Volkswagen Golf 1.9 TDI 90 CV Conceptline

La versión de acceso a las variantes TDI del Golf esgrime las virtudes de un chasis muy preciso y un motor cuya potencia real, como viene siendo habitual en los motores de origen VW, es muy superior a la declarada.
-
Volkswagen Golf 1.9 TDI 90 CV Conceptline
Volkswagen Golf 1.9 TDI 90 CV Conceptline

Uno de los rivales directos más baratos del Golf y, sin embargo, el que más potencia declarada tiene. Sus prestaciones lo sitúan a la cabeza del grupo. Con un espacio a disposición de los ocupantes más que aceptable, por precio y motor es una opción muy recomendable. En su contra, una gama que ya va necesitando una actualización.

Comparte con el Golf el honor de ser la versión de partida de las variantes turbodiésel de su gama, con lo que tienen una orientación similar. Al igual que aquel cuenta con 90 CV declarados, pero con una potencia real muy superior (101 CV según nuestras mediciones). No obstante, sus prestaciones son inferiores, especialmente en recuperaciones. Frente a él, esgrime un aceptable nivel de equipamiento y unas buenas cotas de habitabilidad, dado que es el rival directo del Golf más grande con sus 4,34 metros de longitud. La economía de uso es otro de sus puntos fuertes.

Esta versión presenta unas prestaciones muy similares a las del Golf, a quien supera por poco en adelantamientos y aceleración. Cede en recuperaciones en cuarta y quinta, ya que su rival es un hueso duro de roer en este apartado. Su principal inconveniente es su elevado precio (es superior, incluso, al del Golf), sus consumos (sus rivales los presentan mejores) y sus dimensiones. A su favor, su comportamiento dinámico.

El más barato. No llega a los 17.000 euros de partida, aunque eso también incide en su modestia. Es el más humilde de todos los rivales directos del Golf, tanto en motor y prestaciones, como en dimensiones y cotas de habitabilidad. Se trata también de la versión de inicio de las mecánicas Diesel de los 307 y, a pesar de ello, muestra una buena dotación de serie, sobre todo en materia de seguridad. Una opción muy similar, incluso, más amplia y más barata, y con el mismo motor es el Citroen C4 1.6 HDI LX de 92 CV. Cuesta sólo 15.305 euros.

El modelo más vendido de España cuenta con un elenco de variantes para enfrentarse a cualquier rival con garantías. Ninguna gama en España puede igualar sus 121 posibilidades. Nosotros hemos escogido esta versión con motor dCi de 105 CV y un precio muy similar al del Golf TDI/90 CV para rivalizar con él. Su principal virtud es la sabia disposición de su espacio interior. En contra, la ausencia de exclusividad y un motor, que pese a sus 105 CV, puede resultarnos un poco pequeño en determinadas circunstancias.

Mismo chasis que el Golf y mismo motor que la versión de 105 CV. Tiene un diseño juvenil y deportivo, una imagen que gusta. Ofrece muy buenas cotas de espacio interior y, en este apartado, sólo el Golf le supera con una mejor capacidad de maletero y un mayor espacio para piernas en las plazas traseras. Sin embargo, es algo más barato y su comportamiento dinámico excepcional. El rival más duro.

Precio muy contenido para una versión muy potente. En el Corolla encuentra el Golf un duro rival: muy buenas prestaciones, una gran calidad de acabados y una ingente dotación de serie. Sin embargo, su lastre está en sus dimensiones. Es el más pequeño de todos los rivales directos del Golf. Así, frente a los 4,20 metros de longitud que presenta nuestro protagonista, el modelo japonés sólo cuenta con 4,18.

Uno de los rivales directos más baratos del Golf y, sin embargo, el que más potencia declarada tiene. Sus prestaciones lo sitúan a la cabeza del grupo. Con un espacio a disposición de los ocupantes más que aceptable, por precio y motor es una opción muy recomendable. En su contra, una gama que ya va necesitando una actualización.

Comparte con el Golf el honor de ser la versión de partida de las variantes turbodiésel de su gama, con lo que tienen una orientación similar. Al igual que aquel cuenta con 90 CV declarados, pero con una potencia real muy superior (101 CV según nuestras mediciones). No obstante, sus prestaciones son inferiores, especialmente en recuperaciones. Frente a él, esgrime un aceptable nivel de equipamiento y unas buenas cotas de habitabilidad, dado que es el rival directo del Golf más grande con sus 4,34 metros de longitud. La economía de uso es otro de sus puntos fuertes.

