 y Audi Q7 vienen a revolucionar el segmento SUV con tecnologías, diseño y cualidades dinámicas de nivel, pero lo mejor está en sus habitáculos.
Pablo Mallo.

Twitter: @p__mallo. Fotos: Mikael Helsing. -

Volvo XC90 D5 AWD contra Audi Q7 3.0 TDI Quattro Tiptronic
Volvo XC90 D5 AWD contra Audi Q7 3.0 TDI Quattro Tiptronic

En esta prueba comparativa te contamos cómo son los actuales reyes indiscutibles del segmento SUV, quizá con un planteamiento algo excesivo, pero con un sinfín de cualidades que los convierten en modelos muy deseables. Por supuesto, la tecnología que encierran es uno de sus atractivos principales, pero no el único. No hay que olvidar que se trata de los SUV de lujo más modernos del panorama actual..

Volvo XC 90 D5 AWD contra Audi Q7 3.0 TDI Quattro TiptronicAl entrar en el Volvo XC90 resulta imposible no fijarse en la enorme pantalla central dispuesta en vertical. Casi no hay botones en el salpicadero, ya que la mayoría de funciones se engloban en ella. Si te gusta "trastear" en tu tablet, irás directamente a bucear por menús y submenús incluso antes de arrancar, y te sentirás como en el salón de casa. La respuesta al manejo táctil es excelente, rápida y fluida, incluso al hacer zoom con dos dedos en el mapa del navegador. Hay iconos que puedes cambiar de sitio arrastrándolos, y todo está organizado de manera intuitiva. Se pueden configurar un gran número de elementos, desde los distintos sistemas de seguridad y confort, hasta un modo de conducción Individual, pasando por la iluminación ambiental de 7 colores que, si quieres, se sincroniza con la temperatura del habitáculo. Se nota muy elaborado, aunque en mi opinión, se ha sacrificado funcionalidad por diseño al eliminar tantos pulsadores físicos, pues el simple hecho de regular la temperatura del climatizador requiere demasiada atención y apartar la vista de la carretera durante más tiempo del que nos gustaría. Por suerte, el Volvo XC90 está plagado de asistentes activos de seguridad que, en caso de "despiste", te mantienen dentro del carril y, si te acercas demasiado a un obstáculo, avisan o frenan. Y siempre queda la opción de utilizar órdenes vocales, con una gama de comandos tan amplia que te permite controlar incluso el climatizador.

El Audi Q7 sigue fiel al mando rotativo que tan buen resultado ha dado a la marca de los cuatro aros desde el principio, aunque se ha añadido una superficie táctil justo delante cuyo manejo no acaba de convencer. Los menús se han reorganizado y a través de ellos se accede a todavía más funciones que en el Volvo, que ya es decir. La pantalla, por su parte, no es tan grande, pero está posicionada más alta y no requiere desviar tanto la vista de la carretera. Curiosamente, el Audi Q7 ofrece más sistemas de seguridad y asistentes que su rival sueco, entre ellos un aviso para los pasajeros en caso de que intenten abrir la puerta y un vehículo se aproxime por detrás, un asistente para maniobrar con remolque, o una ayuda de esquiva de obstáculos que incrementa el ángulo de la dirección si el conductor no ha girado suficiente. Tampoco hay que olvidar que puede disponer de dirección a las cuatro ruedas, algo que te hace olvidar completamente sus dimensiones al maniobrar y circular por ciudad, donde se desenvuelve como un utilitario, excepto a la hora de encontrar un hueco lo suficientemente grande para aparcar. 

Motores del Volvo XC90 D5 AWD y Audi Q7 3.0 TDI

En lo que respecta a las mecánicas, los 6 cilindros del Audi, frente a 4 del Volvo, se notan más refinados, con un sonido más agradable y ausencia casi total de vibraciones, incluso en frío. También dispone de mayor cilindrada y es más rápido, aunque consume más. Y eso que cuenta con un sofisticado asistente de eficiencia que te indica cuándo debes dejar de acelerar para llegar a la velocidad adecuada a la siguiente señal de limitación, rotonda o curva cerrada, sin tocar el freno, aprovechando al máximo la inercia acumulada. También el control de crucero activo se beneficia de esta especie de "horizonte electrónico", con lo que puede adaptar el ritmo de manera predictiva. Parece magia, al igual que el modo "punto muerto inteligente", que tiene en cuenta el tráfico para decidir el momento oportuno de acoplar o desacoplar la transmisión. A su lado, la función de "inercia" del Volvo XC90 no resulta tan confortable. Igual ocurre con el asistente de atascos presente en ambos, de funcionamiento más brusco en el Volvo a la hora de detener el coche. 

Volvo XC 90 D5 AWD contra Audi Q7 3.0 TDI Quattro TiptronicUna vez en marcha, el Volvo XC90 te conecta más con la carretera. No destaca especialmente por su confort de suspensiones, pero es más ligero que el Audi Q7 y, en caso de realizar una conducción muy dinámica por zonas reviradas, resulta más satisfactorio por bastidor (no por cambio, ni por motor), ya que frena mejor y sus reacciones son más directas e inmediatas. El Audi Q7, por su parte, se especializa en lograr un confort sin igual, al menos con la suspensión neumática opcional que equipaba nuestra unidad (no hemos probado la del Volvo XC90). Eso no quiere decir que le falte agilidad o precisión, aunque no hay que olvidar su peso si avivas el ritmo en exceso, 2,3 toneladas en nuestra báscula. En cualquier caso, ambos superan con creces el dinamismo que te esperas de un vehículo de semejantes dimensiones y planteamiento familiar. 

Interiores del Volvo XC90 D5 AWD y Audi Q7 3.0 TDI

En cuanto al interior, las ligeras diferencias de habitabilidad no son determinantes. El Volvo XC90 ofrece algo más de maletero y espacio longitudinal en la 3ª fila de asientos, pero menos anchura en todas las plazas. Más llamativos son los acabados, en los que hay que reconocer al Audi Q7 un mayor cuidado incluso en zonas que no quedan al alcance de la vista, además de contar con accionamiento eléctrico para los dos asientos de la 3ª fila y para la bandeja cubremaletero, de modo que resulta mucho más fácil modular su habitáculo. Esto es, sin duda, en lo que nunca les superarán las berlinas de lujo convencionales, por mucho que acaben adoptando la misma tecnología que han estrenado estos dos colosos.

También te puede interesar

Audi Q7: toda la gama

Volvo XC90: toda la gama

Volvo XC90 Excellence, el SUV más lujoso 

Volvo XC90 y Audi Q7, cinco estrellas EuroNCAP 

Nuevo Audi Q7, 10 razones para ser el más fuerte 

El Audi Q7 que menos gasta

 

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...