Primera prueba: conducimos los futuros DS3 y DS4, más alejados de Citroën

Más llamativos, más eficientes y tratando de alejarse de lo ‘simple’ de un Citroën. Todo lo que le han quitado al C4 Cactus, se lo han puesto a los nuevos DS3 y DS4. La línea más personal del grupo francés sigue su camino hacia un claro objetivo: ser una marca y no un modelo más.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Primera prueba: conducimos los futuros DS3 y DS4, más alejados de Citroën
Primera prueba: conducimos los futuros DS3 y DS4, más alejados de Citroën

Hacer que un cliente se sienta especial no pasa únicamente por la personalización. Eso ha debido pensar Citroën, que no tardará en comercializar su línea DS como una marca con identidad propia. Nosotros hemos podido conducir los nuevos DS3 y DS4 y dos de los motores adaptados a la normativa Euro 6, unidades que invadirán los mercados mundiales a partir de 2015 y que contarán con sus propios concesionarios. La línea DS huye de lo simple y convierte el ‘esto, ¿Por qué?’ en el ‘y esto, ¿Por qué no?.

 

DS3 y DS3 Cabrio, déjate ver por la calle

DS3 2015

Hablar de DS3 es hablar de pura personalización, de la búsqueda de la estética lo más personal posible para el cliente. Por fuera, rompe las normas como en su día hicieron Mini o Fiat, con un imagen muy distintiva y un 'restyling' que incorpora en su frontal los nuevos proyectores Xenon Full LED, con 3 módulos LED y uno de Xenon que se reparten las labores de luz de posición, cruce y carretera y ofreciendo un efecto secuencial en los intermitentes.

El rendimiento de su motor y, sobre todo con las últimas incorporaciones mecánicas, tiene un toque deportivo que lo hace una opción muy a tener en cuenta a la hora de decantarse por un coche de este segmento. Nosotros hemos probado el propulsor de gasolina 1.6 THP S&S de 165 CV, acoplado a una caja manual de seis velocidades. Es el más potente de todas las opciones posibles –si no tenemos en cuenta la versión ‘Racing’ de 202 CV- y el aumento considerable de par –un máximo de 34,5 mkg- con respecto al resto de mecánicas incorporadas le permite ofrecer una respuesta al acelerador que se nota incluso a bajas revoluciones. En la conducción es un coche muy ágil y dinámico, para moverse ‘como pez en el agua’ por la ciudad. El consumo en este caso se queda en los 5,6 l/100 km (ciclo mixto), preparado de serie con el sistema Stop&Start y el sistema de seguridad ‘Active City Brake’, capaz de frenar el vehículo cuando circulamos a no más de 30 km/h y no actuamos con el pedal del freno ante la presencia de un obstáculo. Los otros dos motores adaptados a la normativa Euro 6 es otro gasolina PureTech S&S de 110 CV y el Diesel BlueHDI de 120 CV, este último disponible también para el DS4 y que es el sustituto del e-HDI de 115 CV  (baja los consumos hasta los 3,7 l/100 km de ciclo mixto). En ambos casos están acoplados a una caja de cambios manual, de cinco velocidades para el de gasolina y de seis para el de gasóleo.

Active City Brake

 

DS4, guardando las distancias

El DS4 es un coche totalmente distinto a su hermano pequeño en cuanto a sus objetivos se refiere. Prima más la discreción estética y una conducción más suave y agradable. Lo notamos en la unidad que probamos, con el nuevo motor tricilíndrico de gasolina PureTech S&S de 130 CV, que sustituye al VTi de 120 CV y de cuatro cilindros. Esta acoplado también a la caja de cambios manual de seis velocidades y es el menos potente ofertado en la gama DS4 de gasolina. A bajas revoluciones tarda en responder, lo que hace que se muestre tranquilo a la hora de acelerar. Como en cualquier mecánica de tres cilindros hay que estirar un poco más cada marcha y es desde la parte intermedia hasta la superior de su caja de cambios donde encontramos la practicidad del coche, muy cómodo para viajar a alta velocidad.

Sus detalles interiores están mucho más cuidados y se aprecia un aspecto más ‘premium’ que en el DS3, con un tapizado en cuero que requiere de hasta 15 horas de trabajo artesanal.

DS4 2015

Aunque están por llegar, se echan en falta los proyectores Xenon Full LED del pequeño DS y el sistema Active City Brake’, aunque desde la marca nos han dejado caer que llegarán pronto.

No está aún muy claro (no hay fecha exacta) cuando los podremos ver definitivamente por Europa como marca DS y no se han ofrecido precios, aunque no se alejarán de la línea superior que mantienen con respecto a los modelos convencionales de Citroën.

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Dos de los jugadores españoles de baloncesto en la NBA ponen a prueba el Kia Stinger ...

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...