Citroën C5 Aircross, Ford Kuga y Kia Sportage: ¿qué SUV de gasolina es mejor?

Interesante comparativa SUV entre el nuevo Citroën C5 Aircross y dos de sus rivales directos: el Ford Kuga y el Kia Sportage. Los enfrentamos con motores de gasolina de entre 176 y 181 CV.
J. Carlos González / Fotos: Israel Gardyn -
Citroën C5 Aircross, Ford Kuga y Kia Sportage: ¿qué SUV de gasolina es mejor?
Citroën C5 Aircross, Ford Kuga y Kia Sportage: ¿qué SUV de gasolina es mejor?

No es fácil llegar a un segmento de gran demanda y con un importante elenco de actores y hacerse con un papel relevante. Entre los SUV de tamaño medio, el Nissan Qashqai sigue demostrando su fortaleza a nivel de ventas, pero otros modelos como los Peugeot 3008, Seat Ateca, Volkswagen Tiguan, o el propio Kia Sportage que aparece en esta comparativa, están entre los que más tirón tienen entre el público… y competir con propuestas tan interesantes no es sencillo.

Publicidad

El reciente desembarco del C5 Aircross ha sido toda una prueba del algodón para el modelo de Citroën, pero da la impresión de que la marca francesa ha sabido enfocar acertadamente su modelo al poner el acento en el confort y ciertos detalles prácticos, aspectos de gran valor cuando hablamos de coches de talante familiar. Por ejemplo, los tres protagonistas de este combate se sitúan sobre los 4,50 m de longitud con un poco más de distancia entre ejes en el caso del C5 Aircross —4 cm más que el Kuga y 6 que el Sportage—; y si analizamos el espacio en sus plazas traseras, la mayor cota de anchura —clave para pensar en el confort de tres adultos— también es para el Citroën —4 cm más que el Ford y 5 que el Kia—, que no desentona en altura al techo o en el hueco para las piernas —aquí el Sportage es el mejor—.

ESPACIO Citroën C5 Aircross 1.6 PureTech 181 CV EAT8 Shine Ford Kuga 1.5 EcoBoost 176 CV 4x4 ST Line Kia Sportage 1.6 T-GDI 4x2 177 CV
Anchura delantera 145 cm 142 cm 145 cm
Anchura trasera 142 cm 138 cm 137 cm
Altura delantera 88/96 cm 90/97 cm 89/95 cm
Altura trasera 91 cm 92 cm 94 cm
Espacio para piernas 53/68 cm 71 cm 74 cm
Maletero 570 litros 500 litros 540 litros

Citroën C5 Aircross: más práctico y capaz

Pero, además, la fila trasera del C5 Aircross está formada por tres asientos independientes del mismo tamaño, que se pueden mover de forma longitudinal hasta 15 centímetros y cuyos respaldos se pueden ajustar en distintos puntos de inclinación. El pasajero central va más cómodo que en Kuga y Sportage, pues disfruta de un asiento propio y del mismo tamaño que los pasajeros laterales —algo poco habitual en la mayoría de rivales— y tampoco padece un túnel central voluminoso.

Citroën C5 Aircross, Ford Kuga y Kia Sportage: ¿qué SUV de gasolina es mejor?

Citroën C5 Aircross, Ford Kuga y Kia Sportage: ¿qué SUV de gasolina es mejor?

Al deslizar la segunda fila también podemos reducir algo el espacio destinado a los ocupantes y ganar volumen al maletero, aunque lo cierto es que el C5 Aircross ya ofrece de partida, según nuestras mediciones, unos magníficos 570 litros, 30 más de los que encontramos en el Sportage y 70 más de los disponibles en el Kuga.

PRESTACIONES Citroën C5 Aircross 1.6 PureTech 181 CV EAT8 Shine Ford Kuga 1.5 EcoBoost 176 CV 4x4 ST Line Kia Sportage 1.6 T-GDI 4x2 177 CV
Acel. 0-100 km/h 8,74 s 9,94 s 8,54 s
Acel. 0-1.000 m 29,78 s 31,83 s 29,56 s
Adelantamiento 80-120 km/h 5,8 s 7,57 s 6,83 s
Sonoridad al ralentí 49,4 dBA 46,4 dBA 45,5 dBA
Sonoridad 100 km/h 63,8 dBA 65,8 dBA 68,1 dBA
Frenada desde 100 km/h 36,36 m 41,44 m 36 m
Peso en báscula 1.560 kg 1.725 kg 1.579 kg

En los coches de este tamaño los motores diésel siguen siendo una excelente elección si vamos a hacer un uso eminentemente por carretera y con altos kilometrajes anuales, pero visto el crecimiento en la demanda de motores de gasolina, en esta ocasión hemos optado por estas versiones en el entorno de los 180 CV, y pensando aquí también por un mayor confort de uso, junto a cajas de cambio automáticas, aunque en el caso del Sportage ha resultado imposible disponer de una unidad con el agradable cambio 7DCT probado en otras ocasiones.

