Renault Clio

Renovado estéticamente, pero conservando sus dimensiones, el nuevo Renault Clio presenta sobre todo mejoras en la dotación de equipamiento, especialmente en elementos de seguridad, y una nueva mecánica Diesel de 65 CV, con sistema common-rail, a la que se sumará en 2002 una versión con turbo de geometría variable y 80 CV de potencia.
-
Renault Clio
Renault Clio

Hasta el 50 por ciento de elementos son de nueva factura en esta nueva gama en la que se ha efectuado un profundo cambio de fisonomía para proporcionar una imagen más moderna y en cierto modo futurista. El cambio más significativo está en la parte anterior, que aproxima su estética a la que vendrá con el Vel Satis. Se han rediseñado los faros, que ahora son de doble óptica para toda la gama, y el paragolpes. Las aletas delanteras, también de nuevo diseño, siguen fabricándose en material plástico -Noryl- para favorecer la facilidad de reparación y la reducción de peso. En la parte posterior los cambios son menos llamativos, pero también importantes, con nuevas ópticas y un reposicionamiento de la antena para la radio, que ahora es más corta y va situada al final del techo.

En el interior se ha modificado tanto el diseño como los materiales empleados con objeto de transmitir una mayor sensación de calidad, poniendo especial énfasis en la terminación final. También la instrumentación es nueva, lo que modifica el «ambiente» en el puesto de conducción. En las versiones de tres puertas se ha situado el mando para abatir el respaldo en la parte superior del asiento, lo que hace que la maniobra de acceso a las plazas posteriores sea, por fin, más sencilla.

En el apartado de equipamiento se han incorporado una serie de elementos nuevos en los que se pone de manifiesto la intención de obtener un alto grado de seguridad. Así, el ABS es de serie para toda la gama y va acompañado por el sistema SAFE de ayuda para frenadas de emergencia. La dirección dispone de asistencia eléctrica para todas las versiones excepto para el Sport, que mantiene el sistema hidráulico. En cuanto a seguridad pasiva, se incorporan dos airbags frontales y dos laterales. Los frontales disponen de un sistema adaptativo de inflado -en dos etapas- que tiene en cuenta la posición del asiento -más o menos adelantado- y la velocidad del vehículo en el momento del impacto. También se ha reforzado la estructura en los largueros laterales y en la parte delantera del pilar A con objeto de hacer aún más rígida la célula de supervivencia.

Otras novedades de equipamiento poco habituales en esta categoría y que incorporan las versiones más altas de la gama son los faros de Xenón y dos sensores, uno de lluvia y otro de luz, para que al empezar a llover se conecten automáticamente los limpiaparabrisas y la luz de cruce.

Hasta el 50 por ciento de elementos son de nueva factura en esta nueva gama en la que se ha efectuado un profundo cambio de fisonomía para proporcionar una imagen más moderna y en cierto modo futurista. El cambio más significativo está en la parte anterior, que aproxima su estética a la que vendrá con el Vel Satis. Se han rediseñado los faros, que ahora son de doble óptica para toda la gama, y el paragolpes. Las aletas delanteras, también de nuevo diseño, siguen fabricándose en material plástico -Noryl- para favorecer la facilidad de reparación y la reducción de peso. En la parte posterior los cambios son menos llamativos, pero también importantes, con nuevas ópticas y un reposicionamiento de la antena para la radio, que ahora es más corta y va situada al final del techo.

En el interior se ha modificado tanto el diseño como los materiales empleados con objeto de transmitir una mayor sensación de calidad, poniendo especial énfasis en la terminación final. También la instrumentación es nueva, lo que modifica el «ambiente» en el puesto de conducción. En las versiones de tres puertas se ha situado el mando para abatir el respaldo en la parte superior del asiento, lo que hace que la maniobra de acceso a las plazas posteriores sea, por fin, más sencilla.

En el apartado de equipamiento se han incorporado una serie de elementos nuevos en los que se pone de manifiesto la intención de obtener un alto grado de seguridad. Así, el ABS es de serie para toda la gama y va acompañado por el sistema SAFE de ayuda para frenadas de emergencia. La dirección dispone de asistencia eléctrica para todas las versiones excepto para el Sport, que mantiene el sistema hidráulico. En cuanto a seguridad pasiva, se incorporan dos airbags frontales y dos laterales. Los frontales disponen de un sistema adaptativo de inflado -en dos etapas- que tiene en cuenta la posición del asiento -más o menos adelantado- y la velocidad del vehículo en el momento del impacto. También se ha reforzado la estructura en los largueros laterales y en la parte delantera del pilar A con objeto de hacer aún más rígida la célula de supervivencia.

