Hyundai Accent 1.3 GLS

Competir no es nada fácil y más en el segmento donde lo intenta el Accent. Para ello, la marca coreana Hyundai ha tenido que aprenderse muy bien cuál es el valor del euro: este modelo no tendrá la imagen de muchos de sus competidores, pero ofrece espacio y equipamiento a un precio que sorprende.
-
Hyundai Accent 1.3 GLS
Hyundai Accent 1.3 GLS

Citroën se ha lanzado de lleno a la guerra de los descuentos. En este Xsara, por ejemplo, podemos obtener una rebaja de 3.600 euros. Aun así, el Accent resulta más barato y mejor equipado.
Éste es el Xsara más básico. Aunque monta un motor de 75 CV y pesa 126 kilos más que su rival, no se muestra más torpe en carretera. A la hora de repostar sí notaremos las diferencias: precisa un litro más de media que el Accent para recorrer 100 kilómetros cuando rodamos a 120 km/h.
Por espacio interior, empate técnico. De hecho, el Accent es más amplio, pero está peor aprovechado. Así, ofrece 88 litros menos de maletero.

Tres mil euros separan al Stilo del Accent, una diferencia considerable. Sin embargo, el Stilo merece la pena por su formato más de monovolumen.

Sin embargo, precisamente este diseño impide al Stilo ganar al Accent en carretera. Para movernos en los mismos niveles de precio, tenemos que recurrir al motor más básico de 80 CV, una mecánica que se queda algo corta para mover un coche de 1.242 kilogramos.

La competencia más directa del Accent también llega desde Corea: el Kia Rio. Su precio de salida es aún más tentador, pero debemos pagar como extra el aire acondicionado y la radio con CD.

Aunque en potencia se encuentran parejos, el modelo de Hyundai presenta mejores cifras de aceleración y consumo. La respuesta la volvemos a encontrar en la diferencia de peso entre ambos modelos; esta vez de más de 300 kilos.

De salida es más barato que el Accent, pero no nos debemos engañar. Esta versión no incluye muchos elementos que en su rival van de serie. Así, deberíamos sumarle 962 euros si queremos llevar aire acondicionado. La diferencia se vuelve a favor del Accent, que –como ya hemos dicho- ofrece un descuento de 2.000 euros.
Equipa un motor más potente, de 98 CV. Sin embargo, su peso le impide aventajar considerablemente al modelo de Hyundai en carretera.

En esta ocasión, Peugeot ofrece extra de equipamiento gratis como reclamo comercial. Así, incluye en todas las versiones del 307 el climatizador de serie (un elemento que no encontramos ni como opción en el Hyundai).
También en este modelo tendremos más espacio, gracias a su mayor anchura y altura, un acabado más cuidado y –sobre todo- un motor más vivo. Con 110 CV, el Peugeot 307 se presenta como el modelo más rápido de los que analizamos.

Su diseño le aporta mayor personalidad que al Accent. Además, tiene la mejor anchura de entre todos estos modelos, con 1,78 metros. Por si fuera poco, presenta una buena terminación y no anda parco en equipamiento de seguridad: ofrece un equipo más completo de airbags y ABS, de serie; quedando como opción el control de estabilidad (600 euros).
Sin embargo, en elementos de confort no han sido tan generosos como Hyundai: el aire acondicionado se paga como extra (1.000 euros) y también el equipo de música con radio y CD (180 euros).

Seat presenta un serio rival para el Accent: el Córdoba. Para encontrarnos a un precio similar al del modelo de Hyundai tenemos que recurrir al motor más bajo y al acabado más básico. Aun así, pierde en precio: hay que pagar como extra el aire acondicionado (950 euros), la alarma (240 euros) y la radio CD (126 euros).
Hay que destacar sus ciertas características “deportivas”, el buen acabado de todos sus elementos y su espacioso maletero de 485 litros.

