Mazda 3 Skyactiv-G 2.0 vs Toyota Corolla 125H: ¿qué compacto es mejor? ¿Gasolina o híbrido?

Comparamos y medimos a los dos nuevos compactos que han llegado al mercado: Toyota Corolla y Mazda 3. Uno híbrido y otro de gasolina, y los dos con 122 CV. ¿Cuál es mejor?
Raúl Roncero y Equipo de Pruebas.

Twitter: @autopista_es Fotos: MPIB. -

Mazda 3 Skyactiv-G 2.0 vs Toyota Corolla 125H: ¿qué compacto es mejor? ¿Gasolina o híbrido?
Mazda 3 Skyactiv-G 2.0 vs Toyota Corolla 125H: ¿qué compacto es mejor? ¿Gasolina o híbrido?

No hay duda: 2019, y más en concreto su primavera, ha arrancado con excelentes noticias en el segmento de los compactos, históricamente el más demandado del mercado. Mazda y Toyota se han lanzado al mismo tiempo directamente al cuello de los grandes superventas tradicionales, como pueden ser los Seat León, VW Golf, Renault Mégane, Opel Astra o Peugeot 308. Y lo hacen con dos productos totalmente nuevos, que en el caso de Toyota y de su nuevo Corolla con la difícil misión de sustituir a un Auris que durante su última etapa comercial ha dejado el pabellón bien alto, alcanzando la 5ª posición en el ránking de ventas de su segmento en el último mes registrado.

Publicidad

Junto a él, situamos hoy el Mazda 3, un compacto que aspira también a redefinir la categoría con todo un ejercicio de estilo y tecnología que alcanzará su cenit cuando estrene en unos meses su nuevo sistema de propulsión Skyactiv-X: en este enlace te contamos en qué consiste. Mientras tanto, y a la espera de que se incorporen también próximamente las renovaciones de Seat León, VW Golf y el Audi A3, enfrentamos y comparamos al nuevo Toyota Corolla con su versión híbrida de acceso (sólo se vende con versiones híbridas) y al Mazda 3 con su única variante de gasolina. ¿Cuál es mejor de los dos nuevos compactos? Los medimos y analizamos uno a uno.

Mazda 3 Skyactiv-G 2.0 122 CV

Arrancamos, por orden alfabético, con el Mazda 3. Y, sí, hay que reconocerlo: bienvenido a la nueva era Mazda, a una nueva generación de su compacto que sube tanto su nivel… como para tutear a modelos de categoría Premium, gracias a su tratamiento exótico, a tecnologías de vanguardia —ya te hemos adelantado que lo mejor está por llegar—, a un funcionamiento delicioso, un tacto de conducción verdaderamente exquisito… Da la sensación de ser un automóvil desarrollado por ingenieros baja pautas marcadas por psicólogos, logrando una armonía de conducción inusual.

Mazda 3 Skyactiv-G 2.0 vs Toyota Corolla 125H: ¿qué compacto es mejor? ¿Gasolina o híbrido?

Mazda 3 Skyactiv-G 2.0

El Mazda 3 es uno de los coches con mejor integración hombre-máquina de todos los que hemos probado en su segmento, algo que no sólo se circunscribe a sus equipos electrónicos, botones, pantallas, menús, etcétera, sino también a cómo te acogen sus asientos —delanteros—, a la posición de conducción, el diseño de todo lo que ves y el tacto de todo cuanto tocas. Pero, tal como ocurre con el Toyota Corolla, hay “dos” Mazda3 dentro de un mismo coche que están separados por una delgada línea roja.

También, eso sí, es justo reconocer que la monta de ruedas de esta unidad que hemos probado —de medida 205/55 R16—, así como la calidad agarre de los neumáticos Toyo Proxes R51A que tan buen rendimiento real y buenas sensaciones nos ofrecen en este chasis en carretera, cuando hemos enfrentado nuestro Mazda 3 a los ejercicios tipo en pista cerrada no le han hecho justicia. Ha tardado hasta doce pasadas por el exigente test del Alce para firmar un ejercicio totalmente “limpio” a la velocidad máxima admisible, lo que pone en evidencia a estos neumáticos, yendo además de más a menos, dadas las expectativas puestas en el Mazda 3.

