Publicidad

GSeries Prototype: el Fórmula 1 del hielo, a prueba

El GSeries Prototype es un coche perfecto para conducir sobre hielo. Sus bazas: chasis tubular, propulsor de moto en posición central, 500 kg de peso...
Texto: Juan Ignacio Eguiara. Fotos: Helsing. -
GSeries Prototype: el Fórmula 1 del hielo, a prueba
GSeries Prototype: el Fórmula 1 del hielo, a prueba

Pilotar el GSeries Prototype en el circuito de hielo de Andorra es una experiencia excitante. Parece mentira que un coche artesanal permita disfrutar tanto como este prototipo diseñado para los duelos entre invitados que el Automóvil Club de Andorra (ACA) organiza en el circuito de hielo de Pas de la Casa. Y para poder hacer duelos, hacen falta dos unidades. Dos piezas únicas en el mundo que el preparador especialista PRC Sport ha desarrollado especialmente para divertirse en el hielo de esta pista andorrana. Así han nacido los GSeries Prototype

Antes de ver nuestro protagonista pensaba más bien que era un coche estilo a las GSeries con una base mecánica más convencional (tipo Mitsubishi Evo). Y lo que tenía ante mí era un prototipo auténtico, un artefacto desarrollado por un especialista como es PCR Sport para esta pista y que se puede considerar como el F1 del hielo.

Gseries Prototype hielo Porque lo primero que llama la atención es que es muy bajo. Apenas el techo te queda por encima de la cadera. Se ha trabajado mucho en que el centro de gravedad quede muy bajo y para ello el detalle más curioso es la posición del motor. ¡Va en el puesto del copiloto! Con esto consiguen que vaya en el medio y compense el peso del piloto, de manera que el centro de masas se quede justo en el centro. Ni que decir tiene que se trata de un monoplaza. El chasis es tubular, muy simple, con una modesta carrocería de fibra. Con ello el peso se queda en apenas 460 kg

Por supuesto es un tracción total, aunque lo más importante para una buena motricidad son los neumáticos. En este caso son Pirelli, proveedor oficial de las GSeries y que cuenta con uno de los mejores neumáticos de clavos del mercado. En este caso emplean el modelo SA concebido expresamente para coches tipo S1600, R2, R3 y los GSeries de Andorra. Llanta de 15 pulgadas de diámetro, rueda estrecha pero con mucho taco y nada menos que 220 clavos en los exteriores de la banda de rodadura. 

GSeries Prototype con motor de la moto Suzuki Hayabusha

El motor es de una Suzuki Hayabusha y por supuesto el sonido es ensordecedor, porque lo llevas pegado en la oreja. Ofrece 180 CV a 9.800 rpm, pero es capaz de girar hasta las 13.000 rpm, por lo que te puedes imaginar que festín de sonidos percibes mientras pilotas, con un escape directo al lateral y la toma de aire de admisión que entra por la ventana. Además hay un pequeño motor eléctrico que es el encargado de dar la marcha atrás cuando pulsamos un botón en el salpicadero. 

La transmisión del GSeries Prototype también es básica y efectiva, como todo el coche. Directamente a través de una cadena se da giro a un árbol de transmisión que reparte al 50% la potencia a cada eje prescindiendo de ningún tipo de diferencial. Estos se dejan para los ejes delantero y trasero. El primero de ellos es un diferencial libre pero el trasero es autoblocante.

GSeries Prototype sobre hieloEl cambio de moto obliga a marcar la primera hacia delante y el resto hacia atrás. Es duro pero preciso y va mejor cuantas más revoluciones lleves. Y aunque se puede hacer sin pisar el embrague, conviene hacerlo para que todo vaya más suave. 

En cuanto te pones en marcha te das cuenta de la impresionante capacidad de tracción. Las ruedas de clavos permiten un límite de adherencia inimaginable al que te tienes que ir acostumbrando. La primera curva rápida de izquierdas que me encontré la hice pensando que derraparía y casi fui sobre raíles. Al final de la prueba ya la hacía en sexta a fondo completamente de lado pero con motricidad. 