Otras novedades de equipamiento poco habituales en esta categoría y que incorporan las versiones más altas de la gama son los faros de Xenón y dos sensores, uno de lluvia y otro de luz, para que al empezar a llover se conecten automáticamente los limpiaparabrisas y la luz de cruce.

Hasta el 50 por ciento de elementos son de nueva factura en esta nueva gama en la que se ha efectuado un profundo cambio de fisonomía para proporcionar una imagen más moderna y en cierto modo futurista. El cambio más significativo está en la parte anterior, que aproxima su estética a la que vendrá con el Vel Satis. Se han rediseñado los faros, que ahora son de doble óptica para toda la gama, y el paragolpes. Las aletas delanteras, también de nuevo diseño, siguen fabricándose en material plástico -Noryl- para favorecer la facilidad de reparación y la reducción de peso. En la parte posterior los cambios son menos llamativos, pero también importantes, con nuevas ópticas y un reposicionamiento de la antena para la radio, que ahora es más corta y va situada al final del techo.

En el interior se ha modificado tanto el diseño como los materiales empleados con objeto de transmitir una mayor sensación de calidad, poniendo especial énfasis en la terminación final. También la instrumentación es nueva, lo que modifica el «ambiente» en el puesto de conducción. En las versiones de tres puertas se ha situado el mando para abatir el respaldo en la parte superior del asiento, lo que hace que la maniobra de acceso a las plazas posteriores sea, por fin, más sencilla.

En el apartado de equipamiento se han incorporado una serie de elementos nuevos en los que se pone de manifiesto la intención de obtener un alto grado de seguridad. Así, el ABS es de serie para toda la gama y va acompañado por el sistema SAFE de ayuda para frenadas de emergencia. La dirección dispone de asistencia eléctrica para todas las versiones excepto para el Sport, que mantiene el sistema hidráulico. En cuanto a seguridad pasiva, se incorporan dos airbags frontales y dos laterales. Los frontales disponen de un sistema adaptativo de inflado -en dos etapas- que tiene en cuenta la posición del asiento -más o menos adelantado- y la velocidad del vehículo en el momento del impacto. También se ha reforzado la estructura en los largueros laterales y en la parte delantera del pilar A con objeto de hacer aún más rígida la célula de supervivencia.

Otras novedades de equipamiento poco habituales en esta categoría y que incorporan las versiones más altas de la gama son los faros de Xenón y dos sensores, uno de lluvia y otro de luz, para que al empezar a llover se conecten automáticamente los limpiaparabrisas y la luz de cruce.

Hasta el 50 por ciento de elementos son de nueva factura en esta nueva gama en la que se ha efectuado un profundo cambio de fisonomía para proporcionar una imagen más moderna y en cierto modo futurista. El cambio más significativo está en la parte anterior, que aproxima su estética a la que vendrá con el Vel Satis. Se han rediseñado los faros, que ahora son de doble óptica para toda la gama, y el paragolpes. Las aletas delanteras, también de nuevo diseño, siguen fabricándose en material plástico -Noryl- para favorecer la facilidad de reparación y la reducción de peso. En la parte posterior los cambios son menos llamativos, pero también importantes, con nuevas ópticas y un reposicionamiento de la antena para la radio, que ahora es más corta y va situada al final del techo.

En el interior se ha modificado tanto el diseño como los materiales empleados con objeto de transmitir una mayor sensación de calidad, poniendo especial énfasis en la terminación final. También la instrumentación es nueva, lo que modifica el «ambiente» en el puesto de conducción. En las versiones de tres puertas se ha situado el mando para abatir el respaldo en la parte superior del asiento, lo que hace que la maniobra de acceso a las plazas posteriores sea, por fin, más sencilla.

En el apartado de equipamiento se han incorporado una serie de elementos nuevos en los que se pone de manifiesto la intención de obtener un alto grado de seguridad. Así, el ABS es de serie para toda la gama y va acompañado por el sistema SAFE de ayuda para frenadas de emergencia. La dirección dispone de asistencia eléctrica para todas las versiones excepto para el Sport, que mantiene el sistema hidráulico. En cuanto a seguridad pasiva, se incorporan dos airbags frontales y dos laterales. Los frontales disponen de un sistema adaptativo de inflado -en dos etapas- que tiene en cuenta la posición del asiento -más o menos adelantado- y la velocidad del vehículo en el momento del impacto. También se ha reforzado la estructura en los largueros laterales y en la parte delantera del pilar A con objeto de hacer aún más rígida la célula de supervivencia.

Otras novedades de equipamiento poco habituales en esta categoría y que incorporan las versiones más altas de la gama son los faros de Xenón y dos sensores, uno de lluvia y otro de luz, para que al empezar a llover se conecten automáticamente los limpiaparabrisas y la luz de cruce.

