Mercedes CLS 350d: a prueba la elegancia deportiva con mayúsculas

La última generación del Mercedes CLS mejora en todos los apartados, especialmente en la seguridad o tecnología. Con el motor Diesel 350d nos ha gustado. Lo probamos y lo analizamos.
Daniel Cuadrado / Fotos: Israel Gardyn -
Mercedes CLS 350d: a prueba la elegancia deportiva con mayúsculas
Mercedes CLS 350d: a prueba la elegancia deportiva con mayúsculas

Hace ya tiempo que Mercedes-Benz dejó de ser una marca exclusiva de gente mayor o de gustos clásicos, aun en sus modelos más grandes. Un coche como el nuevo CLS puede gustar a público de distintas edades, pudiendo apostar a la vez por el segmento de las elegantes berlinas y el de los deportivos; puede ser útil para una familia de no más de cuatro miembros o para alguien soltero, con independencia de la edad que tenga. Esa fue su premisa desde el inicio, si bien su estilo de diseño ha cambiado mucho desde aquella innovadora primera generación, una asignatura pendiente a la que Mercedes ya ha dado carpetazo. Esto ocurre cuando lo ves aparcado, pero también cuando te sientas en el interior o lo conduces. Como primera prueba empezamos con la versión Diesel 350d, que estrena nuevo motor de seis cilindros en línea y va asociado al cambio automático de nueve velocidades, la suspensión neumática y la tracción total 4Matic. Tal y como ocurrió en su antecesor, esta nueva generación comparte todo con las Clases E y S, y cuando digo todo es desde la plataforma a los motores, las ayudas electrónicas y toda la tecnología orientada tanto a la seguridad como al confort. Veamos si en realidad todo es tan bueno como suena sobre el papel.

Mercedes CLS 350d: a prueba la elegancia deportiva con mayúsculas

Ha cambiado por fuera pero apenas ha variado el espacio interior. No era nada malo en la anterior generación, por lo que la pérdida de un centímetro de espacio longitudinal es más una anécdota que algo criticable. Delante no hay problema y detrás es más que aceptable en las dos plazas principales. Tiene homologación para cinco ocupantes, aunque al quinto más le vale no buscar confort, que no lo va a encontrar por culpa de la forma de la banqueta y el voluminoso túnel central; precisamente esa forma de asientos es la responsable de que dos personas viajen confortables y con el cuerpo bien sujeto, a lo que se suma un perfecto y confortable mullido. Sería un buen coche para llevar chófer si no fuese por el acceso a las plazas traseras, aunque grande debido al tamaño del coche, no es el ideal para este menester, y más existiendo la Clase E y, sobre todo, el gran S. Está muy bien insonorizado tanto en mecánica como en rodadura o aerodinámica. Aumenta ahora la capacidad del maletero en 40 litros. Sigue teniendo una boca de carga con poca altura, aunque dos bolsas completas de palos de golf caben sin mayores problemas. Lleva un gancho para bolsas de la compra en la parte central, muy práctico puesto que si se sale algo de la bolsa, acabará en el fondo del maletero, al que es complicado llegar tanto por la profundidad como por la altura de la boca de carga.

Publicidad

Mercedes CLS 350d: su calidad de realización

La calidad de acabado es sublime. Todo funciona bien, está magníficamente rematado y los materiales son agradables al tacto. Tiene diseño interior propio, si bien las dos enormes pantallas del salpicadero enseguida atraen todas las miradas, transmitiendo la errónea percepción de no saber si estamos en un E o en un S. Una vez acostumbrados a ellas, sí veremos un salpicadero más redondeado y personal, con deportivas salidas de aire. Hasta aquí todo bien. Pones el contacto y de golpe el elegante CLS se convierte en una fiesta de colores, ya que tiene iluminado todo lo iluminable. Si el que ha subido antes lo ha dejado todo en color rojo, morado, lila… es posible que te ocurra lo que a mí, que te espante la combinación. Tiene fácil solución, puesto que todo es configurable, desde los colores del habitáculo a la forma y cantidad de información que queremos ver en cada pantalla. Una vez sentados al volante y con los colores a nuestro gusto en intensidad y tonalidad, ya se ve el mundo diferente, te puedes centrar en cosas más importantes y sí, es elegante.

ESPACIO Mercedes CLS 350d 4Matic 286 CV
Anchura delantera 146 cm
Anchura trasera 143 cm
Altura delantera 88/95 cm
Altura trasera 89 cm
Espacio para piernas 76 cm
Maletero 505 litros

Los asientos son agradables y ergonómicos, todos los mandos están cerca y puedes llegar a cualquiera de las funciones del coche sin soltar las manos del volante. Hay buena visibilidad hacia delante. Hacia los lados y la parte trasera la visión natural es mala. Se compensa gracias a las cámaras de alta definición que lleva, pero en determinados cruces que sean a menos de 90º necesitaremos que el acompañante nos eche una mano con indicaciones, estirar mucho el cuello o tirar de cámaras. En cualquier caso también tiene aviso acústico de tráfico lateral, por lo que casi todo se solventa.