Este modelo lleva un motor diseñado junto a BMW. Es el mismo que equipa el Mini y ofrece 116 CV a 5.600 rpm. Con este extra de potencia, se muestra más despierto en carretera: presenta mejores aceleraciones y recuperaciones. En su contra, el consumo.
También es un modelo mucho más grande. Roza los 4,40 metros de longitud, lo que le confiere un habitáculo mayor que el del Accent.
Su precio también es muy interesante: 14.124 euros. Sin embargo, no está a la altura del de su rival, ya que ofrece carencias muy importantes de equipamiento. Ni siquiera el ABS es de serie.

Citroën se ha lanzado de lleno a la guerra de los descuentos. En este Xsara, por ejemplo, podemos obtener una rebaja de 3.600 euros. Aun así, el Accent resulta más barato y mejor equipado.
Éste es el Xsara más básico. Aunque monta un motor de 75 CV y pesa 126 kilos más que su rival, no se muestra más torpe en carretera. A la hora de repostar sí notaremos las diferencias: precisa un litro más de media que el Accent para recorrer 100 kilómetros cuando rodamos a 120 km/h.
Por espacio interior, empate técnico. De hecho, el Accent es más amplio, pero está peor aprovechado. Así, ofrece 88 litros menos de maletero.

Tres mil euros separan al Stilo del Accent, una diferencia considerable. Sin embargo, el Stilo merece la pena por su formato más de monovolumen.

Sin embargo, precisamente este diseño impide al Stilo ganar al Accent en carretera. Para movernos en los mismos niveles de precio, tenemos que recurrir al motor más básico de 80 CV, una mecánica que se queda algo corta para mover un coche de 1.242 kilogramos.

La competencia más directa del Accent también llega desde Corea: el Kia Rio. Su precio de salida es aún más tentador, pero debemos pagar como extra el aire acondicionado y la radio con CD.

Aunque en potencia se encuentran parejos, el modelo de Hyundai presenta mejores cifras de aceleración y consumo. La respuesta la volvemos a encontrar en la diferencia de peso entre ambos modelos; esta vez de más de 300 kilos.

De salida es más barato que el Accent, pero no nos debemos engañar. Esta versión no incluye muchos elementos que en su rival van de serie. Así, deberíamos sumarle 962 euros si queremos llevar aire acondicionado. La diferencia se vuelve a favor del Accent, que –como ya hemos dicho- ofrece un descuento de 2.000 euros.
Equipa un motor más potente, de 98 CV. Sin embargo, su peso le impide aventajar considerablemente al modelo de Hyundai en carretera.

En esta ocasión, Peugeot ofrece extra de equipamiento gratis como reclamo comercial. Así, incluye en todas las versiones del 307 el climatizador de serie (un elemento que no encontramos ni como opción en el Hyundai).
También en este modelo tendremos más espacio, gracias a su mayor anchura y altura, un acabado más cuidado y –sobre todo- un motor más vivo. Con 110 CV, el Peugeot 307 se presenta como el modelo más rápido de los que analizamos.

Su diseño le aporta mayor personalidad que al Accent. Además, tiene la mejor anchura de entre todos estos modelos, con 1,78 metros. Por si fuera poco, presenta una buena terminación y no anda parco en equipamiento de seguridad: ofrece un equipo más completo de airbags y ABS, de serie; quedando como opción el control de estabilidad (600 euros).
Sin embargo, en elementos de confort no han sido tan generosos como Hyundai: el aire acondicionado se paga como extra (1.000 euros) y también el equipo de música con radio y CD (180 euros).

Seat presenta un serio rival para el Accent: el Córdoba. Para encontrarnos a un precio similar al del modelo de Hyundai tenemos que recurrir al motor más bajo y al acabado más básico. Aun así, pierde en precio: hay que pagar como extra el aire acondicionado (950 euros), la alarma (240 euros) y la radio CD (126 euros).
Hay que destacar sus ciertas características “deportivas”, el buen acabado de todos sus elementos y su espacioso maletero de 485 litros.