Hasta el 50 por ciento de elementos son de nueva factura en esta nueva gama en la que se ha efectuado un profundo cambio de fisonomía para proporcionar una imagen más moderna y en cierto modo futurista. El cambio más significativo está en la parte anterior, que aproxima su estética a la que vendrá con el Vel Satis. Se han rediseñado los faros, que ahora son de doble óptica para toda la gama, y el paragolpes. Las aletas delanteras, también de nuevo diseño, siguen fabricándose en material plástico -Noryl- para favorecer la facilidad de reparación y la reducción de peso. En la parte posterior los cambios son menos llamativos, pero también importantes, con nuevas ópticas y un reposicionamiento de la antena para la radio, que ahora es más corta y va situada al final del techo.

En el interior se ha modificado tanto el diseño como los materiales empleados con objeto de transmitir una mayor sensación de calidad, poniendo especial énfasis en la terminación final. También la instrumentación es nueva, lo que modifica el «ambiente» en el puesto de conducción. En las versiones de tres puertas se ha situado el mando para abatir el respaldo en la parte superior del asiento, lo que hace que la maniobra de acceso a las plazas posteriores sea, por fin, más sencilla.

En el apartado de equipamiento se han incorporado una serie de elementos nuevos en los que se pone de manifiesto la intención de obtener un alto grado de seguridad. Así, el ABS es de serie para toda la gama y va acompañado por el sistema SAFE de ayuda para frenadas de emergencia. La dirección dispone de asistencia eléctrica para todas las versiones excepto para el Sport, que mantiene el sistema hidráulico. En cuanto a seguridad pasiva, se incorporan dos airbags frontales y dos laterales. Los frontales disponen de un sistema adaptativo de inflado -en dos etapas- que tiene en cuenta la posición del asiento -más o menos adelantado- y la velocidad del vehículo en el momento del impacto. También se ha reforzado la estructura en los largueros laterales y en la parte delantera del pilar A con objeto de hacer aún más rígida la célula de supervivencia.

Otras novedades de equipamiento poco habituales en esta categoría y que incorporan las versiones más altas de la gama son los faros de Xenón y dos sensores, uno de lluvia y otro de luz, para que al empezar a llover se conecten automáticamente los limpiaparabrisas y la luz de cruce.

Hasta el 50 por ciento de elementos son de nueva factura en esta nueva gama en la que se ha efectuado un profundo cambio de fisonomía para proporcionar una imagen más moderna y en cierto modo futurista. El cambio más significativo está en la parte anterior, que aproxima su estética a la que vendrá con el Vel Satis. Se han rediseñado los faros, que ahora son de doble óptica para toda la gama, y el paragolpes. Las aletas delanteras, también de nuevo diseño, siguen fabricándose en material plástico -Noryl- para favorecer la facilidad de reparación y la reducción de peso. En la parte posterior los cambios son menos llamativos, pero también importantes, con nuevas ópticas y un reposicionamiento de la antena para la radio, que ahora es más corta y va situada al final del techo.

En el interior se ha modificado tanto el diseño como los materiales empleados con objeto de transmitir una mayor sensación de calidad, poniendo especial énfasis en la terminación final. También la instrumentación es nueva, lo que modifica el «ambiente» en el puesto de conducción. En las versiones de tres puertas se ha situado el mando para abatir el respaldo en la parte superior del asiento, lo que hace que la maniobra de acceso a las plazas posteriores sea, por fin, más sencilla.

En el apartado de equipamiento se han incorporado una serie de elementos nuevos en los que se pone de manifiesto la intención de obtener un alto grado de seguridad. Así, el ABS es de serie para toda la gama y va acompañado por el sistema SAFE de ayuda para frenadas de emergencia. La dirección dispone de asistencia eléctrica para todas las versiones excepto para el Sport, que mantiene el sistema hidráulico. En cuanto a seguridad pasiva, se incorporan dos airbags frontales y dos laterales. Los frontales disponen de un sistema adaptativo de inflado -en dos etapas- que tiene en cuenta la posición del asiento -más o menos adelantado- y la velocidad del vehículo en el momento del impacto. También se ha reforzado la estructura en los largueros laterales y en la parte delantera del pilar A con objeto de hacer aún más rígida la célula de supervivencia.

Otras novedades de equipamiento poco habituales en esta categoría y que incorporan las versiones más altas de la gama son los faros de Xenón y dos sensores, uno de lluvia y otro de luz, para que al empezar a llover se conecten automáticamente los limpiaparabrisas y la luz de cruce.

Galería relacionada

Renault Clio 2001

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...