Esta versión presenta unas prestaciones muy similares a las del Golf, a quien supera por poco en adelantamientos y aceleración. Cede en recuperaciones en cuarta y quinta, ya que su rival es un hueso duro de roer en este apartado. Su principal inconveniente es su elevado precio (es superior, incluso, al del Golf), sus consumos (sus rivales los presentan mejores) y sus dimensiones. A su favor, su comportamiento dinámico.

El más barato. No llega a los 17.000 euros de partida, aunque eso también incide en su modestia. Es el más humilde de todos los rivales directos del Golf, tanto en motor y prestaciones, como en dimensiones y cotas de habitabilidad. Se trata también de la versión de inicio de las mecánicas Diesel de los 307 y, a pesar de ello, muestra una buena dotación de serie, sobre todo en materia de seguridad. Una opción muy similar, incluso, más amplia y más barata, y con el mismo motor es el Citroen C4 1.6 HDI LX de 92 CV. Cuesta sólo 15.305 euros.

El modelo más vendido de España cuenta con un elenco de variantes para enfrentarse a cualquier rival con garantías. Ninguna gama en España puede igualar sus 121 posibilidades. Nosotros hemos escogido esta versión con motor dCi de 105 CV y un precio muy similar al del Golf TDI/90 CV para rivalizar con él. Su principal virtud es la sabia disposición de su espacio interior. En contra, la ausencia de exclusividad y un motor, que pese a sus 105 CV, puede resultarnos un poco pequeño en determinadas circunstancias.

Mismo chasis que el Golf y mismo motor que la versión de 105 CV. Tiene un diseño juvenil y deportivo, una imagen que gusta. Ofrece muy buenas cotas de espacio interior y, en este apartado, sólo el Golf le supera con una mejor capacidad de maletero y un mayor espacio para piernas en las plazas traseras. Sin embargo, es algo más barato y su comportamiento dinámico excepcional. El rival más duro.

Precio muy contenido para una versión muy potente. En el Corolla encuentra el Golf un duro rival: muy buenas prestaciones, una gran calidad de acabados y una ingente dotación de serie. Sin embargo, su lastre está en sus dimensiones. Es el más pequeño de todos los rivales directos del Golf. Así, frente a los 4,20 metros de longitud que presenta nuestro protagonista, el modelo japonés sólo cuenta con 4,18.

Uno de los rivales directos más baratos del Golf y, sin embargo, el que más potencia declarada tiene. Sus prestaciones lo sitúan a la cabeza del grupo. Con un espacio a disposición de los ocupantes más que aceptable, por precio y motor es una opción muy recomendable. En su contra, una gama que ya va necesitando una actualización.

Comparte con el Golf el honor de ser la versión de partida de las variantes turbodiésel de su gama, con lo que tienen una orientación similar. Al igual que aquel cuenta con 90 CV declarados, pero con una potencia real muy superior (101 CV según nuestras mediciones). No obstante, sus prestaciones son inferiores, especialmente en recuperaciones. Frente a él, esgrime un aceptable nivel de equipamiento y unas buenas cotas de habitabilidad, dado que es el rival directo del Golf más grande con sus 4,34 metros de longitud. La economía de uso es otro de sus puntos fuertes.

Esta versión presenta unas prestaciones muy similares a las del Golf, a quien supera por poco en adelantamientos y aceleración. Cede en recuperaciones en cuarta y quinta, ya que su rival es un hueso duro de roer en este apartado. Su principal inconveniente es su elevado precio (es superior, incluso, al del Golf), sus consumos (sus rivales los presentan mejores) y sus dimensiones. A su favor, su comportamiento dinámico.

El más barato. No llega a los 17.000 euros de partida, aunque eso también incide en su modestia. Es el más humilde de todos los rivales directos del Golf, tanto en motor y prestaciones, como en dimensiones y cotas de habitabilidad. Se trata también de la versión de inicio de las mecánicas Diesel de los 307 y, a pesar de ello, muestra una buena dotación de serie, sobre todo en materia de seguridad. Una opción muy similar, incluso, más amplia y más barata, y con el mismo motor es el Citroen C4 1.6 HDI LX de 92 CV. Cuesta sólo 15.305 euros.

