Renault Scénic vs Citroën C4 Picasso: buscamos el mejor familiar Diesel

Si buscas un coche para la familia con motor Diesel de buen rendimiento y bajo consumo, el Renault Scénic 1.6 dCi y el Citroën C4 Picasso 1.6 BlueHDI son dos de las mejores alternativas. Los medimos y enfrentamos.
Texto: Lorenzo Alcocer / Fotos: Israel Gardyn -
Renault Scénic vs Citroën C4 Picasso: buscamos el mejor familiar Diesel
Renault Scénic vs Citroën C4 Picasso: buscamos el mejor familiar Diesel

Perdiendo protagonismo el monovolumen con la irrupción de los SUV, el nuevo Renault Scénic se fija en este segmento de moda y se aleja del Citroën C4 Picasso, hasta ahora el más fiel exponente de un concepto ideado para ser el mejor de los formatos familiares. 

Dicen que Renault inventó el concepto monovolumen y, al menos en Europa, así fue con aquel primer Espace. También fue la pionera en llevar esta pragmática idea de automóvil de familia a medida de hijos pequeños al segmento compacto, con su primer Scénic, a la postre precursor de toda una oferta de monovolúmenes venidos de otros tantos fabricantes. El Renault Scénic escribió el guión de cómo debían ser estos nuevos vehículos y sus soluciones de puertas hacia dentro crearon escuela. Sus butacas traseras individuales, multirregulables, deslizantes y hasta desmontables; los cajones bajo el suelo, las mesitas posteriores tipo avión y otras tantas soluciones fueron aportaciones de obligado cumplimiento en todo monovolumen que se preciara. En aquellas fechas, el segmento también amenazó al coche convencional, aunque finalmente no se convirtió en el fenómeno social que sí han sido los SUV, que en gran medida han tomado hoy el relevo de ellos. 

Renault Scénic: monovolumen con expresiones SUV

El nuevo Renault Scénic ha cubierto sus dotes funcionales bajo una silueta monovolumen, pero con ciertas expresiones de SUV. No obstante, no lo confundirás con el SUV Renault Kadjar y a cada uno te referirás como lo que son. Pero la elevada altura de plataforma del nuevo Scénic y en consecuencia holgada distancia libre al suelo para circular con cierta despreocupación fuera del asfalto; punto de caderas más elevado (incluso mirarás a los pasajeros de un Citroën C4 Picasso por debajo de tu hombro) y sobre todo sus inmensas llantas de 20 pulgadas (para todas las versiones y acabados), le confieren tanto ciertas aptitudes SUV, como una contundente puesta en escena. Pero, curiosamente, ha sacrificado algunas de las soluciones que hacían del habitáculo del Scénic un mecano inigualable en modularidad y versatilidad. Para evitar anteriores críticas al espacio de la plaza central, las tres butacas individuales  han dado paso a una configuración 70/30. 

Citroën C4 Picasso vs Renault ScénicCitroën C4 Picasso: interior con más combinaciones

En el lado contrario, encontramos el "mejor alumno aventajado" del primer Scénic, que siempre ha sido la saga Xsara y C4 Picasso de Citroën. Ahora, el C4 Picasso le supera en flexibilidad interior, ya que ofrece tres butacas independientes (que visto la relación complejidad-uso también dejaron de ser desmontables), con dos posiciones de respaldo (sólo una el Scénic), además del reglaje longitudinal, algo que el Renault sí ha querido conservar. Con esto, el Citroën ofrece un espacio similar, si no mayor, con más combinaciones para adaptar y acomodar el habitáculo a hipotéticas diferentes posibilidades de uso. Eso sí, en el Scénic sorprenderás a cualquiera gracias a que los asientos traseros del Renault están motorizados, para poder liberarlos y que se replieguen sin moverte del puesto de conducción. Siguiendo con las posibilidades de carga, el Scénic ofrece un maletero de doble piso, interesante para resguardar de miradas indiscretas. Muy interesante resulta el portón automatizado (opcional) del Picasso, que en estos formatos de coche pueden quedar muy altos para volverlos a bajar a mano. 

Citroën C4 Picasso y Renault Scénic: así son por dentro

Por dentro los sentirás como los ves, espaciosos y luminosos y con no pocos detalles prácticos (guanteras, cajoneras bajo el suelo, etc), como ningún otro formato ofrece. La cota de anchura trasera del Picasso brilla a la altura de los hombros para tres adultos, como también el espacio para las piernas, si nuestras rodillas llegan a la altura de las mesitas plegables, porque incomprensiblemente resultan muy intrusivas en el Scénic (restan 5 centímetros a esa cota). 