Este modelo lleva un motor diseñado junto a BMW. Es el mismo que equipa el Mini y ofrece 116 CV a 5.600 rpm. Con este extra de potencia, se muestra más despierto en carretera: presenta mejores aceleraciones y recuperaciones. En su contra, el consumo.
También es un modelo mucho más grande. Roza los 4,40 metros de longitud, lo que le confiere un habitáculo mayor que el del Accent.
Su precio también es muy interesante: 14.124 euros. Sin embargo, no está a la altura del de su rival, ya que ofrece carencias muy importantes de equipamiento. Ni siquiera el ABS es de serie.

Citroën se ha lanzado de lleno a la guerra de los descuentos. En este Xsara, por ejemplo, podemos obtener una rebaja de 3.600 euros. Aun así, el Accent resulta más barato y mejor equipado.
Éste es el Xsara más básico. Aunque monta un motor de 75 CV y pesa 126 kilos más que su rival, no se muestra más torpe en carretera. A la hora de repostar sí notaremos las diferencias: precisa un litro más de media que el Accent para recorrer 100 kilómetros cuando rodamos a 120 km/h.
Por espacio interior, empate técnico. De hecho, el Accent es más amplio, pero está peor aprovechado. Así, ofrece 88 litros menos de maletero.

Tres mil euros separan al Stilo del Accent, una diferencia considerable. Sin embargo, el Stilo merece la pena por su formato más de monovolumen.

Sin embargo, precisamente este diseño impide al Stilo ganar al Accent en carretera. Para movernos en los mismos niveles de precio, tenemos que recurrir al motor más básico de 80 CV, una mecánica que se queda algo corta para mover un coche de 1.242 kilogramos.

La competencia más directa del Accent también llega desde Corea: el Kia Rio. Su precio de salida es aún más tentador, pero debemos pagar como extra el aire acondicionado y la radio con CD.

Aunque en potencia se encuentran parejos, el modelo de Hyundai presenta mejores cifras de aceleración y consumo. La respuesta la volvemos a encontrar en la diferencia de peso entre ambos modelos; esta vez de más de 300 kilos.

De salida es más barato que el Accent, pero no nos debemos engañar. Esta versión no incluye muchos elementos que en su rival van de serie. Así, deberíamos sumarle 962 euros si queremos llevar aire acondicionado. La diferencia se vuelve a favor del Accent, que –como ya hemos dicho- ofrece un descuento de 2.000 euros.
Equipa un motor más potente, de 98 CV. Sin embargo, su peso le impide aventajar considerablemente al modelo de Hyundai en carretera.

En esta ocasión, Peugeot ofrece extra de equipamiento gratis como reclamo comercial. Así, incluye en todas las versiones del 307 el climatizador de serie (un elemento que no encontramos ni como opción en el Hyundai).
También en este modelo tendremos más espacio, gracias a su mayor anchura y altura, un acabado más cuidado y –sobre todo- un motor más vivo. Con 110 CV, el Peugeot 307 se presenta como el modelo más rápido de los que analizamos.

Su diseño le aporta mayor personalidad que al Accent. Además, tiene la mejor anchura de entre todos estos modelos, con 1,78 metros. Por si fuera poco, presenta una buena terminación y no anda parco en equipamiento de seguridad: ofrece un equipo más completo de airbags y ABS, de serie; quedando como opción el control de estabilidad (600 euros).
Sin embargo, en elementos de confort no han sido tan generosos como Hyundai: el aire acondicionado se paga como extra (1.000 euros) y también el equipo de música con radio y CD (180 euros).

Seat presenta un serio rival para el Accent: el Córdoba. Para encontrarnos a un precio similar al del modelo de Hyundai tenemos que recurrir al motor más bajo y al acabado más básico. Aun así, pierde en precio: hay que pagar como extra el aire acondicionado (950 euros), la alarma (240 euros) y la radio CD (126 euros).
Hay que destacar sus ciertas características “deportivas”, el buen acabado de todos sus elementos y su espacioso maletero de 485 litros.

Este modelo lleva un motor diseñado junto a BMW. Es el mismo que equipa el Mini y ofrece 116 CV a 5.600 rpm. Con este extra de potencia, se muestra más despierto en carretera: presenta mejores aceleraciones y recuperaciones. En su contra, el consumo.
También es un modelo mucho más grande. Roza los 4,40 metros de longitud, lo que le confiere un habitáculo mayor que el del Accent.
Su precio también es muy interesante: 14.124 euros. Sin embargo, no está a la altura del de su rival, ya que ofrece carencias muy importantes de equipamiento. Ni siquiera el ABS es de serie.

