Contacto: Skoda Scout 2.0 TDI, chute de imagen

La atractiva silueta del nuevo Scout permite a Skoda posicionarlo como un producto superior, dentro de su creciente y exitosa gama de modelos.
Eduardo Azpilicueta -
Contacto: Skoda Scout 2.0 TDI, chute de imagen
Contacto: Skoda Scout 2.0 TDI, chute de imagen

Skoda incrementa sin cesar su tamaño, con un ritmo de producción ya de un millón de unidades/año, y recupera presencia en España, donde sus ventas han aumentado un 40 por ciento en el primer semestre de 2014. En el proceso de desarrollo de producto, ya se anuncia el nuevo Fabia para finales de año, el nuevo Superb para primavera de 2015, y también aparecerá un 4X4 de tamaño superior al Yeti.

 

Skoda ScoutEn cuanto al nuevo Scout, con su antecesor desaparecido del mercado en 2013, debe retomar la trayectoria de aceptación del primer modelo de este nombre, aparecido en 2007. Este nuevo, obviamente, se basa en la omnipresente plataforma MQB del grupo Volkswagen, y reduce un poco el peso respecto al anterior, aun cuando su distancia entre ejes y longitud total aumenten 10 cm. Amplitud interior y maletero son también muy destacables, y son numerosos los huecos para objetos pequeños o botellas, aumentando su practicidad para uso familiar. El interior ofrece impresión de calidad y detalles especiales de decoración, como un tablero que puede ser negro por arriba y marrón oscuro en su parte inferior. Aunque se trata de un Octavia Combi con tracción total, distancia al suelo aumentada, tres motores de 150 CV para arriba (la oferta de gasolina es un 1.8 TSI de 180 CV con cambio DSG) y equipamiento específico, en nuestro mercado se le llama simplemente Scout, para acentuar su posicionamiento por encima del Octavia e independiente de él. Skoda España también limita la tracción total (además del Yeti) al Scout, mientras que en otros mercados existen Octavia ‘convencionales’ con transmisión integral.

 

Respecto al Octavia, el Scout aumenta su distancia al suelo en 31 mm (hasta 171), lo que no lo convierte en un auténtico off-road, pero posibilita ciertas incursiones fuera del asfalto con resultados airosos. La ‘pinta’ sí es decididamente campera, especialmente por la defensa delantera, pasa-ruedas y aditamentos en morro y cola, sin olvidarse de las protecciones de bajos y las llantas de 17”. En carretera, que es donde lo utilizarán al 99% sus usuarios, el comportamiento agradable y seguro apenas trasluce su mayor centro de gravedad, entre otras cosas porque lleva (o puede llevar opcionalmente) todas las ayudas imaginables, incluidas el ‘Front assistant’ de frenado activo automático anti-colisión (300 €) o el asistente de mantenimiento de carril (390 €).

 

Skoda ScoutLos motores de previsible mayor demanda son dos 2.0 TDI. La versión de 184 CV se combina con el excelente cambio pilotado DSG, mientras que el 2.0 TDI de 150 CV con cambio manual de 6 marchas se llevará la gran mayoría de las ventas. Ambos cambios tienen desarrollos de marchas específicos para este modelo. La tracción integral lleva la quinta generación del eficiente embrague Haldex, que comunica automáticamente  tracción a las ruedas traseras cuando las condiciones de adherencia lo hacen necesario. Además, se dispone de dispositivos electrónicos EDL en ambos ejes que actúan como limitadores de resbalamiento de los diferenciales.

 

El completo equipo de serie, con climatización bizona, 6+1 airbag, control de crucero, pantalla táctil de 5,8”,  sensores traseros de aparcamiento, sensor de presión de neumáticos, 4 alzacristales eléctricos y un montón de detalles más (muchos específicos del Scout), puede ampliarse con opciones que incluyen las típicamente costosas como faros bi-xenon (870 €), techo corredizo (1.070), navegación (605, o bien, con pantalla de 8”, 1.855) y asientos de piel-Alcantara (1.305), u otras razonables, como la selección Driving Mode que regula diversas funciones en tres programas (105 €), el detector de fatiga del conductor (40), la iluminación en zona de pies (15), lavafaros (30), o el asiento del acompañante con plegado hacia delante (90) que permite portar objetos de hasta 2,6 metros de longitud. El portón de accionamiento eléctrico cuesta 375 € y los dos airbag traseros adicionales, 310. El Scout ofrece también reconocimiento de señales de tráfico, dentro de un costoso pack (2.510 €) que incluye la navegación de alta gama y la asistencia de mantenimiento de carril. Los precios anunciados son de 30.340 € (2.0 TDI de 150 CV), 31.840 € (1.8 TSI con DSG) y 32.740 € (2.0 TDI de 184 CV con DSG). Pero Skoda adelanta ya que las promociones permitirán adquirir un Scout desde unos 25.000 euros.

 

 

Datos Técnicos

Skoda Scout 2.0 TDI 150 (2.0 TDI 184)

MOTOR Y TRANSMISIÓN

Motor

4 cil, delantero transversal

Cilindrada y cotas

1.968 cm3 – 81,0 X 95,5 mm

Distribución

Dos árboles de levas. 4 val./cil.

Alimentación

Inyección directa, turbocompresor e intercooler.

Compresión

16,0:1

Potencia máxima

150 (184) CV a 3.500-4.000 rpm

Par máximo

34,6 (38,8) mkg a 1.750 rpm

Transmisión

Tracción integral. Cambio manual 6v (DSG)

Embrague

Monodisco en seco (bidisco)

BASTIDOR Y CARROCERÍA

Susp. Delantera

McPherson con triángulo inferior.

Susp. Trasera

Multibrazo

Frenos delanteros

Disco ventilado de 288 mm

Frenos traseros

Disco de 272 mm

Dirección

De cremallera, eléctromecánica

Neumáticos

225/50 R17

Coeficiente Cx

0,32

Largoxanchoxalto

468,5 x 181 x 153 cm

Batalla y vías

268 y 154/151 cm

Peso oficial

1.526 (1.529) kg

Depósito comb.

55 litros

Maletero

610 l

RENDIMIENTOS OFICIALES

Velocidad máx.

207 (219) km/h

Acel. 0-100 km/h

9,1 (7,8) s

Consumo urb. / extraurb. / mixto

5,1 l/100 km

CO2

129 g/km

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...