Comparativa: Alfa Romeo Giulietta 2.0 JTDM vs Volkswagen Golf 2.0 TDI

Hay un dicho que reza: «nunca segundas partes fueron buenas». Sin embargo, para el Alfa Romeo Giulietta, su segunda mitad de ciclo de vida ha supuesto una sensible revitalización. Tanta, que puede competir con los líderes de su segmento, como este VW Golf TDI.
Francisco Morillo.

Fotos: Alicia Ruiz. -

Comparativa: Alfa Romeo Giulietta 2.0 JTDM  vs Volkswagen Golf 2.0 TDI
Comparativa: Alfa Romeo Giulietta 2.0 JTDM vs Volkswagen Golf 2.0 TDI

Las trayectorias de los grupos industriales de los que derivan nuestros dos competidores aquí enfrentados son bien distintas. Mientras Volkswagen aterroriza a la competencia con beneficios anuales que superan los 11.000 millones de euros, el Grupo Fiat se ha centrado durante mucho tiempo en la compra de Chrysler, lo que le ha debido suponer un esfuerzo de gestión y económico que, queramos o no, ha dejado el interés del rejuvenecimiento de sus gamas en un apreciable segundo plano. Decisiones parece que han tomado, como la práctica desaparición de la marca Lancia en un próximo futuro y la vigorización de las procedentes de Estados Unidos, como Jeep y Chrysler, con las que, suponemos, tratarán de encontrar un hueco mayor en el Viejo Continente.

 

Espera

Comparativa: Alfa Romeo Giulietta 2.0 JTDM vs Volkswagen Golf 2.0 TDIAlfa ha mantenido el tipo durante estos últimos años, realmente con sólo dos modelos en su gama. Ahora introduce un tercero, el 4C, que como el extinto 8C, es también muy minoritario. Del tan cacareado SUV como de la berlina grande, aún está todo por ver, pues llevan varios años entre rumores y dilaciones de aparición. Por todo ello, es el Giulietta el modelo que sustenta la supervivencia de la marca —y los beneficios extraídos de Chrysler, claro—, modelo que, desde su lanzamiento a mediados de 2010, ha totalizado unas ventas de más de 220.000 unidades. Enfrente tenemos el omnipresente Golf, cuya historia de éxitos es ... bueno, el adjetivo ponedlo vosotros. La comparación de sus respectivas difusiones es palmaria, pero ¿realmente es así la diferencia entre ambos productos? Sin duda, la ingeniería alemana está en cabeza mundial —como casi todo lo que viene de ese país—, apoyada en unos medios financieros casi infinitos, pero el Giulietta presenta unas mejoras que no se pueden obviar.

 

De entrada, el motor recibe una sensible evolución, que va más allá de los 10 CV extras que se anuncian como máximo rendimiento (ahora rinde 150 CV). Ahora anuncia 6 mkg de par motor más que su rival al mismo régimen de giro, algo que no hemos podido comprobar en nuestro banco de potencia porque la electrónica no nos ha permitido desconectar el control de estabilidad, algo imprescindible para realizar la prueba sobre banco de rodillos.

 

El caso es que, ahora, el motor del Alfa es otro, sin duda. Para hacerse una idea, es fácil arrancar en segunda, sin acelerar más de lo que se haría en primera ni hacer patinar el embrague. La elasticidad es una de sus principales virtudes, empujando desde 1.300 rpm en cualquier relación. De hecho, en 5ª y 6ª realiza los adelantamientos en tiempos bastante más cortos que el Golf (también 150 CV). ¡Bien por Italia!

 

Comparativa: Alfa Romeo Giulietta 2.0 JTDM vs Volkswagen Golf 2.0 TDIClaro que la contraprestación viene a la hora de consumir, y eso que el Giulietta ha mejorado también en este aspecto. Por fin encontramos un Alfa que consume poco, y eso que sobre nuestra báscula todavía hay más de un centenar de kilos de ligereza a favor del modelo alemán. Poco, pero no tan poco como nos marca el indicador de consumo medio del ordenador de viaje. Este aparato nos ha demostrado una variación en sus mediciones superior al 5 por ciento —más o menos 0,3 l/100 km menos de lo real en cantidades habituales de consumo—, por lo que nuestra agradable sorpresa inicial quedó algo obscurecida cuando el Centro Técnico obtuvo las cifras reales. Aún así, tres décimas de litro cada cien kilómetros, contando con una mejor vivacidad en el tráfico, nos parece un peaje llevadero cuando, además, se comprueba la diferencia de peso.

 

Refinado

Comparativa: Alfa Romeo Giulietta 2.0 JTDM vs Volkswagen Golf 2.0 TDIPero no sólo se ha optimizado el rendimiento mecánico, el Giulietta se nota bastante más refinado. El motor no transmite un brusco «efecto turbo», con una progresión más afinada en la entrega de potencia. Pero es que, además, la suspensión y los neumáticos han mejorado en el aislamiento del habitáculo frente a las irregularidades del firme, configurando un marchar de mucha más suavidad y de mejorada calidad de rodadura. Esto no impide que este Giulietta mantenga una conducta realmente deportiva a la hora de enfrentarse a todo tipo de curvas.

 

El diferencial autoblocante electrónico Q2 permite al coche encararse con las curvas de manera eficaz, con alta velocidad de paso por curva, pero más sensación de inmediatez y precisión en su tren delantero. El posterior no resulta brusco en los cambios de carga sobre el motor, asegurando una nobleza de comportamiento para que no sorprenda al conductor menos experimentado. Pese a todas estas cualidades, hay que reconocer que el bastidor del Golf —y León, Octavia, etc— es el líder del segmento y, todavía, está un poco por encima del modelo italiano.

 

Comparativa: Alfa Romeo Giulietta 2.0 JTDM vs Volkswagen Golf 2.0 TDIVolviendo la cabeza al modo de vida, ambos modelos procuran sensaciones equilibradas entre deportividad y confort. El Alfa hace gala de unos nuevos tratamientos para el salpicadero, paneles de puerta y manillas que, perdónenos quien no esté de acuerdo, nos hace recordar a determinados guiños de Lancia. ¿Será un anticipo de la mezcla de estilos que se vivirá en Alfa cuando Lancia no sea más que un recuerdo?

 

El confort que se vive en ambos permite un uso global, esto es, por todo tipo de usuarios. No es exclusivo de los más dinámicos o los exclusivamente burgueses. Cierto es que en el Golf se vive un ambiente más aquietado, sobre todo, porque el nivel sonoro procedente de los neumáticos del modelo italiano es claramente superior. Los asientos, en ambos, son muy confortables, aunque preferimos los alemanes porque su respaldo se adapta mejor a nuestra particular espalda, entre otras razones, porque posee, de serie, regulación lumbar, mientras en el Alfa requiere un pago extra. El espacio disponible en las plazas traseras refleja las formas exteriores, con el alto final del techo en el Golf proporcionando una capacidad extra para las cabezas de los ocupantes. En el Alfa, sin embargo, conviene no invitar a personas de talla elevada porque el espacio, ahí, no sobra.

Te recomendamos

Un año más se pone en marcha Best Cars, el mayor estudio de imagen de marcas de coche...

Su mecánica híbrida enchufable y sus 54 kilómetros de autonomía eléctrica le valen al...

Prestaciones y tacto de GTI, la versatilidad de un moderno SUV y la calma que aporta ...

Con el nuevo Mitsubishi Outlander PHEV llegarás todavía más lejos con su renovada tec...

El mejor tenista español de todos los tiempos pone a prueba las aptitudes deportivas ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...