Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A: ¿qué compacto Diesel es mejor?

El recién llegado Mercedes Clase A 2018 se enfrenta a dos de sus rivales directos: el Audi A3 y el BMW Serie 1. Los comparamos en versiones Diesel de 116 CV.
Luis M. Vitoria / Fotos: Israel Gardyn -
Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A: ¿qué compacto Diesel es mejor?
Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A: ¿qué compacto Diesel es mejor?

El nuevo Mercedes Clase A es el compacto de moda. Razones no le faltan. La nueva generación del modelo de la estrella se enfrenta en esta comparativa al Audi A3 y al BMW Serie 1, sus dos rivales directos. En los tres casos se emplea un motor Diesel de 116 CV.

El Clase A es el turismo más económico de Mercedes y presume de abundantes tecnologías. Entre ellas está esa por lo que todo el mundo pregunta cuando lo reconoce: su inteligencia artificial. Algo que hay quien confunde con que «el coche habla». Ciertamente lo hace, como otros que responden cuando son interpelados pero, como ocurre con Siri, el asistente vocal que está presente en los vehículos que quedan conectados con un iPhone cuando el nexo es el Apple CarPlay. Lo «revolucionario» del Clase A es que, tras arrancar la conversación con un «Hey Mercedes», se puede hablar con ese asistente de modo natural, sin usar unas determinadas palabras ni un orden preciso. Además, se le puede pedir que intervenga en funciones que van más allá del sistema de información y entretenimiento. Por ejemplo, que nos conecte a un teléfono con un «llama al móvil de fulano», pero también que actúe sobre el confort con un «pon la temperatura del climatizador en 22 grados» o, con un más vago, «parece que hace calor».

Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A: ¿qué compacto Diesel es mejor?

Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A

Con ésta y otras aportaciones que veremos, por primera vez a lo largo de la vida comercial del Mercedes Clase A —y a diferencia de lo que ha venido ocurriendo con la marca en otros segmentos—, el compacto de la estrella se convierte en un referente en su categoría.

Publicidad

Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A: comportamiento

De sus dos rivales más directos, el más parecido dinámicamente al Clase A es el Audi A3. El BMW Serie 1, el tercero en discordia, se aleja de los dos por, por ejemplo, su actitud más efectista que efectiva y que recuerda, en todo momento, a su conductor las razones por las que lo eligió. Y es que el BMW es todo un ejemplo de coche derrochador de sensaciones y, precisamente por ello, de conducción permanentemente entusiasmante... si te gusta conducir, como dice el eslogan de la marca. Todo arranca de su configuración mecánica, con el reparto de funciones entre los dos ejes: para el delantero, la dirección; para el trasero, la tracción, ésta con la consiguiente suspensión multibrazo frente a los más sencillos ejes torsionales de sus rivales. Esta diferenciación de tareas da pie a disfrutar de una dirección rápida y precisa, mientras que las ruedas traseras dejan sentir su capacidad para generar una mínima sensación de sobreviraje o un desplazamiento del eje hacia el interior de la curva. Siempre que elijamos el modo Sport + en el que, entre otros aspectos, matizamos la actuación del salvavidas electrónico del ESP (o DSC en BMW). No lo hace con brusquedad, ni mucho menos; e incluso con el paquete M de la unidad de las fotos, que conlleva la inclusión de la amortiguación adaptativa y muelles más cortos, hay que reconocerle una clara mejora en la calidad de rodadura respecto al lanzamiento de este modelo. Con todo, se conduce con sensaciones más directas y una progresividad menor que sus contendientes. También con una menor pegada del motor.

