Audi SQ2: superprueba a fondo del SUV pequeño más deportivo

El concepto SUV, en formato pequeño, cada vez me gusta más. El SQ2 me ha enamorado desde el primer momento con unas cualidades dinámicas casi insuperables, potenciadas por una inigualable agilidad.
Juan Ignacio Eguiara
Audi SQ2: superprueba a fondo del SUV pequeño más deportivo
Fotos: Israel Gardyn

Cuando empiezo una prueba de un SUV, últimamente, siempre digo lo mismo y tengo miedo de aburrir al personal: no soy un gran defensor de este tipo de coches pero cada vez me gustan más. A medida que ha ido madurando el segmento —y quizás nosotros también—, hay que reconocer que han ido llegando cada vez más modelos con una dosis de deportividad envidiable. Hace unos meses alabé como pocas veces he hecho al nuevo —e inaugural— producto de Cupra, el Ateca. Pues este SQ2 de Audi es su primo hermano, así que me esperaba de antemano que me gustase. Pero he de decir que me ha convencido todavía más si cabe. Porque es todavía más recortado (160 mm), tiene menos batalla (37 mm), es más bajo (77 mm) y pesa menos. El resultado es un coche más ágil incluso que su primo-hermano Cupra y es capaz de adaptarse mejor a nuestra pista de pruebas.

Audi SQ2: superprueba a fondo del SUV pequeño más deportivo

Audi SQ2: superprueba a fondo del SUV pequeño más deportivo

Porque mecánicamente, el Audi SQ2 es idéntico al Cupra Ateca, con el mismo motor de 2 litros de inyección directa/indirecta con turbo que ofrece 300 CV, combinado con una caja de doble embrague de siete marchas que ofrece los mismos desarrollos. Monta también llanta de 19” de diámetro, lo cual proporciona un aspecto muy robusto a un modelo tan compacto. Porque este SUV es un compacto de verdad, con poco más de 4 metros. Para mí es el tamaño ideal y no necesito más capacidad, aunque es cierto que frente al Cupra Ateca sus plazas traseras son peores y el maletero es más justo.

PRESTACIONES Audi SQ 2 TFSI quattro 300 CV s tronic
Acel. 0-100 km/h 4,68 s
Acel. 0-400 m 12,97 s
Acel. 0-1000 m 24,14 s
Frenada desde 140 km/h 69 m
Peso en báscula 1.570 kg

Dinámicamente, sin embargo, el Audi SQ2 me ha entusiasmado y se beneficia de ese recortado tamaño. Me ha parecido un coche muy ágil, pero sin ser traicionero. Te avisa en todo momento de lo que la zaga quiere hacer. El tren delantero se inserta muy bien en todas las curvas y, en cuanto cortamos gas, la zaga se quiere colocar en su sitio para ayudarnos a pisar el pedal del acelerador cuanto antes. Es un tracción total con reparto variable que transmite la potencia al suelo muy efectivamente. La caja de doble embrague con 7 marchas y con levas en el volante es de serie y combina muy bien con el potente y elástico motor. Sin embargo, en el circuito, adoleció de ser un poco lenta para reducir de marchas. Al salir de las curvas lentas se quedaba un rato pensando hasta que se decidía a reducir.

CONSUMOS Audi SQ 2 TFSI quattro 300 CV s tronic
Consumo urbano 9,82 l/100 km
Consumo carretera 7,79 l/100 km
Consumo medio 9,52 l/100 km

Otro aspecto negativo en circuito es que el control de estabilidad no se desconecta del todo y en determinadas circunstancias, muy en el límite, pues entraba en acción. No es muy intrusivo, pero con lo bueno que es el chasis se podría permitir el lujo de desconectarse del todo y los tiempos en pista se verían favorecidos. De todas formas, el registro es para quitarse el sombrero: 1´13´´24 es uno de los mejores tiempos de cuantos SUV han pasado por nuestras manos. Baste decir que es el octavo mejor tiempo de nuestra lista de SUV, y sólo le han ganado modelos como el Porsche Cayenne Turbo, BMW X5/X6 M, Porsche Macan Turbo, Alfa Stelvio QV o su hermano mayor el Audi SQ7. Todos los demás están por detrás y hemos probado casi un centenar de SUV, mucho de ellos con un pedigrí deportivo quizás mayor. De hecho, al Cupra Ateca le ha sacado un segundo de ventaja, lo que deja bien claro la buena puesta a punto del modelo teniendo en cuenta que los técnicos de Seat siempre afinan mucho con sus chasis y casi son insuperables. Pero hay que reconocer que el trabajo efectuado por Audi en el SQ2 es magnífico. Las suspensiones se han rebajado en 20 mm y son firmes, que no duras, con un confort de marcha excelente. Es un coche del que no te cansas, te apetece coger todos los días, y si entras en un circuito te diviertes bastante. Como dije con el Cupra Ateca —que tiene tacto del Seat León Cupra—, en este caso este SQ2 es un digno representante de los Audi con el emblema S y, para mí, tiene el tacto de los RS en cierta medida.

ESPACIO Audi SQ 2 TFSI quattro 300 CV s tronic
Anchura delantera 139 cm
Anchura trasera 132 cm
Altura delantera 95/101 cm
Altura trasera 93 cm
Espacio para piernas 71 cm
Maletero 285 litros

Estéticamente le han introducido una serie de elementos para hacerlo más atractivo a la vista (ocho barras verticales dobles que dividen la gran parrilla Singleframe octogonal; un splitter frontal une los bordes exteriores de las dos entradas de aire, faros LED de serie y las luces traseras LED con intermitentes dinámicos; gran spoiler en el techo y difusor trasero con cuatro salidas de escape). La verdad que el SQ2 es un coche llamativo y con una sensación de compacto de verdad. Las pinzas de los frenos pueden ir en color rojo, con unos discos ventilados que parecen pequeños para el tamaño de las llantas, pero que han demostrado ser más que suficientes para las prestaciones y peso del coche. Porque este SQ2 es 58 kg más ligero que el Cupra Ateca que nos ha servido de referencia durante toda la prueba. Y la capacidad de frenada no nos ha defraudado en el circuito, donde nunca desfallecieron y se comportaron con mucha potencia de deceleración.

Publicidad
También te puede interesar

El prototipo Audi AI: TRAIL quattro será una de las novedades destacadas de la firma alemana en el Salón de Frankfurt 2019. Este concepto anticipa las bases de un posible SUV del futuro eléctrico con tecnología de inteligencia artificial.

El coche eléctrico no tiene por qué ser un económico utilitario, y buena prueba de ello está en las dos opciones que planteamos en esta comparativa de SUV’s entre el Audi e-tron y el Jaguar i-Pace.