Nissan Note 1.5 dCi Acenta

A veces, lo que le pedimos a un coche es, sencillamente, que sea práctico y útil, que nos ayude en la vida cotidiana, que aporte soluciones. Con el Note, Nissan se ha propuesto exactamente eso: ofrecernos un vehículo sencillo, que no simple, lleno de imaginación y buenas ideas.
-
Nissan Note 1.5 dCi Acenta
Nissan Note 1.5 dCi Acenta

Uno de los monovolúmenes pequeños más interesantes es el Fiat Idea, un coche que comparte plataforma y mecánicas con el Lancia Musa. Frente al Note, el coche italiano es más corto y más estrecho, pero bastante más alto, con lo que la sensación de amplitud interior se mantiene, a pesar de que, como parece lógico, es más amplio el Note. De hecho, el Idea tiene unos asientos traseros que a duras penas admitirán a tres pasajeros. A cambio, su maletero es mayor.
Mecánicamente, aunque su motor tiene menos cilindrada, el Idea no se deja avasallar por el Note y saca 90 CV, una cifra oficial que mejora la de nuestro protagonista y que le permite firmar unas prestaciones ligeramente mejores.
Eso sí: en carretera, el Note se comporta con mucha más nobleza, precisión y aplomo.
A la hora de la compra, el Idea es más caro, pero, a cambio, tiene un equipamiento mucho más cumplido.

Un concepto diferente, pero cercano en soluciones, es el del Fusion, ese coche incatalogable que Ford desarrolló a partir de la plataforma del Fiesta.
Frente al Note, el Fusion es claramente más pequeño, pero sustituye la falta de espacio interior con una interesante versatilidad y con un maletero muy loable.
Mecánicamente tiene un poco más que decir, pues aprovecha unos cuantos caballos más y logra unas prestaciones un poquito superiores. En la carretera, como su formato es más cercano al de un coche "normal", se comporta bastante bien y no tiene nada que envidiar del Note.
Por precio, están muy igualados, pero el Ford viene un poco más equipado.

Una opción muy interesante: el Hyundai Matrix. Por un precio casi clavado, ofrece una veintena más de caballos, una batalla idéntica a la del Note y un maletero bastante mayor.
Dicho esto, hay que matizar que los caballos no se aprecian en la carretera, pues las prestaciones son peores, y que, aunque la batalla sea igual, el coche es más corto en longitud total, con lo que tampoco saca una gran ventaja en habitabilidad. Sí a lo ancho, donde aporta unos cuantos centímetros más.
Por acabados y materiales, el coche de Nissan está mejor rematado, pero, a igualdad de precios, el de Hyundai está más equipado.

También con un precio muy similar al del Note, Opel propone su Meriva, uno de los primeros monovolúmenes de esta categoría. El Meriva ofrece un motor un poco más pequeño, de sólo 75 CV, con lo que en la carretera se queda algo atrás frente a nuestro protagonista.
Como contrapartida, su interior resulta más amplio gracias a sus mayores cotas de altura y anchura. También tiene mejor maletero, pero la modularidad del Note es más interesante.
En cuanto a acabados, el Note está un poco por encima, aunque pierde en el apartado de equipamiento de serie.

El Modus es un rival interesante para el Note. No en vano ambos coches están construidos sobre la misma plataforma, con lo que deberían ser casi intercambiables.
Sin embargo, en Nissan han decidido alargar la batalla, con lo que el duelo se desequilibra por el lado de la habitablidad y el espacio.
Aumentando la distancia entre ejes, Nissan consigue un interior más desahogado y un maletero más práctico. También logra que el coche se comporte mejor en la carretera, pues su plataforma de rodadura es mayor.
Por lo demás, hay mucha igualdad. El motor es idéntico, pero las prestaciones son un poco mejores en el Modus, que pesa un poco menos. Por precio, el Renault está mejor situado.