PRESTACIONES Mazda 3 Skyactiv-G 2.0 122 CV Toyota Corolla Hybrid 125H 122 CV
Acel. 0-100 km/h 9,61 s 10,59 s
Acel. 0-1000 metros 31,19 s 32,26 s
Adelantamiento 80-120 km/h 9,04 s 8,40 s
Sonoridad 100 km/h 65,4 dB 63,3 dB
Frenada desde 140 km/h 74,85 m 75,31 m
Peso real 1.390 kg 1.385 kg

También penaliza este compacto por la mayor distancia en la frenada asimétrica y el tiempo más lento en el eslalon, ejercicio en el que toca tirar de cintura y donde, tal vez, el sistema G-Vectoring Plus encargado de minimizar movimientos parásitos de carrocería el acelerar o cambiar de dirección priorizan más el bienestar de los pasajeros que la efectividad pura y dura. Al final, su tendencia a abrir la trayectoria por mera falta de agarre del neumático, le impiden brillar con la eficacia que esperas y que te garantizo sí tiene este Mazda 3 de base.

Publicidad

Y es que, valorar coches en sus límites, nos lleva en ocasiones a ver situaciones como ya vivimos en anteriores generaciones de Ford Focus y ahora ocurre con el Mazda 3, porque fuera de pista es un producto sin duda sensacional. Es ahí, donde tú lo llevarás siempre, donde destaca su aplomo monolítico, su tacto de coche mayor, una calidad de amortiguación exquisita y pulido general, algo que también se hace extensible al motor Skyactiv-G de 2,0 litros y 122 CV, uno de los más singulares de su categoría.

Mazda 3 Skyactiv-G 2.0 vs Toyota Corolla 125H: ¿qué compacto es mejor? ¿Gasolina o híbrido?

Mazda 3 Skyactiv-G 2.0: así es su interior

Asistido por una red de 24 voltios, el alternador reversible aporta puntualmente 6 kW a bajo régimen —orientados a la eficiencia, no a la prestación— y consigue además que el sistema Stop/Start sea tan rápido que resultan casi inapreciables las fases de rearranque. El carácter además atmosférico de este propulsor (sí atmosférico por raro que resulte hoy) exige un uso más continuado del cambio que con la mayoría de motores rivales en su segmento, aunque sus prestaciones están en línea luego de lo esperado para su potencia de 122 CV.

También cuenta este Mazda 3 Skyactiv-G 2.0 además con un avanzado sistema de desactivación de cilindros, bastante participativo hasta regímenes de, más o menos, 2.400 rpm, logrando al final unos consumos medios en carretera muy buenos, aunque en ciudad, su alta cilindrada acaba también pasándole factura.

CONSUMOS Mazda 3 Skyactiv-G 2.0 122 CV Toyota Corolla Hybrid 125H 122 CV
Consumo en ciudad 6,7 l/100 km 2,8 l/100 km s
Consumo en carretera 5,3 l/100 km 4,1 l/100 km
Consumo medio 5,8 l/100 km 3,6 l/100 km

Ya hemos visto cómo va en pista y en carretera, y como es su motor, así que solo queda valorar su practicidad. Y el Mazda 3 no es en este sentido un compacto de familias numerosas, y eso que proyecta más sombra sobre el asfalto que ningún otro por su batalla y longitud. Su diseño condiciona el acceso atrás: no es muy ancho, tiene poca cota de pierna atrás y la elevada cintura y grueso pilar C —que además, condiciona la visibilidad del conductor en diagonal— no contribuye a generar desahogo en las plazas posteriores. Y tampoco en capacidad de maletero es de los más capaces de su segmento… aunque como veremos tampoco su rival Toyota Corolla.

Eso sí, no podemos terminar sin dar la enhorabuena a Mazda por apostar por un muy completo equipamiento de seguridad y una gama bien escalonada con pocas opciones disponibles. Pero… ¿cómo es en comparación su rival en esta comparativa?

Publicidad

Toyota Corolla Hybrid 125H 122 CV

Vuelta de tuerca y, lo primero que tenemos que decirte al valorar al nuevo Toyota Corolla es que ni te lo pienses: si lo tuyo va de ahorro, este nuevo compacto en su versión híbrida inferior 125h de 122 CV (por encima existe también la 180h de 180 CV) es tu coche. Sea por buen precio de partida (desde menos de 21.000 euros de partida, similares a los del Mazda 3 de gasolina), por el equipamiento que ofrece y, sobre todo, por sus bajísimos consumos, es un coche de récord.

