A prueba el Mazda6 2018: ahora, más premium y exclusivo

El Mazda6 2018 se actualiza en materia de calidad, seguridad, equipamiento y dinamismo, potenciando sus principales atractivos y codeándose con el segmento premium.
Pablo Mallo.

Twitter: @p__mallo -

A prueba el Mazda6 2018: ahora, más premium y exclusivo
Mazda6 2018, ahora más premium

Mazda acaba de actualizar su gama Mazda6, tanto la carrocería berlina como Wagon. Además de la puesta al día estética, que afecta a la parrilla, los faros, parachoques traseros, llantas y nervaduras laterales, los cambios afectan más profundamente al equipamiento, motores, puesta a punto e interior. El objetivo era lograr una mayor calidad y un ambiente más premium, sin desviarse de la personal filosofía de Mazda. La actual generación del Mazda6 se lanzó en 2012, recibió un lavado de cara en 2015 y ahora se actualiza por segunda vez de manera más exhaustiva.

Mazda6 2018, ahora más premium

Mazda6 2018 con carrocería familiar

A nivel tecnológico, el Mazda6 recibe elementos como cámaras periféricas, Head-Up Display (de serie, ahora proyectado sobre el parabrisas), cuadro de mandos parcialmente digital (pantalla TFT de 7” para la esfera del velocímetro), protocolos Apple CarPlay y Android Auto (de serie en España), sistema de mantenimiento de carril o control de velocidad de crucero activo mediante radar con función Stop & Go (de serie), que también da la posibilidad de adaptar la velocidad en función del sistema de reconocimiento de señales de tráfico. Los faros led adaptativos son de tipo matricial y cuentan con 20 ledes por cada proyector, controlados independientemente, de manera que es posible modificar el haz luminoso para evitar deslumbrar a otros conductores, incluso circulando con las luces largas activadas. De igual modo, en autopistas se eleva el haz para lograr mayor alcance y permiten diferentes patrones en función de la velocidad.

En el habitáculo del Mazda6 se ha modificado el diseño de la consola central, que cuenta con un embellecedor metálico transversal y una apariencia más moderna, muy ordenada, con mandos del climatizador rediseñados para realzar la horizontalidad del salpicadero. Sin resultar recargado, en función de los acabados (Evolution, Zenith y Signature) podemos contar con un aspecto muy lujoso gracias a elementos como las inserciones metálicas y en madera de sen —un árbol japonés que también se emplea en la construcción de templos, muebles tradicionales e instrumentos musicales—, o revestimientos en un sofisticado textil denominado Ultrasuede NU, que recuerda a la Alcantara. Otra de las novedades son los asientos delanteros ventilados, que absorben el aire caliente de la superficie. En conjunto, al menos en los acabados superiores, el ambiente interior es de lo más refinado gracias a los buenos materiales y ajustes, con una postura al volante perfecta y una dureza muy acertada de los asientos, que ahora son más anchos y con más mullido.

Publicidad

Mazda6 2018, ahora más premium

Mazda6 2018: así es su interior

A nivel dinámico el Mazda6 también ha experimentado mejoras. Se ha reducido el nivel de NVH (ruido, asperezas y vibraciones) y la rumorosidad con nuevos materiales fonoabsorbentes, además de otra serie de medidas, como la reducción de las tolerancias en la unión de los paneles de la carrocería y una mayor rigidez estructural. Dirección (ahora con menos autocentrado en fuertes apoyos y un tacto más natural) y suspensiones se han optimizado, gracias a una geometría revisada, junto con nuevos componentes que redundan en una mayor calidad de rodadura, siempre con una puesta a punto muy confortable y equilibrada. Únicamente a ritmos muy elevados por tramos revirados se puede echar en falta una mayor firmeza de amortiguación, pero en cualquier caso se trata de un coche de lo más agradable de conducir, noble y aplomado. A su vez, unos conductos canalizan aire hacia las ruedas delanteras para mejorar la estabilidad lineal a alta velocidad, y se suman a la optimización aerodinámica realizada en los bajos.

En cuanto a los motores, la gama Mazda6 estará compuesta en nuestro mercado por dos propulsores de gasolina, 2.0 Skyactiv-G de 145 CV y 2.5 Skyactiv-G de 194 CV, junto con un Diesel 2.2 Skyactiv-D, escalonado en versiones de 150 y 184 CV. Todos se han revisado exhaustivamente para cumplir futuras normas de emisiones, reducir fricciones internas y mejorar la eficiencia. En el caso del Diesel, ahora incorpora un catalizador SCR para reducir emisiones de NOx, además, el turbo de mayor tamaño de su sistema de sobrealimentación en cascada está dotado de geometría variable. Con ello, la potencia pasa de 175 a 184 CV, y el par máximo, de 420 a unos nada despreciables 445 Nm. Este motor, en combinación con la carrocería familiar, es el único de la gama que está disponible con tracción total, y supone una opción de lo más apetecible, pues aporta aún más eficacia al comportamiento.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Mazda 6 y Skoda Superb representan dos excepcionales berlinas de corte familiar por argumentos de uso, conducción y equipamiento. Enfrentadas y medidas, ¿cuál es mejor?

Te recomendamos

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

Cuéntanos tu experiencia con la marca de tu coche actual y participa ya en el sorteo ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...