Uno de los monovolúmenes pequeños más interesantes es el Fiat Idea, un coche que comparte plataforma y mecánicas con el Lancia Musa. Frente al Note, el coche italiano es más corto y más estrecho, pero bastante más alto, con lo que la sensación de amplitud interior se mantiene, a pesar de que, como parece lógico, es más amplio el Note. De hecho, el Idea tiene unos asientos traseros que a duras penas admitirán a tres pasajeros. A cambio, su maletero es mayor.
Mecánicamente, aunque su motor tiene menos cilindrada, el Idea no se deja avasallar por el Note y saca 90 CV, una cifra oficial que mejora la de nuestro protagonista y que le permite firmar unas prestaciones ligeramente mejores.
Eso sí: en carretera, el Note se comporta con mucha más nobleza, precisión y aplomo.
A la hora de la compra, el Idea es más caro, pero, a cambio, tiene un equipamiento mucho más cumplido.

Un concepto diferente, pero cercano en soluciones, es el del Fusion, ese coche incatalogable que Ford desarrolló a partir de la plataforma del Fiesta.
Frente al Note, el Fusion es claramente más pequeño, pero sustituye la falta de espacio interior con una interesante versatilidad y con un maletero muy loable.
Mecánicamente tiene un poco más que decir, pues aprovecha unos cuantos caballos más y logra unas prestaciones un poquito superiores. En la carretera, como su formato es más cercano al de un coche "normal", se comporta bastante bien y no tiene nada que envidiar del Note.
Por precio, están muy igualados, pero el Ford viene un poco más equipado.

Una opción muy interesante: el Hyundai Matrix. Por un precio casi clavado, ofrece una veintena más de caballos, una batalla idéntica a la del Note y un maletero bastante mayor.
Dicho esto, hay que matizar que los caballos no se aprecian en la carretera, pues las prestaciones son peores, y que, aunque la batalla sea igual, el coche es más corto en longitud total, con lo que tampoco saca una gran ventaja en habitabilidad. Sí a lo ancho, donde aporta unos cuantos centímetros más.
Por acabados y materiales, el coche de Nissan está mejor rematado, pero, a igualdad de precios, el de Hyundai está más equipado.

También con un precio muy similar al del Note, Opel propone su Meriva, uno de los primeros monovolúmenes de esta categoría. El Meriva ofrece un motor un poco más pequeño, de sólo 75 CV, con lo que en la carretera se queda algo atrás frente a nuestro protagonista.
Como contrapartida, su interior resulta más amplio gracias a sus mayores cotas de altura y anchura. También tiene mejor maletero, pero la modularidad del Note es más interesante.
En cuanto a acabados, el Note está un poco por encima, aunque pierde en el apartado de equipamiento de serie.

El Modus es un rival interesante para el Note. No en vano ambos coches están construidos sobre la misma plataforma, con lo que deberían ser casi intercambiables.
Sin embargo, en Nissan han decidido alargar la batalla, con lo que el duelo se desequilibra por el lado de la habitablidad y el espacio.
Aumentando la distancia entre ejes, Nissan consigue un interior más desahogado y un maletero más práctico. También logra que el coche se comporte mejor en la carretera, pues su plataforma de rodadura es mayor.
Por lo demás, hay mucha igualdad. El motor es idéntico, pero las prestaciones son un poco mejores en el Modus, que pesa un poco menos. Por precio, el Renault está mejor situado.

Uno de los monovolúmenes pequeños más interesantes es el Fiat Idea, un coche que comparte plataforma y mecánicas con el Lancia Musa. Frente al Note, el coche italiano es más corto y más estrecho, pero bastante más alto, con lo que la sensación de amplitud interior se mantiene, a pesar de que, como parece lógico, es más amplio el Note. De hecho, el Idea tiene unos asientos traseros que a duras penas admitirán a tres pasajeros. A cambio, su maletero es mayor.
Mecánicamente, aunque su motor tiene menos cilindrada, el Idea no se deja avasallar por el Note y saca 90 CV, una cifra oficial que mejora la de nuestro protagonista y que le permite firmar unas prestaciones ligeramente mejores.
Eso sí: en carretera, el Note se comporta con mucha más nobleza, precisión y aplomo.
A la hora de la compra, el Idea es más caro, pero, a cambio, tiene un equipamiento mucho más cumplido.