El modelo más vendido de España cuenta con un elenco de variantes para enfrentarse a cualquier rival con garantías. Ninguna gama en España puede igualar sus 121 posibilidades. Nosotros hemos escogido esta versión con motor dCi de 105 CV y un precio muy similar al del Golf TDI/90 CV para rivalizar con él. Su principal virtud es la sabia disposición de su espacio interior. En contra, la ausencia de exclusividad y un motor, que pese a sus 105 CV, puede resultarnos un poco pequeño en determinadas circunstancias.

Mismo chasis que el Golf y mismo motor que la versión de 105 CV. Tiene un diseño juvenil y deportivo, una imagen que gusta. Ofrece muy buenas cotas de espacio interior y, en este apartado, sólo el Golf le supera con una mejor capacidad de maletero y un mayor espacio para piernas en las plazas traseras. Sin embargo, es algo más barato y su comportamiento dinámico excepcional. El rival más duro.

Precio muy contenido para una versión muy potente. En el Corolla encuentra el Golf un duro rival: muy buenas prestaciones, una gran calidad de acabados y una ingente dotación de serie. Sin embargo, su lastre está en sus dimensiones. Es el más pequeño de todos los rivales directos del Golf. Así, frente a los 4,20 metros de longitud que presenta nuestro protagonista, el modelo japonés sólo cuenta con 4,18.

Uno de los rivales directos más baratos del Golf y, sin embargo, el que más potencia declarada tiene. Sus prestaciones lo sitúan a la cabeza del grupo. Con un espacio a disposición de los ocupantes más que aceptable, por precio y motor es una opción muy recomendable. En su contra, una gama que ya va necesitando una actualización.

Comparte con el Golf el honor de ser la versión de partida de las variantes turbodiésel de su gama, con lo que tienen una orientación similar. Al igual que aquel cuenta con 90 CV declarados, pero con una potencia real muy superior (101 CV según nuestras mediciones). No obstante, sus prestaciones son inferiores, especialmente en recuperaciones. Frente a él, esgrime un aceptable nivel de equipamiento y unas buenas cotas de habitabilidad, dado que es el rival directo del Golf más grande con sus 4,34 metros de longitud. La economía de uso es otro de sus puntos fuertes.

Esta versión presenta unas prestaciones muy similares a las del Golf, a quien supera por poco en adelantamientos y aceleración. Cede en recuperaciones en cuarta y quinta, ya que su rival es un hueso duro de roer en este apartado. Su principal inconveniente es su elevado precio (es superior, incluso, al del Golf), sus consumos (sus rivales los presentan mejores) y sus dimensiones. A su favor, su comportamiento dinámico.

El más barato. No llega a los 17.000 euros de partida, aunque eso también incide en su modestia. Es el más humilde de todos los rivales directos del Golf, tanto en motor y prestaciones, como en dimensiones y cotas de habitabilidad. Se trata también de la versión de inicio de las mecánicas Diesel de los 307 y, a pesar de ello, muestra una buena dotación de serie, sobre todo en materia de seguridad. Una opción muy similar, incluso, más amplia y más barata, y con el mismo motor es el Citroen C4 1.6 HDI LX de 92 CV. Cuesta sólo 15.305 euros.

El modelo más vendido de España cuenta con un elenco de variantes para enfrentarse a cualquier rival con garantías. Ninguna gama en España puede igualar sus 121 posibilidades. Nosotros hemos escogido esta versión con motor dCi de 105 CV y un precio muy similar al del Golf TDI/90 CV para rivalizar con él. Su principal virtud es la sabia disposición de su espacio interior. En contra, la ausencia de exclusividad y un motor, que pese a sus 105 CV, puede resultarnos un poco pequeño en determinadas circunstancias.

Mismo chasis que el Golf y mismo motor que la versión de 105 CV. Tiene un diseño juvenil y deportivo, una imagen que gusta. Ofrece muy buenas cotas de espacio interior y, en este apartado, sólo el Golf le supera con una mejor capacidad de maletero y un mayor espacio para piernas en las plazas traseras. Sin embargo, es algo más barato y su comportamiento dinámico excepcional. El rival más duro.

Precio muy contenido para una versión muy potente. En el Corolla encuentra el Golf un duro rival: muy buenas prestaciones, una gran calidad de acabados y una ingente dotación de serie. Sin embargo, su lastre está en sus dimensiones. Es el más pequeño de todos los rivales directos del Golf. Así, frente a los 4,20 metros de longitud que presenta nuestro protagonista, el modelo japonés sólo cuenta con 4,18.