Citroën se ha lanzado de lleno a la guerra de los descuentos. En este Xsara, por ejemplo, podemos obtener una rebaja de 3.600 euros. Aun así, el Accent resulta más barato y mejor equipado.
Éste es el Xsara más básico. Aunque monta un motor de 75 CV y pesa 126 kilos más que su rival, no se muestra más torpe en carretera. A la hora de repostar sí notaremos las diferencias: precisa un litro más de media que el Accent para recorrer 100 kilómetros cuando rodamos a 120 km/h.
Por espacio interior, empate técnico. De hecho, el Accent es más amplio, pero está peor aprovechado. Así, ofrece 88 litros menos de maletero.

Tres mil euros separan al Stilo del Accent, una diferencia considerable. Sin embargo, el Stilo merece la pena por su formato más de monovolumen.

Sin embargo, precisamente este diseño impide al Stilo ganar al Accent en carretera. Para movernos en los mismos niveles de precio, tenemos que recurrir al motor más básico de 80 CV, una mecánica que se queda algo corta para mover un coche de 1.242 kilogramos.

La competencia más directa del Accent también llega desde Corea: el Kia Rio. Su precio de salida es aún más tentador, pero debemos pagar como extra el aire acondicionado y la radio con CD.

Aunque en potencia se encuentran parejos, el modelo de Hyundai presenta mejores cifras de aceleración y consumo. La respuesta la volvemos a encontrar en la diferencia de peso entre ambos modelos; esta vez de más de 300 kilos.

De salida es más barato que el Accent, pero no nos debemos engañar. Esta versión no incluye muchos elementos que en su rival van de serie. Así, deberíamos sumarle 962 euros si queremos llevar aire acondicionado. La diferencia se vuelve a favor del Accent, que –como ya hemos dicho- ofrece un descuento de 2.000 euros.
Equipa un motor más potente, de 98 CV. Sin embargo, su peso le impide aventajar considerablemente al modelo de Hyundai en carretera.

En esta ocasión, Peugeot ofrece extra de equipamiento gratis como reclamo comercial. Así, incluye en todas las versiones del 307 el climatizador de serie (un elemento que no encontramos ni como opción en el Hyundai).
También en este modelo tendremos más espacio, gracias a su mayor anchura y altura, un acabado más cuidado y –sobre todo- un motor más vivo. Con 110 CV, el Peugeot 307 se presenta como el modelo más rápido de los que analizamos.

Su diseño le aporta mayor personalidad que al Accent. Además, tiene la mejor anchura de entre todos estos modelos, con 1,78 metros. Por si fuera poco, presenta una buena terminación y no anda parco en equipamiento de seguridad: ofrece un equipo más completo de airbags y ABS, de serie; quedando como opción el control de estabilidad (600 euros).
Sin embargo, en elementos de confort no han sido tan generosos como Hyundai: el aire acondicionado se paga como extra (1.000 euros) y también el equipo de música con radio y CD (180 euros).

Seat presenta un serio rival para el Accent: el Córdoba. Para encontrarnos a un precio similar al del modelo de Hyundai tenemos que recurrir al motor más bajo y al acabado más básico. Aun así, pierde en precio: hay que pagar como extra el aire acondicionado (950 euros), la alarma (240 euros) y la radio CD (126 euros).
Hay que destacar sus ciertas características “deportivas”, el buen acabado de todos sus elementos y su espacioso maletero de 485 litros.

Este modelo lleva un motor diseñado junto a BMW. Es el mismo que equipa el Mini y ofrece 116 CV a 5.600 rpm. Con este extra de potencia, se muestra más despierto en carretera: presenta mejores aceleraciones y recuperaciones. En su contra, el consumo.
También es un modelo mucho más grande. Roza los 4,40 metros de longitud, lo que le confiere un habitáculo mayor que el del Accent.
Su precio también es muy interesante: 14.124 euros. Sin embargo, no está a la altura del de su rival, ya que ofrece carencias muy importantes de equipamiento. Ni siquiera el ABS es de serie.