Publicidad

Mercedes CLS 350d: a prueba la elegancia deportiva con mayúsculas

Con el motor en marcha y desde el interior cuesta entender que el motor estamos conduciend es un Diesel. Y es que este Mercedes CLS 350d no vibra, no suena. Emplea el nuevo seis cilindros en línea de tres litros, que abandonó la configuración en V por cuestiones de espacio en el vano motor; ahora con la red de 48V (que de momento llevan los gasolina) hay tantos periféricos que era necesario hacer hueco a lo ancho. Lleva dos turbos secuenciales de distinto tamaño. Tiene 286 caballos, suficientes como para hacer un coche rápido a pesar de las dos toneladas que hemos medido en esta unidad de pruebas. Alcanza los 100 km/h en menos de seis segundos, lo que denota su velocidad. También recupera bien y rápido desde bajas vueltas, siendo quizá el motor ideal para este modelo. El 350d sólo está disponible con el cambio automático de 9 velocidades y la tracción total, que es una buena combinación. Consume relativamente poco y tiene un tacto muy agradable. Parte de esa satisfacción viene de la suavidad y precisión caja de cambios. En el modo de conducción eficiente deja el coche a vela (es la única diferencia con el modo Comfort), contribuyendo a bajar los consumos notablemente. Rondará siempre por los 6 litros de media, aun si se transita por ciudad.

CONSUMOS Mercedes CLS 350d 4Matic 286 CV
Consumo en ciudad 7,8 l/100 km
Consumo en carretera 5,8 l/100 km
Consumo medio 6,6 l/100 km
Publicidad

Mercedes CLS 350d: su comportamiento

En esta generación la sensación que se tiene al volante es la de llevar un coche más pequeño, y eso que la batalla ha aumentado 6 cm. La amortiguación neumática tiene una calibración más firme. Ni siquiera en el modo confortable hay sensación de colchón de aire. Esto es bueno porque rara vez pasaremos al modo Sport o Sport+, aunque existiendo estos programas adicionales no hubiese estado de más una suspensión algo más blanda con la que solventar los inevitables reductores de velocidad con mayor agrado. En cualquier caso es cómodo. Se comporta bien y su agilidad es mejor de lo esperado para un coche de este tamaño.

Mercedes CLS 350d: a prueba la elegancia deportiva con mayúsculas

PRESTACIONES Mercedes CLS 350d 4Matic 286 CV
Acel. 0-100 km/h 5,69 s
Acel. 0-400 m 13,94 s
Acel. 0-1000 m 25,85 s
Sonoridad 120 km/h 66,6 dBA
Sonoridad 140 km/h 69,5 dBA
Frenada desde 140 km/h 73,43 m
Peso en báscula 2.011 kg

No pide a gritos hacer curvas de montaña, pero no se asusta ante ellas, si bien su hábitat natural son las rápidas autopistas o, curiosamente, la ciudad. En este último punto no es una cuestión de comportamiento, es más por lo agradable que es la vida a bordo. A ello contribuye el recomendable control de velocidad con mantenimiento de distancia. Al principio cuesta confiar en el coche, pero este dispositivo trabaja tan bien que es el aliado perfecto en los atascos de las grandes ciudades. Eliges la velocidad y él controla tanto la distancia con el resto de vehículos como la ubicación en el carril. Frena y acelera con la misma suavidad que lo haría un buen conductor; es obligado llevar las manos en el volante, pero el pie del freno o acelerador puede estar más tranquilo. Esto es nivel de conducción autónoma 2 con detalles de 3 (ver todos los niveles de conducción autónoma), puesto que con dar al intermitente cambia de carril con seguridad. Hay que probarlo, es de los coches en los que mejor funciona. También me han gustado mucho las luces que aportan gran seguridad en la noche.

Publicidad
También te puede interesar

Talismán para la marca por su éxito y volumen de ventas, al Mercedes Clase C le ha llegado el turno de actualizarse. Lo hace mejorando conectividad, seguridad, confort, motores, eficiencia o diseño. Se venderá a partir de marzo.

El nuevo Mercedes CLS 2018 ya acepta pedidos para su compra. La firma alemana ha comunicado los precios oficiales y las versiones disponibles que llegarán a los concesionarios españoles en marzo.

Mercedes prepara ya una nueva generación de su revolucionaria berlina CLS, de la que ya podemos ver sus primeras fotos y conocer algunos datos más.