Uno de los rivales directos más baratos del Golf y, sin embargo, el que más potencia declarada tiene. Sus prestaciones lo sitúan a la cabeza del grupo. Con un espacio a disposición de los ocupantes más que aceptable, por precio y motor es una opción muy recomendable. En su contra, una gama que ya va necesitando una actualización.

Comparte con el Golf el honor de ser la versión de partida de las variantes turbodiésel de su gama, con lo que tienen una orientación similar. Al igual que aquel cuenta con 90 CV declarados, pero con una potencia real muy superior (101 CV según nuestras mediciones). No obstante, sus prestaciones son inferiores, especialmente en recuperaciones. Frente a él, esgrime un aceptable nivel de equipamiento y unas buenas cotas de habitabilidad, dado que es el rival directo del Golf más grande con sus 4,34 metros de longitud. La economía de uso es otro de sus puntos fuertes.

Esta versión presenta unas prestaciones muy similares a las del Golf, a quien supera por poco en adelantamientos y aceleración. Cede en recuperaciones en cuarta y quinta, ya que su rival es un hueso duro de roer en este apartado. Su principal inconveniente es su elevado precio (es superior, incluso, al del Golf), sus consumos (sus rivales los presentan mejores) y sus dimensiones. A su favor, su comportamiento dinámico.

El más barato. No llega a los 17.000 euros de partida, aunque eso también incide en su modestia. Es el más humilde de todos los rivales directos del Golf, tanto en motor y prestaciones, como en dimensiones y cotas de habitabilidad. Se trata también de la versión de inicio de las mecánicas Diesel de los 307 y, a pesar de ello, muestra una buena dotación de serie, sobre todo en materia de seguridad. Una opción muy similar, incluso, más amplia y más barata, y con el mismo motor es el Citroen C4 1.6 HDI LX de 92 CV. Cuesta sólo 15.305 euros.

El modelo más vendido de España cuenta con un elenco de variantes para enfrentarse a cualquier rival con garantías. Ninguna gama en España puede igualar sus 121 posibilidades. Nosotros hemos escogido esta versión con motor dCi de 105 CV y un precio muy similar al del Golf TDI/90 CV para rivalizar con él. Su principal virtud es la sabia disposición de su espacio interior. En contra, la ausencia de exclusividad y un motor, que pese a sus 105 CV, puede resultarnos un poco pequeño en determinadas circunstancias.

Mismo chasis que el Golf y mismo motor que la versión de 105 CV. Tiene un diseño juvenil y deportivo, una imagen que gusta. Ofrece muy buenas cotas de espacio interior y, en este apartado, sólo el Golf le supera con una mejor capacidad de maletero y un mayor espacio para piernas en las plazas traseras. Sin embargo, es algo más barato y su comportamiento dinámico excepcional. El rival más duro.

Precio muy contenido para una versión muy potente. En el Corolla encuentra el Golf un duro rival: muy buenas prestaciones, una gran calidad de acabados y una ingente dotación de serie. Sin embargo, su lastre está en sus dimensiones. Es el más pequeño de todos los rivales directos del Golf. Así, frente a los 4,20 metros de longitud que presenta nuestro protagonista, el modelo japonés sólo cuenta con 4,18.

Uno de los rivales directos más baratos del Golf y, sin embargo, el que más potencia declarada tiene. Sus prestaciones lo sitúan a la cabeza del grupo. Con un espacio a disposición de los ocupantes más que aceptable, por precio y motor es una opción muy recomendable. En su contra, una gama que ya va necesitando una actualización.

Comparte con el Golf el honor de ser la versión de partida de las variantes turbodiésel de su gama, con lo que tienen una orientación similar. Al igual que aquel cuenta con 90 CV declarados, pero con una potencia real muy superior (101 CV según nuestras mediciones). No obstante, sus prestaciones son inferiores, especialmente en recuperaciones. Frente a él, esgrime un aceptable nivel de equipamiento y unas buenas cotas de habitabilidad, dado que es el rival directo del Golf más grande con sus 4,34 metros de longitud. La economía de uso es otro de sus puntos fuertes.

