Toyota Camry 2019: primera prueba del nuevo híbrido

Por ciudad y carretera, el nuevo Toyota Camry nos ha demostrado que responde a la más pura esencia de la marca japonesa, una berlina híbrida de 218 CV que apuesta por el agrado de uso y el bajo impacto ambiental.
Juan Carlos González jcgonzalez@mpib.es -
Toyota Camry 2019: primera prueba del nuevo híbrido
Toyota Camry 2019: primera prueba del nuevo híbrido

Estamos ante la octava generación del Toyota Camry, un modelo que vio la luz en 1982 y del que se han vendido más de 19 millones de unidades en todo el mundo. Con 4,90 metros de longitud, la marca japonesa ve a los competidores de su nuevo modelo tanto en el segmento D como en el E. El clásico formato de berlina de cuatro puertas no tiene ahora mucha demanda entre los particulares y desde la propia Toyota afirman que el 70 por ciento de sus ventas en España –las previsiones son de 2.500 unidades anuales- irán destinadas a flotas.

Toyota Camry 2019: para viajar detrás

Tal vez por eso, Toyota ha querido que nuestro primer contacto con el Camry fuese acomodándonos como pasajeros en la parte trasera. Por eso, como si hubiésemos pedido un VTC, un chófer nos abre la puerta para acceder a los asientos de la zona posterior y trasladarnos por las calles de Madrid a un nuevo punto de destino. Enseguida apreciamos el confort que ofrece la berlina japonesa, con un amplio espacio para las piernas y distintos detalles para hacer más agradable la vida a bordo (reposabrazos, portabebidas, huecos funcionales, conectores…), incluyendo las salidas de ventilación posteriores, con posibilidad de control de la temperatura desde esa zona.

Toyota Camry 2019: primera prueba del nuevo híbrido

Con las flotas como principal objetivo, el Toyota Camry está pensado para disfrutar en las plazas traseras

Dos pasajeros van como “reyes”, mientras que la plaza central es menos cómoda, con un diseño ergonómico que delata un planteamiento de uso más ocasional. Durante el rodar por el centro urbano es fácil notar la suavidad de funcionamiento del Camry, aprovechando la electricidad en muchos instantes y quedando envueltos por su silencio de marcha. Toyota nos ha hecho hincapié en el trabajo de insonorización de la parte mecánica y también en los bajos y el techo de esta berlina.

Toyota Camry 2019: respuesta variable según el modo elegido

Llega el momento de ponernos a los mandos y abandonamos Madrid por la A-3 hacia Perales de Tajuña. Es el momento de ver cómo responde su motor de cuatro cilindros y 2,5 litros – de 178 CV-, acompañado por un motor eléctrico de 88 kW, con un rendimiento conjunto de 218 CV –se trata de la misma base mecánica utilizada en el RAV4-. El empuje por autovía es consistente en el modo Normal, el que autoselecciona el Camry en el momento de arrancar, mientras que si pulsamos el modo Eco notamos un cierto letargo en la respuesta del acelerador y si queremos mayor agilidad en la respuesta de motor y cambio, por ejemplo para afrontar adelantamientos en vías de doble sentido de circulación, el modo Sport proporciona ese plus de energía.

Nos desviamos para tomar rumbo a Aranjuez por la M-318. Rodando por un asfalto bastante irregular, el Camry nos agasaja con un buen filtrado de las imperfecciones de la carretera dejando clara la prioridad de cuidar el confort de los pasajeros de esta berlina híbrida, aun así su comportamiento en las zonas más reviradas del trayecto resulta aplomado, con una dirección de buen tacto que contribuye a dibujar con precisión las trayectorias. La dosificación de la fuerza de frenada es la que quizá requiere un poco más de adaptación para conseguir la mejor progresividad.

Toyota Camry 2019: primera prueba del nuevo híbrido

Toyota Camry 2019: primera prueba del nuevo híbrido

Toyota Camry 2019: muchos kilómetros a vela

Desde el puesto de conducción también notamos la buena visibilidad hacia delante que ofrece el Camry, con un salpicadero que no va muy alto y sin elementos que sobresalgan, además de por el empleo de unos pilares A que no son muy anchos. Tras llegar a nuestro destino final en Toledo, hemos realizado un recorrido de unos 200 kilómetros, y durante cerca de un 20 por ciento del trayecto el motor térmico ha ido apagado, destacando la función Auto Glide Control –en el modo Eco-, que hace todavía más eficientes los momentos de inercia del coche, para contener consumos y emisiones –homologa solo 2,2 mg/km de NOx-.

Por último, comprobamos el maletero del Camry, con 524 litros de volumen según los datos oficiales aportados por el fabricante, una capacidad que da para albergar mucho equipaje. La boca de carga es amplia, pero su diseño de cuatro puertas limita la versatilidad frente a los modelos que optan un portón posterior, que siempre facilita el transporte de objetos de gran tamaño cuando se presenta la ocasión.

En los enlaces que acompañan esta información te recordamos la información previa del Toyota Camry, con todos los precios y amplios detalles sobre el equipamiento y la tecnología que incorpora.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...