Citroën se ha lanzado de lleno a la guerra de los descuentos. En este Xsara, por ejemplo, podemos obtener una rebaja de 3.600 euros. Aun así, el Accent resulta más barato y mejor equipado.
Éste es el Xsara más básico. Aunque monta un motor de 75 CV y pesa 126 kilos más que su rival, no se muestra más torpe en carretera. A la hora de repostar sí notaremos las diferencias: precisa un litro más de media que el Accent para recorrer 100 kilómetros cuando rodamos a 120 km/h.
Por espacio interior, empate técnico. De hecho, el Accent es más amplio, pero está peor aprovechado. Así, ofrece 88 litros menos de maletero.

Tres mil euros separan al Stilo del Accent, una diferencia considerable. Sin embargo, el Stilo merece la pena por su formato más de monovolumen.

Sin embargo, precisamente este diseño impide al Stilo ganar al Accent en carretera. Para movernos en los mismos niveles de precio, tenemos que recurrir al motor más básico de 80 CV, una mecánica que se queda algo corta para mover un coche de 1.242 kilogramos.

La competencia más directa del Accent también llega desde Corea: el Kia Rio. Su precio de salida es aún más tentador, pero debemos pagar como extra el aire acondicionado y la radio con CD.

Aunque en potencia se encuentran parejos, el modelo de Hyundai presenta mejores cifras de aceleración y consumo. La respuesta la volvemos a encontrar en la diferencia de peso entre ambos modelos; esta vez de más de 300 kilos.

De salida es más barato que el Accent, pero no nos debemos engañar. Esta versión no incluye muchos elementos que en su rival van de serie. Así, deberíamos sumarle 962 euros si queremos llevar aire acondicionado. La diferencia se vuelve a favor del Accent, que –como ya hemos dicho- ofrece un descuento de 2.000 euros.
Equipa un motor más potente, de 98 CV. Sin embargo, su peso le impide aventajar considerablemente al modelo de Hyundai en carretera.

En esta ocasión, Peugeot ofrece extra de equipamiento gratis como reclamo comercial. Así, incluye en todas las versiones del 307 el climatizador de serie (un elemento que no encontramos ni como opción en el Hyundai).
También en este modelo tendremos más espacio, gracias a su mayor anchura y altura, un acabado más cuidado y –sobre todo- un motor más vivo. Con 110 CV, el Peugeot 307 se presenta como el modelo más rápido de los que analizamos.

Su diseño le aporta mayor personalidad que al Accent. Además, tiene la mejor anchura de entre todos estos modelos, con 1,78 metros. Por si fuera poco, presenta una buena terminación y no anda parco en equipamiento de seguridad: ofrece un equipo más completo de airbags y ABS, de serie; quedando como opción el control de estabilidad (600 euros).
Sin embargo, en elementos de confort no han sido tan generosos como Hyundai: el aire acondicionado se paga como extra (1.000 euros) y también el equipo de música con radio y CD (180 euros).

Seat presenta un serio rival para el Accent: el Córdoba. Para encontrarnos a un precio similar al del modelo de Hyundai tenemos que recurrir al motor más bajo y al acabado más básico. Aun así, pierde en precio: hay que pagar como extra el aire acondicionado (950 euros), la alarma (240 euros) y la radio CD (126 euros).
Hay que destacar sus ciertas características “deportivas”, el buen acabado de todos sus elementos y su espacioso maletero de 485 litros.

Este modelo lleva un motor diseñado junto a BMW. Es el mismo que equipa el Mini y ofrece 116 CV a 5.600 rpm. Con este extra de potencia, se muestra más despierto en carretera: presenta mejores aceleraciones y recuperaciones. En su contra, el consumo.
También es un modelo mucho más grande. Roza los 4,40 metros de longitud, lo que le confiere un habitáculo mayor que el del Accent.
Su precio también es muy interesante: 14.124 euros. Sin embargo, no está a la altura del de su rival, ya que ofrece carencias muy importantes de equipamiento. Ni siquiera el ABS es de serie.