Un factor marca claramente el resultado de las prestaciones y no es otro que el elevado peso del Kuga, penalizado por su sistema de tracción integral —que aporta ventajas en otros terrenos— frente a la configuración 4x2 de sus rivales —el C5 Aircross con sistema Grip Control—. En la báscula muestra un lastre de 145 a 165 kg superior a sus oponentes —no todos achacables, obviamente, a su tracción 4x4—. Así, los SUV de Citroën y Kia son entre 1,2 y 1,4 segundos más rápidos que el de Ford al completar el 0 a 100 km/h y le sacan dos segundos al cubrir el primer kilómetro.

CONSUMOS Citroën C5 Aircross 1.6 PureTech 181 CV EAT8 Shine Ford Kuga 1.5 EcoBoost 176 CV 4x4 ST Line Kia Sportage 1.6 T-GDI 4x2 177 CV
Consumo en ciudad 8,5 l/100 km 10,8 l/100 km 8,3 l/100 km
Consumo en carretera 6,9 l/100 km 8,6 l/100 km 6,8 l/100 km
Consumo medio 7,5 l/100 km 9,5 l/100 km 7,4 l/100 km

Citroën C5, Ford Kuga y Kia Sportage: rendimiento

En la recuperación que simula un adelantamiento, el C5 Aircross con la caja automática de ocho marchas aventaja en más de un segundo al Sportage manual de seis velocidades y en casi dos al Kuga automático de seis marchas, cuya caja de convertidor de par transmite demasiado resbalamiento y está lejos en refinamiento de la del Citroën o de otras más modernas que la propia Ford ya monta en otros modelos. Una pena este detalle, porque los tres incorporan unas** mecánicas sobrealimentadas suaves y agradables —de 1,5 litros en el Ford y 1,6 en sus oponentes—**, y con unos consumos casi idénticos, y a un nivel correcto, en los Sportage y C5 Aircross —7,4 y 7,5 l/100 km de media respectivamente—, mientras que el Kuga se va dos litros por encima; un registro poco asumible resultado de algunos aspectos ya comentados.

En cuanto al comportamiento, aunque estos SUV son coches grandes, pesados y que presentan un centro de gravedad elevado, su estabilidad responde a lo que cabe esperar de su planteamiento familiar, obviamente sin la eficacia dinámica que encontramos en berlinas equivalentes, pero destacando su facilidad de conducción. En concreto, el C5 Aircross destaca por el alto nivel que muestra sin recurrir a complejas soluciones técnicas, con el uso de sus amortiguadores progresivos hidráulicos y un filtrado de la suspensión excepcional sobre todo tipo de asfaltos o al superar reductores de velocidad. Aunque el balanceo de su carrocería en curva pueda parecer acusado, este SUV mantiene el tipo sin rechistar, con un comportamiento muy seguro y un ESP que supervisa cualquier situación «de exceso» pero sin restar fluidez a la conducción. La dirección, muy asistida, obliga a alguna pequeña corrección en las trazadas más exigentes, pero enseguida da confianza y todas las reacciones del bastidor, aunque frenemos en pleno apoyo, se resuelven de manera progresiva.

Publicidad

El Sportage también se muestra como un SUV apto para cualquiera, con una respuesta dinámica muy asumible tanto en trazados abiertos como en zonas sinuosas, convenciendo la suavidad de manejo que ofrece, con la distancia obvia de confort entre la versión manual probaba y lo ofrecido por la caja EAT8 del Citroën. Las suspensiones del Kia se notan más firmes que las de sus rivales y dan un buen punto de disfrute a la conducción, lo que puede gustar a los que apuesten por un chasis de tintes más deportivos, siempre dentro de esa filosofía familiar ya comentada que predomina en este tipo de modelos. También es un coche cómodo, aun con esa puesta a punto buscada por la marca coreana.

Por su parte, el Kuga es un SUV de tacto muy directo, dentro de ese sello habitual que Ford proporciona a sus coches de Ford. Sin embargo, ya no apuesta tanto por esa precisión en las trazadas de su primera generación, más rígida de suspensión e incómoda sobre firmes rotos. Ahora su principal valor está en la calidad de amortiguación y en el confort que genera en la rodadura, lo que se agradece especialmente en largos viajes por carretera. Eso sí, su agilidad se ve condicionada también por esos kilos de más en comparación con sus competidores, que también salen a relucir en sus mayores distancias de frenado, imponderables que dejará en la cuneta el nuevo Kuga que ya asoma en el horizonte.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...