Un concepto diferente, pero cercano en soluciones, es el del Fusion, ese coche incatalogable que Ford desarrolló a partir de la plataforma del Fiesta.
Frente al Note, el Fusion es claramente más pequeño, pero sustituye la falta de espacio interior con una interesante versatilidad y con un maletero muy loable.
Mecánicamente tiene un poco más que decir, pues aprovecha unos cuantos caballos más y logra unas prestaciones un poquito superiores. En la carretera, como su formato es más cercano al de un coche "normal", se comporta bastante bien y no tiene nada que envidiar del Note.
Por precio, están muy igualados, pero el Ford viene un poco más equipado.

Una opción muy interesante: el Hyundai Matrix. Por un precio casi clavado, ofrece una veintena más de caballos, una batalla idéntica a la del Note y un maletero bastante mayor.
Dicho esto, hay que matizar que los caballos no se aprecian en la carretera, pues las prestaciones son peores, y que, aunque la batalla sea igual, el coche es más corto en longitud total, con lo que tampoco saca una gran ventaja en habitabilidad. Sí a lo ancho, donde aporta unos cuantos centímetros más.
Por acabados y materiales, el coche de Nissan está mejor rematado, pero, a igualdad de precios, el de Hyundai está más equipado.

También con un precio muy similar al del Note, Opel propone su Meriva, uno de los primeros monovolúmenes de esta categoría. El Meriva ofrece un motor un poco más pequeño, de sólo 75 CV, con lo que en la carretera se queda algo atrás frente a nuestro protagonista.
Como contrapartida, su interior resulta más amplio gracias a sus mayores cotas de altura y anchura. También tiene mejor maletero, pero la modularidad del Note es más interesante.
En cuanto a acabados, el Note está un poco por encima, aunque pierde en el apartado de equipamiento de serie.

El Modus es un rival interesante para el Note. No en vano ambos coches están construidos sobre la misma plataforma, con lo que deberían ser casi intercambiables.
Sin embargo, en Nissan han decidido alargar la batalla, con lo que el duelo se desequilibra por el lado de la habitablidad y el espacio.
Aumentando la distancia entre ejes, Nissan consigue un interior más desahogado y un maletero más práctico. También logra que el coche se comporte mejor en la carretera, pues su plataforma de rodadura es mayor.
Por lo demás, hay mucha igualdad. El motor es idéntico, pero las prestaciones son un poco mejores en el Modus, que pesa un poco menos. Por precio, el Renault está mejor situado.

Uno de los monovolúmenes pequeños más interesantes es el Fiat Idea, un coche que comparte plataforma y mecánicas con el Lancia Musa. Frente al Note, el coche italiano es más corto y más estrecho, pero bastante más alto, con lo que la sensación de amplitud interior se mantiene, a pesar de que, como parece lógico, es más amplio el Note. De hecho, el Idea tiene unos asientos traseros que a duras penas admitirán a tres pasajeros. A cambio, su maletero es mayor.
Mecánicamente, aunque su motor tiene menos cilindrada, el Idea no se deja avasallar por el Note y saca 90 CV, una cifra oficial que mejora la de nuestro protagonista y que le permite firmar unas prestaciones ligeramente mejores.
Eso sí: en carretera, el Note se comporta con mucha más nobleza, precisión y aplomo.
A la hora de la compra, el Idea es más caro, pero, a cambio, tiene un equipamiento mucho más cumplido.

Un concepto diferente, pero cercano en soluciones, es el del Fusion, ese coche incatalogable que Ford desarrolló a partir de la plataforma del Fiesta.
Frente al Note, el Fusion es claramente más pequeño, pero sustituye la falta de espacio interior con una interesante versatilidad y con un maletero muy loable.
Mecánicamente tiene un poco más que decir, pues aprovecha unos cuantos caballos más y logra unas prestaciones un poquito superiores. En la carretera, como su formato es más cercano al de un coche "normal", se comporta bastante bien y no tiene nada que envidiar del Note.
Por precio, están muy igualados, pero el Ford viene un poco más equipado.

Una opción muy interesante: el Hyundai Matrix. Por un precio casi clavado, ofrece una veintena más de caballos, una batalla idéntica a la del Note y un maletero bastante mayor.
Dicho esto, hay que matizar que los caballos no se aprecian en la carretera, pues las prestaciones son peores, y que, aunque la batalla sea igual, el coche es más corto en longitud total, con lo que tampoco saca una gran ventaja en habitabilidad. Sí a lo ancho, donde aporta unos cuantos centímetros más.
Por acabados y materiales, el coche de Nissan está mejor rematado, pero, a igualdad de precios, el de Hyundai está más equipado.

