Volvo V60 Cross Country (primera prueba): atractivo campero

El Volvo V60, y en breve también el S60, reciben sus logradas versiones Cross Country, para clientes amantes de vehículos con aire todo terreno.
Eduardo Azpilicueta -
Volvo V60 Cross Country (primera prueba): atractivo campero
Volvo V60 Cross Country (primera prueba): atractivo campero

En Volvo se satisface al máximo la actual demanda de vehículos ‘altos’, sean SUVs de aspecto visual todo terreno como los XC, o, como en este caso, vistosos camperos. Con la particularidad inusual, en el caso de la familia 60, de que también hay un S60 Cross Country berlina, que vendrá un poco más tarde y con menos versiones. La demanda se centrará en el V60 Cross Country, como es lógico por su carrocería familiar más práctica.

Para buscar una cierta funcionalidad fuera de carretera (lo que aumentaría con neumáticos más apropiados que los de puro asfalto), estas versiones de V60 incrementan en 65 mm su distancia al suelo hasta dejarla en 201 mm. Lo que no les priva de una estética dinámica y atractiva, acentuada por sus protecciones periféricas en los bajos y sus anchos pasos de rueda subrayados por guarniciones negras. Atrás, dichas protecciones, que incluyen el logo Cross Country, asemejan el difusor aerodinámico de un deportivo, a lo que ayuda las dos vistosas salidas de escape integradas.

Dentro

Los Cross Country son también atractivos por dentro, con aspecto de calidad y diseño típicamente nórdico, y ofrecen una buena habitabilidad, con anchura útil trasera que sugiere la posibilidad de tres ocupantes. Los asientos delanteros de corte deportivo sujetan bien lateralmente. La clara instrumentación puede ser digital (en la versión Summum) y cambiar de color con el modo de conducción elegido. Como el V60, con 4,64 m, este Cross Country tiene una longitud más compacta que sus rivales, lo que se resiente es la capacidad del maletero de 430 litros, aunque puede ser ampliado a 690 litros abatiendo el respaldo trasero tipo 60/40. Incluso el respaldo del ocupante delantero puede abatirse hacia delante para acoger objetos largos. Por debajo de ese plano liso del maletero, al que se accede a través de un amplio portón, encontramos un kit anti-pinchazos, aunque puede hacerse caber una rueda de repuesto compacta tipo ‘galleta’ que debería ser una opción de concesionario.

Comportamiento

El dinamismo en carretera es igualmente agradable, con una dirección electromecánica rápida (con tres modos, a elegir) y una suspensión confortable y a la vez eficiente, que es multibrazo en el eje trasero. Los Cross Country subviran ligeramente a la entrada de las curvas tanto los tracción delantera como los AWD -tracción a las cuatro ruedas-, cuya transmisión integral (con control de descensos para fuera del asfalto) es del tipo conectable automáticamente cuando es ‘requerida’ por las circunstancias. Dicha transmisión es acompañada siempre por un cambio automático de doble embrague y seis marchas, mientras que las versiones Diesel renovadas y con desarrollos de transmisión algo más cortos que antes, llevan cambio manual de 6 marchas o un automático con convertidor de par y 8 relaciones que implica un sobreprecio de 2.600 euros, si se incluye la opción de las levas en el volante. La aceleración es apreciable en las versiones Diesel de 150 CV y claramente más vigorosa en los de 190 CV. Ambos homologan, con cambio manual, un bajísimo consumo medio de 4,2 l/100 km (111 g/km de CO2) que sube a 4,6 con cambio automático o –en el caso del 190 CV con tracción total- a 5,7 l/100 km. El potente gasolina 2.4 AWD de 254 CV (8,5 l/100 km) tendrá una demanda muy limitada.

De serie (como el City Safety que frena automáticamente hasta 50 km/h cuando es preciso) u opcionalmente (como el pack Intellisafe Pro de 2.200 € que incluye sistema de puntos ciegos BLIS, alerta de cambio de carril y control de crucero adaptativo ACC), los Cross Country pueden llevar todo tipo de detalles de seguridad y conectividad. La dotación es buena en versión Kinetic e incluye detalles como climatización bi-zona, freno de estacionamiento electrónico, control de crucero, volante multifuncional de cuero, sensor trasero de parking, retro interior antideslumbrante, 4 alzacristales eléctricos y control de presión de  neumáticos TPMS. Con esta terminación, los V60 Cross Country cuestan 35.950 € con el motor Diesel de 150 CV y 38.650 con el de 190. La gama sube hasta los 51.845 € de la versión Summum con motor de gasolina T5 (un 2.4 turbo 5 cilindros de 254 CV) y tracción integral.

Las dotaciones van mejorando con detalles como el sistema audio, regulación de asientos, sensores de lluvia y luz, tapicería parcial de cuero y llantas de 17 y 18”, con neumáticos  235/55 y 235/50, en las terminaciones Momentum y Summum. Como promoción de lanzamiento, los Cross Country Summum se ofrecen al mismo precio que la versión menos costosa posible; lo que implica una terminación superior por 35.950 €. Y en el capítulo de opciones, y entre un montón de posibilidades, están elementos como los dos asientos infantiles plegables (para 3 años o más) por menos de 300 € o el comunicador personal con el automóvil PCC (850 €) que permite comprobar/activar a distancia, con una aplicación de móvil, funciones como el nivel de combustible o la pre-climatización. La pintura metalizada tiene un sobreprecio de 1.200 €. También hay unos faros Xenon activos por 1.100 €, lavafaros por 300 o un navegador por 1.030, y no faltan otros detalles más superfluos, como el techo solar o la tapicería Sport de piel.

Hacia el coche conectado

Volvo, por otra parte, enfatiza el cuidado por los temas de conectividad para la seguridad, como el proyecto aún experimental, con 1.000 coches rodando en Suecia y Noruega, en el que la interconexión permite, a través de un sistema de datos en la nube, avisar a otros vehículos del programa de la existencia de eventualidades puntuales en ciertos lugares como zonas resbaladizas, atascos o accidentes.

DATOS TECNICOS V60 CC D3 de 150 CV

 

MOTOR

 

Tipo

4 cil. en línea

Cilindrada

1.969cm3

Potencia máxima

150 CV a 4.250 rpm

Par máximo

35,7 mkg a 1.750 rpm

TRANSMISIÓN

 

Tracción

Delantera

Caja de cambios

Manual 6v o automática 8v

BASTIDOR

 

Diámetro de giro (entre paredes)

11,4 m

Neumáticos

235/55-17, 235/50 18,

CARROCERÍA

 

Número de plazas

5

Dep. combustible

68 litros

Dimensiones ext.

4,64/1,90/1,55 m

Vol. Maletero

430 litros

Peso oficial

1.716 kg

PRESTACIONES OFICIALES

 

Velocidad máx.

205 km/h

Acel. 0-100 km/h

9,1 s

CONSUMO

 

Mixto

4,2 l/100 km

Autonomía

1.610 km

Emisiones CO2

111 g/km

 

 

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...