Esta versión presenta unas prestaciones muy similares a las del Golf, a quien supera por poco en adelantamientos y aceleración. Cede en recuperaciones en cuarta y quinta, ya que su rival es un hueso duro de roer en este apartado. Su principal inconveniente es su elevado precio (es superior, incluso, al del Golf), sus consumos (sus rivales los presentan mejores) y sus dimensiones. A su favor, su comportamiento dinámico.

El más barato. No llega a los 17.000 euros de partida, aunque eso también incide en su modestia. Es el más humilde de todos los rivales directos del Golf, tanto en motor y prestaciones, como en dimensiones y cotas de habitabilidad. Se trata también de la versión de inicio de las mecánicas Diesel de los 307 y, a pesar de ello, muestra una buena dotación de serie, sobre todo en materia de seguridad. Una opción muy similar, incluso, más amplia y más barata, y con el mismo motor es el Citroen C4 1.6 HDI LX de 92 CV. Cuesta sólo 15.305 euros.

El modelo más vendido de España cuenta con un elenco de variantes para enfrentarse a cualquier rival con garantías. Ninguna gama en España puede igualar sus 121 posibilidades. Nosotros hemos escogido esta versión con motor dCi de 105 CV y un precio muy similar al del Golf TDI/90 CV para rivalizar con él. Su principal virtud es la sabia disposición de su espacio interior. En contra, la ausencia de exclusividad y un motor, que pese a sus 105 CV, puede resultarnos un poco pequeño en determinadas circunstancias.

Mismo chasis que el Golf y mismo motor que la versión de 105 CV. Tiene un diseño juvenil y deportivo, una imagen que gusta. Ofrece muy buenas cotas de espacio interior y, en este apartado, sólo el Golf le supera con una mejor capacidad de maletero y un mayor espacio para piernas en las plazas traseras. Sin embargo, es algo más barato y su comportamiento dinámico excepcional. El rival más duro.

Precio muy contenido para una versión muy potente. En el Corolla encuentra el Golf un duro rival: muy buenas prestaciones, una gran calidad de acabados y una ingente dotación de serie. Sin embargo, su lastre está en sus dimensiones. Es el más pequeño de todos los rivales directos del Golf. Así, frente a los 4,20 metros de longitud que presenta nuestro protagonista, el modelo japonés sólo cuenta con 4,18.

Uno de los rivales directos más baratos del Golf y, sin embargo, el que más potencia declarada tiene. Sus prestaciones lo sitúan a la cabeza del grupo. Con un espacio a disposición de los ocupantes más que aceptable, por precio y motor es una opción muy recomendable. En su contra, una gama que ya va necesitando una actualización.

Comparte con el Golf el honor de ser la versión de partida de las variantes turbodiésel de su gama, con lo que tienen una orientación similar. Al igual que aquel cuenta con 90 CV declarados, pero con una potencia real muy superior (101 CV según nuestras mediciones). No obstante, sus prestaciones son inferiores, especialmente en recuperaciones. Frente a él, esgrime un aceptable nivel de equipamiento y unas buenas cotas de habitabilidad, dado que es el rival directo del Golf más grande con sus 4,34 metros de longitud. La economía de uso es otro de sus puntos fuertes.

Esta versión presenta unas prestaciones muy similares a las del Golf, a quien supera por poco en adelantamientos y aceleración. Cede en recuperaciones en cuarta y quinta, ya que su rival es un hueso duro de roer en este apartado. Su principal inconveniente es su elevado precio (es superior, incluso, al del Golf), sus consumos (sus rivales los presentan mejores) y sus dimensiones. A su favor, su comportamiento dinámico.

El más barato. No llega a los 17.000 euros de partida, aunque eso también incide en su modestia. Es el más humilde de todos los rivales directos del Golf, tanto en motor y prestaciones, como en dimensiones y cotas de habitabilidad. Se trata también de la versión de inicio de las mecánicas Diesel de los 307 y, a pesar de ello, muestra una buena dotación de serie, sobre todo en materia de seguridad. Una opción muy similar, incluso, más amplia y más barata, y con el mismo motor es el Citroen C4 1.6 HDI LX de 92 CV. Cuesta sólo 15.305 euros.