Citroën se ha lanzado de lleno a la guerra de los descuentos. En este Xsara, por ejemplo, podemos obtener una rebaja de 3.600 euros. Aun así, el Accent resulta más barato y mejor equipado.
Éste es el Xsara más básico. Aunque monta un motor de 75 CV y pesa 126 kilos más que su rival, no se muestra más torpe en carretera. A la hora de repostar sí notaremos las diferencias: precisa un litro más de media que el Accent para recorrer 100 kilómetros cuando rodamos a 120 km/h.
Por espacio interior, empate técnico. De hecho, el Accent es más amplio, pero está peor aprovechado. Así, ofrece 88 litros menos de maletero.

Tres mil euros separan al Stilo del Accent, una diferencia considerable. Sin embargo, el Stilo merece la pena por su formato más de monovolumen.

Sin embargo, precisamente este diseño impide al Stilo ganar al Accent en carretera. Para movernos en los mismos niveles de precio, tenemos que recurrir al motor más básico de 80 CV, una mecánica que se queda algo corta para mover un coche de 1.242 kilogramos.

La competencia más directa del Accent también llega desde Corea: el Kia Rio. Su precio de salida es aún más tentador, pero debemos pagar como extra el aire acondicionado y la radio con CD.

Aunque en potencia se encuentran parejos, el modelo de Hyundai presenta mejores cifras de aceleración y consumo. La respuesta la volvemos a encontrar en la diferencia de peso entre ambos modelos; esta vez de más de 300 kilos.

De salida es más barato que el Accent, pero no nos debemos engañar. Esta versión no incluye muchos elementos que en su rival van de serie. Así, deberíamos sumarle 962 euros si queremos llevar aire acondicionado. La diferencia se vuelve a favor del Accent, que –como ya hemos dicho- ofrece un descuento de 2.000 euros.
Equipa un motor más potente, de 98 CV. Sin embargo, su peso le impide aventajar considerablemente al modelo de Hyundai en carretera.

En esta ocasión, Peugeot ofrece extra de equipamiento gratis como reclamo comercial. Así, incluye en todas las versiones del 307 el climatizador de serie (un elemento que no encontramos ni como opción en el Hyundai).
También en este modelo tendremos más espacio, gracias a su mayor anchura y altura, un acabado más cuidado y –sobre todo- un motor más vivo. Con 110 CV, el Peugeot 307 se presenta como el modelo más rápido de los que analizamos.

Su diseño le aporta mayor personalidad que al Accent. Además, tiene la mejor anchura de entre todos estos modelos, con 1,78 metros. Por si fuera poco, presenta una buena terminación y no anda parco en equipamiento de seguridad: ofrece un equipo más completo de airbags y ABS, de serie; quedando como opción el control de estabilidad (600 euros).
Sin embargo, en elementos de confort no han sido tan generosos como Hyundai: el aire acondicionado se paga como extra (1.000 euros) y también el equipo de música con radio y CD (180 euros).

Seat presenta un serio rival para el Accent: el Córdoba. Para encontrarnos a un precio similar al del modelo de Hyundai tenemos que recurrir al motor más bajo y al acabado más básico. Aun así, pierde en precio: hay que pagar como extra el aire acondicionado (950 euros), la alarma (240 euros) y la radio CD (126 euros).
Hay que destacar sus ciertas características “deportivas”, el buen acabado de todos sus elementos y su espacioso maletero de 485 litros.

Este modelo lleva un motor diseñado junto a BMW. Es el mismo que equipa el Mini y ofrece 116 CV a 5.600 rpm. Con este extra de potencia, se muestra más despierto en carretera: presenta mejores aceleraciones y recuperaciones. En su contra, el consumo.
También es un modelo mucho más grande. Roza los 4,40 metros de longitud, lo que le confiere un habitáculo mayor que el del Accent.
Su precio también es muy interesante: 14.124 euros. Sin embargo, no está a la altura del de su rival, ya que ofrece carencias muy importantes de equipamiento. Ni siquiera el ABS es de serie.

