Ford EcoSport 1.5 TDCi: SUV, Diesel y 4x4, ¿merece la pena?

El SUV Ford EcoSport en su versión Diesel 4x4 aúna un comportamiento divertido y eficaz con una gran robustez. Ponemos a prueba el nuevo motor 1.5 TDCi EcoBlue de 125 CV.
Raúl Roncero / Fotos: Mikael Helsing -
Ford EcoSport 1.5 TDCi: SUV, Diesel y 4x4, ¿merece la pena?
Ford EcoSport 1.5 TDCi: SUV, Diesel y 4x4, ¿merece la pena?

La pieza más exótica de la gama Ford EcoSport acaba de llegar al mercado. Combina el motor 1.5 TDCi en una nueva variante de 125 CV —por cierto, ya con denominación EcoBlue— y el acabado ST-Line que aporta una magnifica dotación de serie así como un aspecto general, especialmente en el habitáculo, francamente vistoso y agradable.

Publicidad

Ford EcoSport TDCi EcoBluePor sí solo, el Ford EcoSport es un coche de lo más especial en la categoría; se distingue por tener una verdadera apariencia de SUV, un diseño diferente donde lo más particular es su portón trasero de apertura lateral o una postura de conducción más sobre-levada que la media. Pero también por especializare como SUV tanto como Dacia Duster o Suzuki Vitara, dos de los modelos más robustos de esta categoría, y ofrecer al mismo tiempo un comportamiento y rigor tan bueno como coches de orientación más asfáltica. Ese equilibrio, aunque con ciertos matices, es para mí el verdadero punto fuerte de este polivalente EcoSport que, por cierto, en esta nueva generación, ha mejorado exponencialmente.

PRESTACIONES Ford EcoSport 1.5 TDCi 125 CV 4x4 ST-Line
Acel. 0-100 km/h 11,69 s
Acel. 0-1000 m 33,77 s
Sonoridad 120 km/h 70,6 dBA
Sonoridad 140 km/h 72,2 dBA
Frenada desde 140 km/h 73,3 m
Peso en báscula 1.484 kg

Ford EcoSport 1.5 TDCi 4x4: rendimiento

No muy rápido, sí muy seguro. Del motor 1.5 TDi esperaba algo más, aunque apostaría que es uno de esos turbodiésel que se van a "soltar" algo con el tiempo. Si bien, es cierto que es un motor que no lleva nada bien no sólo superar sino acercarse a régimen de potencia máxima, 3.600 rpm, y que tampoco destaca por tener mucha fuerza al bajo régimen ya habitual de motores equivalentes. Es a partir de 1.600 rpm donde demuestra toda su vitalidad, desde ahí con gran suavidad. El margen operativo no es muy amplio, pero EcoSport tiene un as en la manga que permite sacar un magnífico partido del motor. Un cambio extraordinariamente delicioso y muy bien ajustado que da gusto usar. La primera marcha muy corta aporta facilidad para superar zonas mínimamente complicadas fuera del asfalto, y aunque usa una sexta marcha más de fuerza que de economía, al motor le cuesta cierta dificultad mantenerla. Claro que esta versión no es precisamente un peso pluma, y esos kilos de la transmisión se han notado más claramente en aceleración y consumos que en comportamiento dinámico.

CONSUMOS Ford EcoSport 1.5 TDCi 125 CV 4x4 ST-Line
Consumo en ciudad 6,8 l/100 km
Consumo en carretera 6,6 l/100 km
Consumo medio 6,7 l/100 km
Publicidad

La tracción total conlleva otro cambio técnico respecto a las versiones 4x2: un diseño más elaborado del tren posterior. Pese a la corta batalla, el EcoSport es, en cualquiera de sus versiones, un coche con una alta estabilidad lineal, mientras que los 4x4 mantienen la agilidad de aquellos y añaden una superior precisión de conducción, más aún en esta versión con ajustes de amortiguación —y dirección— con firmeza digna de SUV deportivo, aunque, eso sí, en más de una ocasión te resultarán algo secas. Muy divertido pero siempre con reacciones naturales, pisar el campo supone descubrir su otra gran cualidad: la enorme robustez de coche y, especialmente, de acabados. Claro que tampoco se puede pedir menos cuando la factura de este EcoSport probado no guarda, precisamente, relación con su talla.

ESPACIO Ford EcoSport 1.5 TDCi 125 CV 4x4 ST-Line
Anchura delantera 136 cm
Anchura trasera 129 cm
Altura delantera 94/100 cm
Altura trasera 94 cm
Espacio para piernas 69 cm
Maletero 405 litros
Publicidad

Ford EcoSport 1.5 TDCi 4x4: en conclusión

El Ford EcoSport en sí es un acierto seguro, con excelentes argumentos como su comportamiento y tacto de conducción o sus magníficos acabados y presentación, o la originalidad del coche. Pero decantarse por este TDCi/125 4x4 no supone ni la prestación ni la economía que se presupone a los Diesel de la marca.   

También te puede interesar

Ford EcoSport 2018: probamos el nuevo rival de Peugeot 2008, Seat Arona…

Ford Kuga 2019: primeros datos de la tercera generación del SUV

¡Oficial! Así es el Ford Focus 2018: fotos, datos y vídeo definitivos

 

Publicidad