En los asientos laterales del Citroën C4 Picasso te sientes desplazado hacia las puertas, algo poco natural, pero estás sentado cómodamente en ellos. El Renault Scénic, aun siendo más alto de plataforma, es más bajo de techo que antes y, para ofrecer una buena cota de altura, la banqueta queda más baja y te sientas con la cadera por debajo de las rodillas, como en un turismo. Todo esto puede resultar sólo teoría cuando viajan niños, principal destino de esta tipología de coches, cuando entonces todos son parabienes en uno y otro. 

Delante, el Renault Scénic y el Citroën C4 Picasso son significativamente diferentes, aunque sólo sea por la disposición central del cuadro de relojes (configurable) del Citroën y la distribución convencional del Renault (también configurable). Particularmente, me he sentido más conductor en el Scénic y más "pasajero" en el C4 Picasso. El manejo de ambas pantallas centrales y en consecuencia del equipamiento que ofrecen requiere aprendizaje hasta que asimilas cómo funcionan. El Renault Scénic lo pone algo más fácil con mandos físicos directos para la climatización, como más difícil por una palanca de cambios de guiados largos y a veces un tanto imprecisos. 

Renault Scénic y Citroën C4 PicassoCitroën C4 Picasso y Renault Scénic: confort familiar

Mucho se ha hablado de lo que podría influir dinámicamente los inéditos neumáticos 195/55 R20 del Renault Scénic, pero es el resultado de todo el conjunto lo que define su comportamiento. El Renault Scénic se siente muy estable, más firme de pisada y reactivo de dirección y movimientos que el C4 Picasso, que sin medias tintas apuesta por una suspensión -y neumáticos de mayor perfil- mucho más suave. El Citroën rueda más filtrado y en general lo puedes interpretar como más cómodo. De hecho, me parece más refinado en el bacheo habitual y en el uso cotidiano. Pero siendo un gran rodador de rectas y suaves curvas, si llevamos un ritmo fuerte en tortuosas carreteras de doble sentido, el C4 Picasso te marca claramente sus tiempos de apoyos (desde que giras el volante, asienta y gira) y un mayor balanceo en curvas cerradas, mostrándose más aparatoso de conducir y en estas circunstancias sus asientos sujetan poco. Ahí, el Scénic reacciona y apoya prácticamente de inmediato y resulta más llevadero y dinámicamente más estimulante. Y sus asientos son excelentes. Lo curioso, es que, confiado en sus sólidos apoyos y  rápida direccionalidad, el Scénic te marca un subviraje que no parece producirse en el C4 Picasso, que aunque balancee más y tarde en apoyar, una vez asentado te recompensa con un paso por curva cerrada más elevado. 

Estos diferentes caracteres lo transmiten sus motores. El propulsor 1.6 dCi 131 CV del Renault es más potente y lo parece, aunque en general el Renault Scénic (más de 100 kilos más pesado en nuestra unidad) no sea significativamente más rápido que el Citroën. Desde siempre, el motor 1.6 dCi, que en su momento fue el 1.6 Diesel más potente del mercado, ha tenido unas primeras vueltas algo pobres, que torna en vigorosas a medida que supera las 1.500 rpm. Por su parte, el 1.6 BlueHDI 120 CV del C4 Picasso también te transmite mayor refinamiento, por acústica, y una respuesta muy lineal y agradable desde muy bajo régimen. 

Citroën C4 Picasso y Renault Scénic, datos técnicos 

Medición Citroën C4 Picasso 1.6 BlueHDI Shine Renault Scénic 1.6 dCi Energy Edition One
Motor (*) 1.560 cm3/4 cilindros en línea 1.598 cm3/3 cilindros en línea
Potencia (*) 120 CV a 3.500 rpm 131 CV a 4.000 rpm
Par máximo (*) 30,6 mkg a 1.750 rpm 32,7 mkg a 1.7.50 rpm
0-100 km/h 10,21 s 10,46 s
0-1.000 m 32,2 s 32,4 s
Consumo urbano real 5,5 l/100 km 5,8 l/100 km
Consumo carretera real 4,7 l/100 km 5,0 l/100 km
Consumo medio real 5,0 l/100 km 5,4 l/100 km
Frenada 140-0 km/h 70,5 m 75,8 m
Peso 1.493 kg 1.601 kg
Maletero 585/720 litros 530/680 litros
Espacio piernas trasero 62-75 cm 61-77 cm
Anchura delantera/trasera 147/143 cm 149/136 cm
Altura min/máx 92/100 cm 94/101 cm
Precios 24.900 euros 26.765 euros

(*) Datos oficiales, el resto, medidos por el Centro Técnico de Autopista.

También te puede interesar

- Los coches compactos familiares: ¿cuál tiene mejor maletero?

- El turista español, el que más carga el maletero en vacaciones

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...