Audi Q3 35 TFSI 150 CV: a prueba el nuevo SUV de gasolina

El Audi Q3 de nueva generación ofrece una gran calidad dinámica, mejora en prestaciones y mayor espacio interior. Ponemos a prueba la versión de gasolina 35 TFSI de 150 CV.
Lorenzo Alcocer / Fotos: Israel Gardyn -
Audi Q3 35 TFSI 150 CV: a prueba el nuevo SUV de gasolina
Audi Q3 35 TFSI 150 CV: a prueba el nuevo SUV de gasolina

Llama la atención lo mucho que ha subido de nivel, como modelo y producto, esta segunda generación del Audi Q3 respecto a su predecesor. Y resulta todavía más curioso, cuando el originario Q3 fue una completa novedad, el primer Q compacto de Audi, desarrollado sobre la innovadora, en aquel momento, plataforma modular MQB del Grupo VW… todo un inédito modelo con todo el futuro por delante.

Audi Q3 35 TFSI 150 CV: a prueba el nuevo SUV de gasolina

Audi Q3 35 TFSI 150 CV: a prueba el nuevo SUV de gasolina

Es cierto que el tiempo corre que se las pela y 2011 queda ya muy atrás, y por ello, lejos de matizar este nuevo Q3, prácticamente parece que se ha partido de una hoja en blanco. No en vano, si tiramos de memoria, en su día se cuestionó la calidad en ciertos aspectos de aquel primer Q3 “made in Martorell” (el nuevo se fabrica en Hungría); y durante estos años, el escenario SUV ha cambiado mucho, también dentro de la gama Audi. Con un “pequeño gran” Q2 ahora, el nuevo Q3 se ha reposicionado un poco más arriba, pareciendo, como decíamos, más coche como también mejor producto por su mayor calidad y sofisticación.

Audi Q3 35 TFSI 150 CV: a prueba el nuevo SUV de gasolina

Audi Q3 35 TFSI 150 CV: a prueba el nuevo SUV de gasolina

Audi Q3 2019: ¿qué hay de nuevo?

La plataforma MQB -con multibrazo posterior en todas las versiones- sigue siendo la base de sustentación y creación del nuevo Audi Q3, aunque lógicamente dicha base habrá experimentado sus oportunas evoluciones o simplemente variaciones. En cualquier caso, solo por sus medidas al alza se vislumbra mucho del progreso del nuevo Q3. La huella de pisada es más larga (77 mm) y ancha, y su carrocería, igualmente, más larga (97 mm) y ancha (18), como también más baja (5 mm). No basta solo con la teoría de unos números, pero de todo esto surge una mayor calidad dinámica y habitabilidad. Me da por pensar que entre los SUV compactos premium, el nuevo Audi Q3 es el más capaz como modelo familiar… si el inédito Volvo XC40 no se empeña en llevarme la contraria, algo que dentro de unas semanas descubriremos.

PRESTACIONES Audi Q3 35 TFSI 150 CV s tronic S Line
Acel. 0-100 km/h 9,02 s
Acel. 0-400 m 16,47 s
Acel. 0-1000 m 30,22 s
Sonoridad 120 km/h 69,1 dBA
Sonoridad 140 km/h 70,6 dBA
Frenada desde 140 km/h 70,7 m
Peso en báscula 1.555 kg
Publicidad

En cualquier caso, no podemos obviar que el Audi Q3 ha pasado de ser el modelo más pequeño al más grande (si a longitud nos referimos) de su categoría. Por supuesto, supera al anterior Q3 en todo. Hemos medido mejores cotas interiores en todas las direcciones, delante y detrás, algo que subjetivamente también aprecias con solo tomar asiento. Pero lo mejor está detrás. El asiento posterior puede desplazarse longitudinalmente (15 centímetros) y por tanto permite priorizar el espacio para las piernas de los pasajeros o el maletero, según nos interese. Con el asiento retrasado, tenemos 73 generosos centímetros para las rodillas, cierto que apenas uno más que en el anterior Q3, que ya era muy bueno, pero en esas condiciones, hemos verificado un maletero de 470 litros (antes solo 350). Si además adelantamos toda la banqueta, conservamos 58 centímetros para las piernas de los “niños”, a cambio de unos inmensos 585 litros de maletero. Pero no solo los pasajeros salen ganando. El conductor, o mejor dicho el entusiasta conductor, también se encontrará un puesto de conducción mejor elaborado. El punto de caderas queda algo más bajo y el volante más vertical, pudiendo si lo desea adoptar una posición alta, pero más integrada en el puesto de conducción.