Citroën se ha lanzado de lleno a la guerra de los descuentos. En este Xsara, por ejemplo, podemos obtener una rebaja de 3.600 euros. Aun así, el Accent resulta más barato y mejor equipado.
Éste es el Xsara más básico. Aunque monta un motor de 75 CV y pesa 126 kilos más que su rival, no se muestra más torpe en carretera. A la hora de repostar sí notaremos las diferencias: precisa un litro más de media que el Accent para recorrer 100 kilómetros cuando rodamos a 120 km/h.
Por espacio interior, empate técnico. De hecho, el Accent es más amplio, pero está peor aprovechado. Así, ofrece 88 litros menos de maletero.

Tres mil euros separan al Stilo del Accent, una diferencia considerable. Sin embargo, el Stilo merece la pena por su formato más de monovolumen.

Sin embargo, precisamente este diseño impide al Stilo ganar al Accent en carretera. Para movernos en los mismos niveles de precio, tenemos que recurrir al motor más básico de 80 CV, una mecánica que se queda algo corta para mover un coche de 1.242 kilogramos.

La competencia más directa del Accent también llega desde Corea: el Kia Rio. Su precio de salida es aún más tentador, pero debemos pagar como extra el aire acondicionado y la radio con CD.

Aunque en potencia se encuentran parejos, el modelo de Hyundai presenta mejores cifras de aceleración y consumo. La respuesta la volvemos a encontrar en la diferencia de peso entre ambos modelos; esta vez de más de 300 kilos.

De salida es más barato que el Accent, pero no nos debemos engañar. Esta versión no incluye muchos elementos que en su rival van de serie. Así, deberíamos sumarle 962 euros si queremos llevar aire acondicionado. La diferencia se vuelve a favor del Accent, que –como ya hemos dicho- ofrece un descuento de 2.000 euros.
Equipa un motor más potente, de 98 CV. Sin embargo, su peso le impide aventajar considerablemente al modelo de Hyundai en carretera.

En esta ocasión, Peugeot ofrece extra de equipamiento gratis como reclamo comercial. Así, incluye en todas las versiones del 307 el climatizador de serie (un elemento que no encontramos ni como opción en el Hyundai).
También en este modelo tendremos más espacio, gracias a su mayor anchura y altura, un acabado más cuidado y –sobre todo- un motor más vivo. Con 110 CV, el Peugeot 307 se presenta como el modelo más rápido de los que analizamos.

Su diseño le aporta mayor personalidad que al Accent. Además, tiene la mejor anchura de entre todos estos modelos, con 1,78 metros. Por si fuera poco, presenta una buena terminación y no anda parco en equipamiento de seguridad: ofrece un equipo más completo de airbags y ABS, de serie; quedando como opción el control de estabilidad (600 euros).
Sin embargo, en elementos de confort no han sido tan generosos como Hyundai: el aire acondicionado se paga como extra (1.000 euros) y también el equipo de música con radio y CD (180 euros).

Seat presenta un serio rival para el Accent: el Córdoba. Para encontrarnos a un precio similar al del modelo de Hyundai tenemos que recurrir al motor más bajo y al acabado más básico. Aun así, pierde en precio: hay que pagar como extra el aire acondicionado (950 euros), la alarma (240 euros) y la radio CD (126 euros).
Hay que destacar sus ciertas características “deportivas”, el buen acabado de todos sus elementos y su espacioso maletero de 485 litros.

Este modelo lleva un motor diseñado junto a BMW. Es el mismo que equipa el Mini y ofrece 116 CV a 5.600 rpm. Con este extra de potencia, se muestra más despierto en carretera: presenta mejores aceleraciones y recuperaciones. En su contra, el consumo.
También es un modelo mucho más grande. Roza los 4,40 metros de longitud, lo que le confiere un habitáculo mayor que el del Accent.
Su precio también es muy interesante: 14.124 euros. Sin embargo, no está a la altura del de su rival, ya que ofrece carencias muy importantes de equipamiento. Ni siquiera el ABS es de serie.