También con un precio muy similar al del Note, Opel propone su Meriva, uno de los primeros monovolúmenes de esta categoría. El Meriva ofrece un motor un poco más pequeño, de sólo 75 CV, con lo que en la carretera se queda algo atrás frente a nuestro protagonista.
Como contrapartida, su interior resulta más amplio gracias a sus mayores cotas de altura y anchura. También tiene mejor maletero, pero la modularidad del Note es más interesante.
En cuanto a acabados, el Note está un poco por encima, aunque pierde en el apartado de equipamiento de serie.

El Modus es un rival interesante para el Note. No en vano ambos coches están construidos sobre la misma plataforma, con lo que deberían ser casi intercambiables.
Sin embargo, en Nissan han decidido alargar la batalla, con lo que el duelo se desequilibra por el lado de la habitablidad y el espacio.
Aumentando la distancia entre ejes, Nissan consigue un interior más desahogado y un maletero más práctico. También logra que el coche se comporte mejor en la carretera, pues su plataforma de rodadura es mayor.
Por lo demás, hay mucha igualdad. El motor es idéntico, pero las prestaciones son un poco mejores en el Modus, que pesa un poco menos. Por precio, el Renault está mejor situado.

Uno de los monovolúmenes pequeños más interesantes es el Fiat Idea, un coche que comparte plataforma y mecánicas con el Lancia Musa. Frente al Note, el coche italiano es más corto y más estrecho, pero bastante más alto, con lo que la sensación de amplitud interior se mantiene, a pesar de que, como parece lógico, es más amplio el Note. De hecho, el Idea tiene unos asientos traseros que a duras penas admitirán a tres pasajeros. A cambio, su maletero es mayor.
Mecánicamente, aunque su motor tiene menos cilindrada, el Idea no se deja avasallar por el Note y saca 90 CV, una cifra oficial que mejora la de nuestro protagonista y que le permite firmar unas prestaciones ligeramente mejores.
Eso sí: en carretera, el Note se comporta con mucha más nobleza, precisión y aplomo.
A la hora de la compra, el Idea es más caro, pero, a cambio, tiene un equipamiento mucho más cumplido.

Un concepto diferente, pero cercano en soluciones, es el del Fusion, ese coche incatalogable que Ford desarrolló a partir de la plataforma del Fiesta.
Frente al Note, el Fusion es claramente más pequeño, pero sustituye la falta de espacio interior con una interesante versatilidad y con un maletero muy loable.
Mecánicamente tiene un poco más que decir, pues aprovecha unos cuantos caballos más y logra unas prestaciones un poquito superiores. En la carretera, como su formato es más cercano al de un coche "normal", se comporta bastante bien y no tiene nada que envidiar del Note.
Por precio, están muy igualados, pero el Ford viene un poco más equipado.

Una opción muy interesante: el Hyundai Matrix. Por un precio casi clavado, ofrece una veintena más de caballos, una batalla idéntica a la del Note y un maletero bastante mayor.
Dicho esto, hay que matizar que los caballos no se aprecian en la carretera, pues las prestaciones son peores, y que, aunque la batalla sea igual, el coche es más corto en longitud total, con lo que tampoco saca una gran ventaja en habitabilidad. Sí a lo ancho, donde aporta unos cuantos centímetros más.
Por acabados y materiales, el coche de Nissan está mejor rematado, pero, a igualdad de precios, el de Hyundai está más equipado.

También con un precio muy similar al del Note, Opel propone su Meriva, uno de los primeros monovolúmenes de esta categoría. El Meriva ofrece un motor un poco más pequeño, de sólo 75 CV, con lo que en la carretera se queda algo atrás frente a nuestro protagonista.
Como contrapartida, su interior resulta más amplio gracias a sus mayores cotas de altura y anchura. También tiene mejor maletero, pero la modularidad del Note es más interesante.
En cuanto a acabados, el Note está un poco por encima, aunque pierde en el apartado de equipamiento de serie.

