A prueba el Mini Cooper S 2018: pequeño gran deportivo

Para disfrutar al volante y experimentar sensaciones deportivas, el renovado Mini Cooper S en versión de tres puertas se convierte en una alternativa más que recomendable para aquellos que no quieran optar por el John Cooper Works.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

A prueba el Mini Cooper S 2018: pequeño gran deportivo
A prueba el Mini Cooper S 2018: pequeño gran deportivo

Hace unos días, te informamos de forma detallada de todas las nuevas características de la renovada gama Mini 2018. Ahora, es momento de centrarse en una de sus versiones más apetecibles, el Cooper S de tres puertas, un gran aperitivo para aquellos que no puedan o quieran optar por el más “irracional” (y también, excitante) John Cooper Works.

Publicidad

Mini Cooper S 2018Una de las cualidades dinámicas que hereda este “restyling” del Mini es el paso adelante realizado en aplomo a alta velocidad, todo ello sin perder su característica y casi innata agilidad que siempre ha distinguido a este coche. Gana valor añadido con su sistema de amortiguación con tarado variable. Apreciamos un mayor confort que en generaciones anteriores, aunque otros conductores a los que hemos pedido opinión siguen considerando que el Mini Cooper S está concebido para disfrutar conduciendo, no para viajar plácidamente y cómodamente kilómetros y kilómetros debido a un esquema de suspensiones por las que tu cuerpo nota cualquier pequeña irregularidad del asfalto.

Mini Cooper S: coche pequeño, “motor grande”…

Mientras que muchos coches de marcado componente deportivo en sus últimas versiones están recurriendo a motores de menor cilindrada y siempre acompañados de sobrealimentación por turbo, el Mini Cooper S sustituyó años atrás el motor 1.6 turbo (THP eran sus siglas) desarrollado de forma conjunta por BMW y PSA, por uno más grande, de mayor cilindrada, un 2,0 litros con tecnología TwinPower Turbo (en este caso, con el sello cien por cien de BMW).

Publicidad

El rendimiento del motor del Mini Cooper S es satisfactorio en un amplio rango de revoluciones, si bien hay matices que conviene aclarar, puesto que a diferencia respecto al anterior 1,6 litros, el nuevo 2.0 puede resultar extremadamente uniforme y “excesivamente agradable desde bajas vueltas”. Estas sensaciones un tanto descafeinadas se compensan, al menos, por un agradable sonido cuando entra en funcionamiento el turbo y con las rápidas reducciones al levantar el pie del acelerador, gracias al sistema resonador “virtual” del escape.

Mini Cooper S 2018Con un “chasis casi de kart”, una dirección muy directa y un motor de 192 CV sobrado de fuerza para este pequeño gigante, a poco que te lo propongas a bordo del Mini Cooper S sólo tendrás satisfacciones al volante. La facilidad con la que enlaza una curva tras otra es pasmosa, mostrando la agilidad  y la destreza propias de un buen delantero que no se cansa de “romper la cintura” de los defensas contrarios. Su buena visibilidad también invita a anticipar mucho la conducción, toda una aliada cuando buscas con rapidez la siguiente curva y la salida de la misma, mientras que en ciudad con un simple vistazo tienes controlado todo el perímetro (el sistema de aparcamiento con cámara de visión trasera también ayuda en las maniobras de aparcamiento a baja velocidad).

El sistema dinámico de conducción MINI Driving Modes (recomendable elemento opcional) ofrece tres modos de funcionamiento claramente diferenciados entre sí –Sport, Mid y Green-. Entre los más extremos –Sport y Green-, sí que notarás una gran diferencia en la respuesta del motor, del acelerador, de la dirección y la mayor o menor firmeza de las suspensiones. Si quieres sacar el rendimiento atlético del Mini Cooper S, sin lugar a dudas, selecciona el modo Sport; por el contrario, si quieres un equilibrio entre deportividad y “docilidad”, tu opción es la Mid; por último, si quieres ahorrar consumo y ser políticamente correcto con el medio ambiente, elige el Green.

Publicidad

Mini Cooper S 2018: interior con sutiles cambios

El interior del Mini Cooper S 2018 no presenta grandes diferencias respecto al modelo de 2014. Los materiales empleados siguen desprendiendo gran calidad, con la utilización masiva de plástico de tacto blando y agradable en la zona superior del salpicadero, mientras que en otras zonas baja ligeramente el nivel de realización al emplear plásticos y materiales más duros. Como novedad en esta última actualización, podrás encontrar un nuevo volante multifunción con botones integrados (de forma opcional, se pueden equipar dos volantes deportivos de cuero en diseños Mini Cours y John Cooper Works). Otra novedad, ahora de serie, la encontramos en el sistema de sonido con pantalla a color de 6,5 pulgadas y la posibilidad de integrar los smartphones vía Bluetooth (opcionalmente, la radio MINI Visual Boost y un nuevo sistema de navegación con pantalla táctil). En la oferta de elementos opcionales de la gama Mini 2018, ahora se puede añadir un sistema de carga inalámbrica para teléfonos móviles, además de una segunda entrada USB en la zona delantera de la consola central.

Mini Cooper S 2018La conectividad a bordo del Mini Cooper S 2018 también mejora gracias al mayor número de funciones que incluye la tecnología Mini Connected. Gracias a ella,el cliente podrá disfrutar directamente en la pantalla táctil del sistema multimedia de algunas aplicaciones instaladas en su smartphone, además de obtener información en tiempo real del estado de tráfico, información meteorológica, gasolineras con los precios más económicos, rutas de viaje recomendadas, etcétera.

El espacio disponible y las soluciones prácticas no son los puntos fuertes del Mini Cooper S. Para acceder a las plazas traseras, los ocupantes que quieran viajar en esta parte del vehículo tendrán que hacer algo de “contorsionismo”, puesto que el hueco disponible que deja libre el respaldo del asiento delantero tras abatirlo no es muy grande.

Publicidad

Mini Cooper S 2018: personalízalo a tu gusto

Otra de las novedades que acompaña a la renovación del Mini 2018 en todas sus versiones –incluida la Cooper S- es la nueva oferta de personalización, con un catálogo aún mayor de posibilidades, algunas de ellas mucho más originales. Con el nuevo programa Yours Customised, los clientes pueden dar rienda suelta a su ingenio y creatividad para crear los accesorios más personales y únicos. Puedes consultar algunas de las nuevas propuestas a través de la tienda online de Mini Yours Customised.

DATOS TÉCNICOS Mini Cooper S 2018
Motor Gasolina - inyección directa y turbo. 4 cil. en línea
Cilindrada 1.998  cm3
Potencia 141  kW (192 CV) CEE a 5.000-6.000  rpm
Par máximo 280  Nm CEE a 1.350-4.600  rpm
Tracción Delantera
Cambio Manual de 6 marchas (opción: automático doble embrague de 7 veloc.)
Consumo medio 6,0 (5,2) l/100 km
Aceleración 0-100 km/h 6,8  segundos
Velocidad máxima 235 km/h

También te puede interesar

Mini Electric Concept: el Mini clásico “resucita” como eléctrico

Mini Cooper SE Countryman ALL4: así es el primer Mini híbrido enchufable

 

Publicidad

Galería relacionada

Probamos el Mini Cooper S 2018