PRESTACIONES Audi A3 1.6 TDI 116 CV S Tronic Design Edition BMW Serie 1 116d 116 CV Mercedes Clase A 180d 116 CV
Acel. 0-100 km/h 11,39 s 10,38 s 9,85 s
Acel. 0-1000 metros 32,74 s 32,36 s 31,36 s
Sonoridad al ralentí 49,5 dBA 50,3 dBA 49,5 dBA
Sonoridad 100 km/h 66,4 dBA 67,1 dBA 67,2 dBA
Frenada desde 100 km/h 36,34 m 38,9 m 38,98 m
Peso en báscula 1.343 kg 1.459 kg 1.454 kg

El cambio del BMW Serie 1, un Steptronic de 8 velocidades, es de lo mejor que hoy puede encontrarse entre los de convertidor de par, todo dulzura en la gestión de ese nexo con el motor y reacciones rápidas, una formulación idónea para el día a día, pero no tan veloz en la las gestión de marchas y embragues como el** cambio de 7G-DCT**, con doble eje primario, del Clase A.

Éste es uno de los elementos que más engancha del Mercedes, pues la mínima presión sobre al acelerador se convierte en un acople instantáneo de motor y cambio, con la consecuente respuesta a la demanda de movimiento. Otras tantas satisfacciones da la energía del motor, al que el cambio lleva a trabajar hasta las 4.500 rpm antes de darle tregua con el paso a otra marcha.

CONSUMOS Audi A3 1.6 TDI 116 CV S Tronic Design Edition BMW Serie 1 116d 116 CV Mercedes Clase A 180d 116 CV
Consumo en ciudad 6,3 l/100 km 6,3 l/100 km 5,5 l/100 km
Consumo en carretera 5 l/100 km 4,6 l/100 km 4,6 l/100 km
Consumo medio 5,5 l/100 km 5,3 l/100 km 4,9 l/100 km

El 1.5 oculto tras la denominación 180d hace a este Mercedes Clase A más rápido en cualquier prueba que le propongamos. Y eso se nota, a la postre, no sólo en terreno abierto sino, aún en mayor medida, cuando conducimos en una carretera con curvas, lo que simula nuestro circuito del INTA.

Publicidad

Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A: ¿qué compacto Diesel es mejor?

Mercedes Clase A

Su superioridad salta a la vista frente a sus alternativas, también, por lo que pone el chasis, con un eje delantero que, cuando parece que va a rendirse porque se le acaba el agarre de los neumáticos y abordamos la fase final del giro con una clara apertura de la trayectoria, frustra esa premonición de subviraje. Encontramos, por obra y gracia de la electrónica, capacidad para seguir gestionando el giro y cerrar la trayectoria. Por eso, la dirección responde tan bien en toda situación. Además, la suspensión da la sensación de un sólido confort porque, cierto que no aporta gran recorrido, a mi criterio, pero filtra con eficacia las irregularidades más abruptas —las menores las gestionan algo mejor tanto el A3 como el 116d, quién lo diría…— y mantiene la carrocería impertérrita, sin balanceos o cabeceos.

Si el Mercedes se siente fácil de conducir, lo del A3 es de escándalo. Con más balón en sus ruedas e, incluso, una suspensión de mayor recorrido, no será tan preciso como Mercedes o BMW, pero aun así se adapta a la perfección a los giros consecutivos porque esa dulzura, justamente, permite colocarlo jugando con las inercias. Incluso aunque no sepamos bien como hacerlo: sale solo. Acaba siendo un chasis muy agradecido y, de los tres, quizá el más rápido, más cuando la dirección es precisa y el motor en poco o nada compromete a la tracción.

Al menos cuando su 1.6 TDI se liga a la amable cambio DSG que, incluso, antes de las 4.000 rpm está pidiendo el cambio de marcha. No tiene la eficacia en la arrancada de la caja del Mercedes e, incluso, cuando se estira le tarda más en decidir el paso y, ahí y en la energía del TDI, está su mayor hándicap cuando se trata de ir rápido porque, por lo demás es enormemente satisfactorio y, como el Clase A, un compacto perfecto para la inmensa mayoría de conductores y días. Otro de los puntos fuertes del A3 es su contundente frenada aunque, en sentido contrario, su ESP es el más intrusivo.

Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A: interior

Entre las aportaciones más llamativas del Mercedes Clase A está la posibilidad de incluir, dentro de ese espacio interior que se convierte en referencia por acabados o materiales, elementos como las pantallas de gran tamaño que se extienden a lo largo de buena parte del salpicadero: hasta 60 cm a lo largo. Cierto que no son de serie, pero el Pack Premium en el que se incluyen (cuesta 3.109 euros) es casi imprescindible para sentir lo que el Clase A se distancia de sus rivales. Más cuando también ese pack incorpora luz ambiental, asientos calefactados, llave inteligente y ese reconocimiento de órdenes vocales basado en la nube.

Publicidad

Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A: ¿qué compacto Diesel es mejor?

Audi A3

La instrumentación digital es perfecta por cómo se lee y la información que da, incluso permitiéndonos personalizarla a nuestro gusto; también la pantalla central es muy fácil de usar. Como no todo puede ser ideal, echamos de menos asideros en el techo en las plazas delanteras —sí los tienen las puertas— y, en términos de espacio, un maletero más capaz, en el que encontramos un desfase de 11 cm entre el borde de carga y su suelo, mayor de lo deseable. Eso sí, al abatir los respaldos, la continuación con ese suelo es perfectamente plana.

ESPACIO Audi A3 1.6 TDI 116 CV S Tronic Design Edition BMW Serie 1 116d 116 CV Mercedes Clase A 180d 116 CV
Anchura delantera 139 cm 139 cm 140 cm
Anchura trasera 132 cm 136 cm 136 cm
Altura delantera 91/98 cm 90/96 cm 91/98 cm
Altura trasera 94 cm 95 cm 93 cm
Espacio para piernas 71 cm 71 cm 71 cm
Maletero 370 litros 345 litros 350 litros

De los dos oponentes del Mercedes Clase A, ninguno es sustancialmente más espacioso de cara a los ocupantes y sólo el A3 tiene un maletero mayor. En éste, sí disponemos de un suelo móvil que permite conseguir superficies planas a conveniencia con el borde de carga o los respaldos abatidos, aunque también algunas ausencias prácticas, como la de bolsas en el envés de los asientos delanteros de esta unidad.

Publicidad

El paso del tiempo se siente en el Audi, desde luego no en calidad, que sigue a un altísimo nivel, pero sí en pequeños detalles. Uno de ellos es el tamaño de su pantalla. El equipamiento de nuestra unidad era pacato, apenas de con el aviso de vehículos en el ángulo muerto como única ayuda a la conducción, con la instrumentación analógica. Sin embargo, es perfectamente posible conseguir que ésta sea la Virtual Cockpit con la pantalla digital de 12,3", del mismo modo que contar con más ayudas como el control de crucero adaptativo, aviso de salida de carril y el asistente para evitarlo o el asistente para hacer el aparcamiento semiautónomo. También se pueden elegir diferentes tipos de suspensión, incluyendo los amortiguadores magnéticos con la deportiva, alternativos a la estándar de nuestra unidad, o faros matriciales, como en el Mercedes, casi perfectos.

Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A: ¿qué compacto Diesel es mejor?

BMW Serie 1

El BMW Serie 1 casi replica el espacio disponible en el Mercedes, pero con una boca de carga más pequeña para el maletero. No hay en los Serie 1 posibilidad de instrumentación digital y, aunque se puede contar con el aviso de cambio de carril junto a otros elementos, como el de tráfico trasero, el de vehículos en el ángulo muerto o el reconocimiento de señales en el paquete Driving Assistant, por ejemplo, no encontrarás corrección de salida del carril. Lo mismo que podrías echar en falta una alternativa que vaya más allá de los faros leds. Por supuesto, la suspensión, al igual que los asientos, puede ser tanto deportiva como adaptativa.

Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A: nuestra conclusión

Audi y Mercedes son, dinámicamente, más homogéneos que el más pasional y formidable BMW. Cada talante pueden ser decisivo para definir cuál elegir, porque razones como la calidad percibida, disponibilidad de equipamiento, espacio, etc., difícilmente van a marcar con claridad preferencias. Otra cosa es la aportación en tecnología, donde el último en estrenarse en el mercado (en este caso, el Clase A) siempre cobrará ventaja.

Publicidad