El Modus es un rival interesante para el Note. No en vano ambos coches están construidos sobre la misma plataforma, con lo que deberían ser casi intercambiables.
Sin embargo, en Nissan han decidido alargar la batalla, con lo que el duelo se desequilibra por el lado de la habitablidad y el espacio.
Aumentando la distancia entre ejes, Nissan consigue un interior más desahogado y un maletero más práctico. También logra que el coche se comporte mejor en la carretera, pues su plataforma de rodadura es mayor.
Por lo demás, hay mucha igualdad. El motor es idéntico, pero las prestaciones son un poco mejores en el Modus, que pesa un poco menos. Por precio, el Renault está mejor situado.

Uno de los monovolúmenes pequeños más interesantes es el Fiat Idea, un coche que comparte plataforma y mecánicas con el Lancia Musa. Frente al Note, el coche italiano es más corto y más estrecho, pero bastante más alto, con lo que la sensación de amplitud interior se mantiene, a pesar de que, como parece lógico, es más amplio el Note. De hecho, el Idea tiene unos asientos traseros que a duras penas admitirán a tres pasajeros. A cambio, su maletero es mayor.
Mecánicamente, aunque su motor tiene menos cilindrada, el Idea no se deja avasallar por el Note y saca 90 CV, una cifra oficial que mejora la de nuestro protagonista y que le permite firmar unas prestaciones ligeramente mejores.
Eso sí: en carretera, el Note se comporta con mucha más nobleza, precisión y aplomo.
A la hora de la compra, el Idea es más caro, pero, a cambio, tiene un equipamiento mucho más cumplido.

Un concepto diferente, pero cercano en soluciones, es el del Fusion, ese coche incatalogable que Ford desarrolló a partir de la plataforma del Fiesta.
Frente al Note, el Fusion es claramente más pequeño, pero sustituye la falta de espacio interior con una interesante versatilidad y con un maletero muy loable.
Mecánicamente tiene un poco más que decir, pues aprovecha unos cuantos caballos más y logra unas prestaciones un poquito superiores. En la carretera, como su formato es más cercano al de un coche "normal", se comporta bastante bien y no tiene nada que envidiar del Note.
Por precio, están muy igualados, pero el Ford viene un poco más equipado.

Una opción muy interesante: el Hyundai Matrix. Por un precio casi clavado, ofrece una veintena más de caballos, una batalla idéntica a la del Note y un maletero bastante mayor.
Dicho esto, hay que matizar que los caballos no se aprecian en la carretera, pues las prestaciones son peores, y que, aunque la batalla sea igual, el coche es más corto en longitud total, con lo que tampoco saca una gran ventaja en habitabilidad. Sí a lo ancho, donde aporta unos cuantos centímetros más.
Por acabados y materiales, el coche de Nissan está mejor rematado, pero, a igualdad de precios, el de Hyundai está más equipado.

También con un precio muy similar al del Note, Opel propone su Meriva, uno de los primeros monovolúmenes de esta categoría. El Meriva ofrece un motor un poco más pequeño, de sólo 75 CV, con lo que en la carretera se queda algo atrás frente a nuestro protagonista.
Como contrapartida, su interior resulta más amplio gracias a sus mayores cotas de altura y anchura. También tiene mejor maletero, pero la modularidad del Note es más interesante.
En cuanto a acabados, el Note está un poco por encima, aunque pierde en el apartado de equipamiento de serie.

El Modus es un rival interesante para el Note. No en vano ambos coches están construidos sobre la misma plataforma, con lo que deberían ser casi intercambiables.
Sin embargo, en Nissan han decidido alargar la batalla, con lo que el duelo se desequilibra por el lado de la habitablidad y el espacio.
Aumentando la distancia entre ejes, Nissan consigue un interior más desahogado y un maletero más práctico. También logra que el coche se comporte mejor en la carretera, pues su plataforma de rodadura es mayor.
Por lo demás, hay mucha igualdad. El motor es idéntico, pero las prestaciones son un poco mejores en el Modus, que pesa un poco menos. Por precio, el Renault está mejor situado.

Galería relacionada

Nissan Note 1.5 dCi

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...