Otro detalle de conducción es que hay que conducir el GSeries Prototype siempre con el gas. Cualquier reacción que queramos conseguir del monoplaza exige jugar con el acelerador, porque no podemos utilizar las inercias ya que el coche pesa muy poco. Con los coches «normales« estamos acostumbrados a jugar con las inercias para derrapar y colocar el coche. Pero con este F1 no es así. Sólo el gas no permite hacer malabarismos. Y vaya cómo los hace. Porque el motor es tan potente y la reacción al acelerador es tan inmediata, que es muy fácil descolocar el coche cuando queremos ponerlo de lado. El límite entre que subvire y sobrevire es muy crítico. De todas formas enseguida le coges el truco. No se puede decir que sea fácil para cualquiera llevarlo rápido, pero si eres habilidoso puedes hacer con el coche lo que quieras. En los 980 metros de pista cambias de marcha unas 15 veces y tardas entre 48 y 50 segundos. Nunca me imaginé que los límites pudieran estar tan altos. Y nunca me imaginé que me lo pudiera pasar tan bien. 

Circuito de Andorra-Pas de la Casa 

Pista de patinaje 

El circuito es propiedad del Automóvil Club de Andorra y está ubicado en la cima del puerto de Grandvalira, a un poco más de 2.400 metros, y muy cerca de Pas de la Casa. Tiene un perímetro de 980 metros con una anchura que va de los 9 metros como mínimo a los 11 como máximo. La capa de hielo también se controla y cuenta con un grosor de 10 cm como mínimo hasta los 20 cm como máximo.

A principio de diciembre empieza la temporada en la pista y durante cinco fines de semana entre enero y febrero se celebran las GSeries. La prueba estrella es el Trofeo Andros. Aunque también se explota como escuela de conducción para aprender las técnicas sobre hielo. 

GSeries: el campeonato del frío 

El ACA se encarga de organizar este campeonato que consta de varias categorías. Por un lado está el 2 Ruedas Motrices, que se corre con VW Golf MK1 con motor del Grupo VAG sin turbo y de una cilindrada de 2.000 cc con admisión libre. (Se autoriza el montaje de compresor volumétrico).

El campeonato de 4 Ruedas Motrices tiene más especialidades. Turismos N para vehículos de Grupo N según ficha FIA. Turismos G para Grupo A, RA y FA de cuatro ruedas motrices, con célula central de turismos pero la carrocería puede modificarse aunque con el aspecto de turismo y techo rígido. El motor es atmosférico o turbo con cilindrada máxima de 3.500 cc (los turbos con factor de correción de 1,7) colocado delante y procedente de un vehículo de producción. El peso mínimo 950 kg. Y por último Prototipos G con chasis multitubular o monocasco con motor atmosférico de hasta 2.300 cc situado en posición central y que provenga de un vehículo de gran producción comercializado al público. El peso mínimo es de 750 kg.

El número de neumáticos autorizado para todo el campeonato es de 12 por piloto para los Turismos N y G y 8 por piloto para el Prototipos G. Para el campeonato de 2RM son solo 4 neumáticos por piloto. 

GSeries Prototype. Ficha técnica

Motor

Cuatro cilindros en línea central-lateral transversal. 1.340 cc (81 mm x 65 mm). Inyección electrónica de gasolina; 4 válvulas por cilindro con doble árbol de levas. Compresión: 12,5:1. Potencia máxima: 180 CV a 9.800 rpm. Par máximo: 16 mkg a 7.000 rpm.

Transmisión

Tracción total, sin diferencial central (reparto 50% a cada eje fijo), diferencial delantero libre y trasero autoblocante; caja de cambios de 6 velocidades secuencial; la marcha atrás con un motor eléctrico. Desarrollo 6ª: 140 km/h a 9.800 rpm.

Chasis

Suspensión independiente de doble triángulo formando paralelogramo deformable, amortiguadores regulables Nadaltech y estabilizadora trasera. Frenos: disco ventilados delante y detrás (230 mm Ø). Llantas: de 5”x 15”.

Dimensiones, peso y capacidades

Cotas: Largo / ancho / alto: 3.500 x 1.730 x 1.300 mm. Batalla: 2.430 mm. Vías: 1.580/1.580 mm. Peso: 460 kg. Depósito de combustible: 15 litros.

Prestaciones

Velocidad máxima. 140 km/h. 

También te puede interesar

- Neumáticos de invierno: ventajas y desventajas

- Transforma su Smart en una moto de nieve (vídeo)

- Ford Focus RS 2016: brutal también sobre la nieve (vídeo)