Mazda 3 Skyactiv-G 2.0 vs Toyota Corolla 125H: ¿qué compacto es mejor? ¿Gasolina o híbrido?

Toyota Corolla 125H

Y ya te puedes empeñar en gastar como cualquiera de sus rivales del segmento con motorización de gasolina, que no lo vas a conseguir. La vuelta a esta denominación Corolla implica además una evolución exponencial de chasis y calidades, de buenas sensaciones de conducción y de mejor integración de la tecnología híbrida de la marca en agrado de uso: vale, esas subidas de régimen del motor implícitas al tipo de cambio del sistema híbrido de Toyota te seguirán pareciendo aleatorias, pero la transmisión deja de ser noticia cuando entiendes la filosofía de este coche.

Por otro lado, cuánta evolución sientes también en el Toyota Corolla en percepción de calidad y aspecto general de mandos, en grafismos, y en equipos de información y entretenimiento. También en sonoridad y refinamiento general gracias a un exhaustivo trabajo en aislamiento —panel cortafuegos, cristales, etc— o rigidez estructural —un 60 por ciento superior—.

Mazda 3 Skyactiv-G 2.0 vs Toyota Corolla 125H: ¿qué compacto es mejor? ¿Gasolina o híbrido?

Toyota Corolla 125H: así es su interior

La nueva arquitectura que emplea el Toyota Corolla, derivada de Prius o C-HR, baja el centro de gravedad, aporta suspensiones de mucha calidad y capacidad de absorción, especialmente a baja velocidad, especializándose en rigurosas ciudades. Aquí, suma cientos y cientos de metros tirando de baterías, pero también la participación eléctrica es mucho mayor en carretera a velocidades medias y medio altas, incluso a 100 km/h, siempre con baterías de frenética recarga: sus 4,1 l/100 km son ya imbatibles en carretera incluso para buenos Diesel que quieran seguir su ritmo constante, y de ser más variable, apenas subes décimas.

ESPACIO Mazda 3 Skyactiv-G 2.0 122 CV Toyota Corolla Hybrid 125H 122 CV
Anchura delantera 141 cm 139 cm
Anchura trasera 133 cm 137 cm
Altura delantera 92-98 cm 93-99 cm
Altura trasera 89 cm 93 cm
Espacio para piernas 69 cm 69 cm
Maletero 370 litros 390 litros

Cuánta precisión también gana el Toyota Corolla en conducción, en dirección, en tacto de freno —aunque sigues advirtiendo dos tactos diferentes— y afinación electrónica: antes, sus asistentes te dejaban literalmente clavado, mientras que ahora su actuación es muy sutil y eficiente. Solo cuando el Corolla encadena dos o tres cambios fuertes de apoyo muy seguidos, te hace saber que no es para nada su estilo. De hecho, ante tales malabarismos, el motor deja de subir de vueltas hasta las casi 6.000 rpm a las que puede llegar, poniendo un límite en alrededor de 4.500 rpm, del que no te deja pasar. Es cierto que esperaba mayor refinamiento aún de su parte térmica, ya que cuando deja de estar latente, o incluso en alta y baja velocidad o régimen, transmite alguna leve vibración en pedales. En techo y espejos también hay más rozamiento del aire que en otros coches.

Publicidad

Por último, y como en el Mazda 3, cerramos este análisis con una breve valoración de su funcionalidad, que puedes corroborar con las mediciones que verás en el artículo. Siendo un compacto más que correcto, en practicidad sus mayores lagunas las encontraremos en su acceso a las plazas posteriores y en la cierta falta de sensación de espacio y habitabilidad. Aun así, tanto en altura y anchura trasera, como en capacidad de maletero, es ligeramente superior a su rival Mazda 3, pero sin llegar al mayor equilibrio que consigue, por ejemplo, un Seat León.

Publicidad
También te puede interesar

Los fabricantes japoneses Honda y Mazda presentarán en los próximos meses modelos inéditos, otros renovados y también nuevas tecnologías. Repasamos sus futuras novedades.

Toyota lanza en este 2019 hasta 6 grandes novedades. A los nuevos RAV4, Corolla y Supra, unirá una versión nueva del C-HR, el Prius renovado y el estreno del Camry en Europa.