Citroën se ha lanzado de lleno a la guerra de los descuentos. En este Xsara, por ejemplo, podemos obtener una rebaja de 3.600 euros. Aun así, el Accent resulta más barato y mejor equipado.
Éste es el Xsara más básico. Aunque monta un motor de 75 CV y pesa 126 kilos más que su rival, no se muestra más torpe en carretera. A la hora de repostar sí notaremos las diferencias: precisa un litro más de media que el Accent para recorrer 100 kilómetros cuando rodamos a 120 km/h.
Por espacio interior, empate técnico. De hecho, el Accent es más amplio, pero está peor aprovechado. Así, ofrece 88 litros menos de maletero.

Tres mil euros separan al Stilo del Accent, una diferencia considerable. Sin embargo, el Stilo merece la pena por su formato más de monovolumen.

Sin embargo, precisamente este diseño impide al Stilo ganar al Accent en carretera. Para movernos en los mismos niveles de precio, tenemos que recurrir al motor más básico de 80 CV, una mecánica que se queda algo corta para mover un coche de 1.242 kilogramos.

La competencia más directa del Accent también llega desde Corea: el Kia Rio. Su precio de salida es aún más tentador, pero debemos pagar como extra el aire acondicionado y la radio con CD.

Aunque en potencia se encuentran parejos, el modelo de Hyundai presenta mejores cifras de aceleración y consumo. La respuesta la volvemos a encontrar en la diferencia de peso entre ambos modelos; esta vez de más de 300 kilos.

De salida es más barato que el Accent, pero no nos debemos engañar. Esta versión no incluye muchos elementos que en su rival van de serie. Así, deberíamos sumarle 962 euros si queremos llevar aire acondicionado. La diferencia se vuelve a favor del Accent, que –como ya hemos dicho- ofrece un descuento de 2.000 euros.
Equipa un motor más potente, de 98 CV. Sin embargo, su peso le impide aventajar considerablemente al modelo de Hyundai en carretera.

En esta ocasión, Peugeot ofrece extra de equipamiento gratis como reclamo comercial. Así, incluye en todas las versiones del 307 el climatizador de serie (un elemento que no encontramos ni como opción en el Hyundai).
También en este modelo tendremos más espacio, gracias a su mayor anchura y altura, un acabado más cuidado y –sobre todo- un motor más vivo. Con 110 CV, el Peugeot 307 se presenta como el modelo más rápido de los que analizamos.

Su diseño le aporta mayor personalidad que al Accent. Además, tiene la mejor anchura de entre todos estos modelos, con 1,78 metros. Por si fuera poco, presenta una buena terminación y no anda parco en equipamiento de seguridad: ofrece un equipo más completo de airbags y ABS, de serie; quedando como opción el control de estabilidad (600 euros).
Sin embargo, en elementos de confort no han sido tan generosos como Hyundai: el aire acondicionado se paga como extra (1.000 euros) y también el equipo de música con radio y CD (180 euros).

Seat presenta un serio rival para el Accent: el Córdoba. Para encontrarnos a un precio similar al del modelo de Hyundai tenemos que recurrir al motor más bajo y al acabado más básico. Aun así, pierde en precio: hay que pagar como extra el aire acondicionado (950 euros), la alarma (240 euros) y la radio CD (126 euros).
Hay que destacar sus ciertas características “deportivas”, el buen acabado de todos sus elementos y su espacioso maletero de 485 litros.

Este modelo lleva un motor diseñado junto a BMW. Es el mismo que equipa el Mini y ofrece 116 CV a 5.600 rpm. Con este extra de potencia, se muestra más despierto en carretera: presenta mejores aceleraciones y recuperaciones. En su contra, el consumo.
También es un modelo mucho más grande. Roza los 4,40 metros de longitud, lo que le confiere un habitáculo mayor que el del Accent.
Su precio también es muy interesante: 14.124 euros. Sin embargo, no está a la altura del de su rival, ya que ofrece carencias muy importantes de equipamiento. Ni siquiera el ABS es de serie.

Galería relacionada

Hyundai Accent

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...