Publicidad

Honda Civic Sedán 1.5 VTEC Turbo: superprueba con todas las mediciones

El nuevo Honda Civic se ha hecho sedán bajo una estilizada silueta, que une tradición con modernidad. La deportividad la pone su motor 1.5 VTEC Turbo de 182 CV. Aquí tienes la prueba con todas las mediciones.
Lorenzo Alcocer -
Honda Civic Sedán 1.5 VTEC Turbo: superprueba con todas las mediciones
Honda Civic Sedán 1.5 VTEC Turbo: superprueba con todas las mediciones

Salvo contadas excepciones, muy pocas atractivas berlinas de tres volúmenes (o de tipo sedán) han aparecido en el segmento de los compactos. Si este tradicional formato que destila elegancia resulta muy natural en las medias y grandes berlinas, en tamaños pequeños y compactos sus proporciones pocas veces les han favorecido. En el caso del nuevo Honda Civic Sedán, los diseñadores de Honda han inclinado muchísimo los pilares C, en su discurrir entre el techo hasta prácticamente los mismos vértices de la carrocería, por lo que en realidad renuncia a los tres volúmenes tradicionales y, además, han alargado su carrocería hasta los 4,65 metros (13 cm más que el ya generosísimo Civic 5 puertas y como un BMW Serie 3, por ejemplo). El resultado es un Civic con empaque y, por qué no, funciones del último Accord que se comercializó en nuestro país, y con un estilo muy de coupé 4 puertas de nuestros días. 

Publicidad

Honda Civic Sedán: carga y espacio interior

El Honda Civic Sedán ofrece un amplísimo maletero verificado por nuestro Centro Técnico de 525 litros (con kit reparapinchazos), 80 más que el Civic "Hatchback", aunque de formas no muy diáfanas (las suspensión resta mucho espacio lateral) y además la boca de carga tiene las limitaciones propias de una tapa (y no muy grande) convencional, que te lleva a echar de menos un portón, una solución también utilizada y con pleno éxito comercial en muchas berlinas tradicionales. Al menos no renuncia a la modularidad que le ofrece su respaldo trasero abatible por partes, pero sí a los "magic seats" que la nueva generación Civic ha desechado, esos asientos que permitían plegar individualmente las banquetas traseras como las de los cines para utilizar el piso del habitáculo como zona de carga. Por otro lado, las plazas traseras del Civic Sedán se benefician de un inmenso espacio para las piernas (77 cm, 2 más que en el Civic 5 puertas según nuestras mediciones) y mejora un centímetro la altura libre al techo, una cota algo justa en los Civic.  

ESPACIO Honda Civic 1.5 VTEC Turbo 182 CV
Anchura delantera 145 cm
Anchura trasera 139 cm
Altura delantera 88/94 cm
Altura trasera 88 cm
Espacio para piernas 77 cm
Maletero 525 litros

Honda Civic Sedán: comportamiento

A los mandos, el Honda Civic Sedán te recuerda que es el mismo Civic del que deriva. En esta generación, si quieres puedes llevar el asiento más bajo y en consecuencia sentirte más tumbado, y con la piernas semi-estiradas, que sentado. El puesto de conducción está muy cuidado desde la perspectiva de la deportividad, como conjunto y en el matiz. Por ejemplo, el volante tiene un tacto excelente. Y exquisito el cambio. La consola central está relativamente elevada y ahí se ubica una palanca corta de guiados e inserciones muy precisas. Es de esos pocos cambios manuales que gusta manejar y aporta valor añadido a la propia conducción del Civic. Como te decía, la presentación general del Sedán transmite deportividad, como también cierta sofisticación y no poca calidad. Y dinámicamente bastidor y motor terminan por hacer de este otro Civic un coche tan apetecible como el "compacto"

PRESTACIONES Honda Civic 1.5 VTEC Turbo 182 CV
Acel. 0-100 km/h 7,68 s
Acel. 0-1000 metros 27,97 s
Sonoridad 100 km/h 66,6 dBA
Sonoridad 120 km/h 69,8 dBA
Frenada desde 140 km/h 74,92 m
Peso en báscula 1.310 kg
Publicidad

Honda Civic Sedán 1.5 VTEC Turbo: rendimiento

El motor 1.5 VTEC Turbo ha supuesto un antes y un después en la marca. Para lo "malo", pero también y sobre todo para lo bueno, las rabiosas mecánicas atmosféricas de Honda (qué sensaciones tan deportivas, crudas y radicales las de aquellos Civic Type R y S 2000) han dado paso a una nueva generación de motores turbo, un 1.0 tricilíndrico de 129 CV y este 1.5 de 182 CV, con los que seguro que todos, usuario común y aficionado de culto de Honda, quedarán prendados. 

Honda Civic Sedán 1.5 VTEC TurboLos primeros, por la facilidad de uso que permite una mecánica turbo que prácticamente casi desde ralentí empuja sin fisuras, con una fluidez, solvencia y contundencia que permite moverte con mucho agrado y mucha rapidez en el día a día y en todos los entornos. Basta mirar los fabulosos registros en 6ª de 80 a 120 para entender lo mucho que da desde por debajo de 2.000 rpm, aunque también es cierto que su desarrollo tira a "corto". Por su parte, ese conductor que rehusaba el bajo régimen y, "porque era necesario", sabía, quería y disfrutaba haciendo girar el motor, tras los cambios de tiempos de la distribución VTEC, de medio régimen hacia la lejana zona roja, se encontrará con un 1.5 VTEC Turbo no por absolutamente lineal y poderoso desde el principio, también lleno de carácter y rabia girando por encima del dígito 6 (x 1000 rpm), y no por obligación, sino por pura satisfacción. Además, consume "lo razonable", poco en condiciones favorables y resulta muy equilibrado, sin importar tanto las exigencias y condiciones de uso, algo en lo que normalmente estos pequeños bloques sobrealimentados desentonan.  

CONSUMOS Honda Civic 1.5 VTEC Turbo 182 CV
Consumo en ciudad 7,5 l/100 km
Consumo en carretera 5,4 l/100 km
Consumo medio 6,3 l/100 km

Dinámicamente, el Honda Civic Sedán no aspira (por ahora) a ser o mejor dicho poder ser como los Civic 5 puertas. De base todo es igual (apenas hemos verificado 30 kilos más de peso que un Civic 5 puertas equivalente), pero la berlina no puede disponer de la amortiguación activa que de serie u opcional se ofrece en el compacto. Sin ella, el Civic Sedán no puede solidificar la pisada y agilizar el apoyo en curva como lo hacían los 5 puertas que hemos probado con esta suspensión y por tanto renuncia al tacto más extremo, pero no a una dinámica deportiva, de ágil dirección, apoyos seguros y muy equilibrado por el confort de bacheo alcanzado. Tampoco es tan diabólicamente eficaz frenando. Con neumáticos más moderados de medidas y calidad de gomas que los Civic Sport y Sport Plus probados, los estratosféricos 66 metros que medimos en su día en un Civic 1.5 VTEC Turbo se han ido a casi 75. En cualquier caso, nada que deteriore la buena conducta del Civic Sedán

También te puede interesar

Honda Civic Sedán 1.5 Turbo VTEC 182: opiniones y consumo real

Honda Urban EV Concept: un nuevo coche icono para 2019

Honda Civic 2018: con nuevo motor Diesel 1.6 i-DTEC de 120 CV

Publicidad