El modelo más vendido de España cuenta con un elenco de variantes para enfrentarse a cualquier rival con garantías. Ninguna gama en España puede igualar sus 121 posibilidades. Nosotros hemos escogido esta versión con motor dCi de 105 CV y un precio muy similar al del Golf TDI/90 CV para rivalizar con él. Su principal virtud es la sabia disposición de su espacio interior. En contra, la ausencia de exclusividad y un motor, que pese a sus 105 CV, puede resultarnos un poco pequeño en determinadas circunstancias.

Mismo chasis que el Golf y mismo motor que la versión de 105 CV. Tiene un diseño juvenil y deportivo, una imagen que gusta. Ofrece muy buenas cotas de espacio interior y, en este apartado, sólo el Golf le supera con una mejor capacidad de maletero y un mayor espacio para piernas en las plazas traseras. Sin embargo, es algo más barato y su comportamiento dinámico excepcional. El rival más duro.

Precio muy contenido para una versión muy potente. En el Corolla encuentra el Golf un duro rival: muy buenas prestaciones, una gran calidad de acabados y una ingente dotación de serie. Sin embargo, su lastre está en sus dimensiones. Es el más pequeño de todos los rivales directos del Golf. Así, frente a los 4,20 metros de longitud que presenta nuestro protagonista, el modelo japonés sólo cuenta con 4,18.

Uno de los rivales directos más baratos del Golf y, sin embargo, el que más potencia declarada tiene. Sus prestaciones lo sitúan a la cabeza del grupo. Con un espacio a disposición de los ocupantes más que aceptable, por precio y motor es una opción muy recomendable. En su contra, una gama que ya va necesitando una actualización.

Comparte con el Golf el honor de ser la versión de partida de las variantes turbodiésel de su gama, con lo que tienen una orientación similar. Al igual que aquel cuenta con 90 CV declarados, pero con una potencia real muy superior (101 CV según nuestras mediciones). No obstante, sus prestaciones son inferiores, especialmente en recuperaciones. Frente a él, esgrime un aceptable nivel de equipamiento y unas buenas cotas de habitabilidad, dado que es el rival directo del Golf más grande con sus 4,34 metros de longitud. La economía de uso es otro de sus puntos fuertes.

Esta versión presenta unas prestaciones muy similares a las del Golf, a quien supera por poco en adelantamientos y aceleración. Cede en recuperaciones en cuarta y quinta, ya que su rival es un hueso duro de roer en este apartado. Su principal inconveniente es su elevado precio (es superior, incluso, al del Golf), sus consumos (sus rivales los presentan mejores) y sus dimensiones. A su favor, su comportamiento dinámico.

El más barato. No llega a los 17.000 euros de partida, aunque eso también incide en su modestia. Es el más humilde de todos los rivales directos del Golf, tanto en motor y prestaciones, como en dimensiones y cotas de habitabilidad. Se trata también de la versión de inicio de las mecánicas Diesel de los 307 y, a pesar de ello, muestra una buena dotación de serie, sobre todo en materia de seguridad. Una opción muy similar, incluso, más amplia y más barata, y con el mismo motor es el Citroen C4 1.6 HDI LX de 92 CV. Cuesta sólo 15.305 euros.

El modelo más vendido de España cuenta con un elenco de variantes para enfrentarse a cualquier rival con garantías. Ninguna gama en España puede igualar sus 121 posibilidades. Nosotros hemos escogido esta versión con motor dCi de 105 CV y un precio muy similar al del Golf TDI/90 CV para rivalizar con él. Su principal virtud es la sabia disposición de su espacio interior. En contra, la ausencia de exclusividad y un motor, que pese a sus 105 CV, puede resultarnos un poco pequeño en determinadas circunstancias.

Mismo chasis que el Golf y mismo motor que la versión de 105 CV. Tiene un diseño juvenil y deportivo, una imagen que gusta. Ofrece muy buenas cotas de espacio interior y, en este apartado, sólo el Golf le supera con una mejor capacidad de maletero y un mayor espacio para piernas en las plazas traseras. Sin embargo, es algo más barato y su comportamiento dinámico excepcional. El rival más duro.

Precio muy contenido para una versión muy potente. En el Corolla encuentra el Golf un duro rival: muy buenas prestaciones, una gran calidad de acabados y una ingente dotación de serie. Sin embargo, su lastre está en sus dimensiones. Es el más pequeño de todos los rivales directos del Golf. Así, frente a los 4,20 metros de longitud que presenta nuestro protagonista, el modelo japonés sólo cuenta con 4,18.

Galería relacionada

Golf_tdi90CV_galpr

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...