CONSUMOS Audi Q3 35 TFSI 150 CV s tronic S Line
Consumo en ciudad 8,2 l/100 km
Consumo en carretera 6,2 l/100 km
Consumo medio 7,0 l/100 km

Audi Q3 2019: interior digitalizado

La presentación interior también sube y mucho el caché del Q3. En estos últimos años, las superficies digitales están definiendo el estilo y las funciones de los salpicaderos…, y para muestra, el del nuevo Q3. Audi se ha encargado de popularizar los cuadros de relojes configurables y su virtual cockpit (de 12,3 pulgadas en este caso) es posiblemente el mejor ejemplo de reinvención de este elemento. Desde el volante puedes priorizar diferentes informaciones y ampliar o reducir el tamaño de sus indicadores. Y aunque conocido, nos sigue deslumbrando, en el buen sentido de la palabra, cuando seleccionamos en grande el informativo mapa del sistema de navegación. A priori, todo queda mejor encuadrado en nuestro campo de visión natural y consultar la información debería descentrarnos menos de la carretera. La verdad es que en este periodo quizá transitorio esta opción no me parece una tecnología vital… pero sí muy “high-tech”. A menos de una cuarta a la derecha otra pantalla digital (de 10,1 pulgadas) proyecta mucha de la misma información del virtual cockpit, como también la de otros muchos más sistemas del equipamiento, un equipamiento que a día de hoy puede apabullar por su propia riqueza, sobre todo a medida que los coches también se han conectado a internet, bien con línea propia o a través de nuestros smartphones, lo que por supuesto puede hacer el Q3. Para el manejo y control de todas sus funciones, definitivamente el control de voz sí que es vital. Además, el nuevo Q3, como todos los últimos Audi, ha perdido el mando físico central MMI y el manejo táctil de la pantalla se antoja un ejercicio de precisión… cuando conducimos. La climatización y la radio tienen sus propios mandos físicos de acceso directo, pero para manejar el navegador o lanzar una llamada, el control de voz, por cierto muy natural e intuitivo el de este Q3, debería ser tan obligatorio como el control de estabilidad.

ESPACIO Audi Q3 35 TFSI 150 CV s tronic S Line
Anchura delantera 144 cm
Anchura trasera 138 cm
Altura delantera 97/104 cm
Altura trasera 96 cm
Espacio para piernas 58/73 cm
Maletero 470 litros
Publicidad

Audi Q3 35 TFSI: comportamiento

Pues te lo resumo en una sola palabra: equilibrado, como cualquier Audi. Aunque no sé hasta qué punto este equilibrio viene por el acabado S Line probado, que implica unos muelles y amortiguadores más duros, que no duros. De hecho, en general sientes que el Q3 es un coche suave y ligero de pisada y de guiado. Un coche ejemplarmente normal, de acción/reacción natural, no artificialmente rápido (y no miro a nadie), pero dinámico y eficaz, sin un tacto “agresivo” de coche deportivo, pero sí de muy buena puesta a punto. Aunque esa falta de "personalidad" te puede llevar a no enamorarte de tu coche. En cualquier caso, el Q3 es muy agradable de rodadura, muy transparente en la entrada en curva… y muy eficaz en el apoyo y salida. Sientes que hay electrónica participando, pero está muy bien integrada. Tienes que hacer el bestia para que te lo pare. Lo mejor es que siempre es muy constante en sus reacciones. No se degrada a medida que subes tus intenciones. Su calidad de rodadura es algo que hace también al Q3 más y mejor coche que antes. El problema, o bendito problema, es que no hay dos Q3 iguales. Audi propone además de esta suspensión S Line, la estándar y otra con amortiguadores activos. También una dirección progresiva (montada en esta unidad) que acentúa el giro en los extremos y diferentes tipos de llantas. La combinación S Line con llantas de 18 pulgadas y alto perfil de neumático (235/55 R18 en nuestra unidad y hasta 20 pulgadas en opción) junto con la dirección opcional, me ha parecido, sin otras referencias, excelente. Repito: bachea con calidad, es muy progresivo en sus reacciones, se siente estable y se deja llevar con facilidad en los tramos revirados.

Audi Q3 35 TFSI 150 CV: a prueba el nuevo SUV de gasolina

Audi Q3 35 TFSI 150 CV: a prueba el nuevo SUV de gasolina

Seguro que en este gran equilibrio su motor de gasolina 1.5 TFSI 150 CV también tiene mucho que decir. De primeras, lo sientes sumamente agradable. Funciona con mucha suavidad y enorme solvencia desde muy bajas revoluciones. La caja S Tronic es muy rápida ejecutando los cambios, pero además el motor facilita que se sucedan muy pronto. En ciudad y en aceleraciones moderadas en carretera se basta de las primeras 2.000 rpm para lanzar y estabilizar la velocidad de crucero. En 7ª a 2.000 rpm rueda a 100 km/h. Respecto al anterior Q3 1.4 TSI 150 CV, anda más y consume menos. La desactivación de dos cilindros del motor y el desacople de la caja S Tronic al soltar el acelerador no pone en jaque a los Diesel, pero es cierto que el consumo de un buen gasolina empieza a ser más llevadero y también “consuela” que el precio del gasóleo se esté equiparando al de la gasolina. Es otra forma de “evolucionar” en el coste de uso de este Q3 35 TFSI.

Publicidad
También te puede interesar

El nuevo Audi A1 recibe los mejores elementos de la plataforma MQB A0 para coches pequeños del Grupo VW. En esta ocasión, probamos la versión de gasolina 30 TFSI 116 CV con cambio automático s tronic.

Los nuevos Audi TT RS Coupe y TT RS Roadster completan la gama del deportivo alemán. 400 CV, dinamismo, agilidad, prestaciones… aquí tienes todas sus claves.