Publicidad

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio: prueba y todas nuestras mediciones

Alfa Romeo aspira a volver a ser lo que fue. El Giulia Quadrifoglio es hoy su demostración de saber hacer, una nueva referencia deportiva. Te contamos cómo es, cómo va… ¡y cuánto corre!
Juan Collín.

Twitter: @autopista_es Fotos: Mikael Helsing. -

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio: prueba y todas nuestras mediciones
Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio: prueba y todas nuestras mediciones

Con el nuevo Giulia, Alfa Romeo vuelve por sus fueros con una auténtica berlina deportiva que recupera todos los valores que forjaron la leyenda de la marca italiana. Como hemos podido comprobar en otras versiones, el nuevo Giulia es un coche con muchos atractivos, que sorprende por su dinamismo y placer de conducción y que es capaz de rivalizar con los modelos del segmento premium que militan en esta categoría, como los BMW Serie 3, Mercedes Clase C o Audi A4. Nuevos envites que ahora aspira pronto a seguir con la categoría SUV, una vez presentado ya el nuevo Alfa Stelvio, que también hemos podido conducir.

Pero volvamos ahora a lo que nos ocupa: al Alfa Romeo Giulia y, en concreto, a nada menos que su nueva versión Quadrifoglio. Esta variante deportiva promete además unas cualidades dinámicas al más alto nivel, que le permiten enfrentarse directamente en las mejores condiciones con lo más granado de la categoría, con el BMW M3 siempre en el punto de mira. Pronto los enfrentaremos en una gran comparativa.  

Lo cierto es que la carta de presentación hoy del nuevo Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio no puede ser más sugerente: motor 2.9 V6 sobrealimentado de 510 CV de potencia, propulsión trasera con diferencial autoblocante, suspensiones de paralelogramo deformable con amortiguadores pilotados, frenos cerámicos, cambio manual de seis marchas… Su extraordinario dinamismo se confirmaba tras obtener en el circuito de Nürburgring un tiempo de 7 minutos 32 segundos, lo que le sitúa como la berlina más rápida y eficaz del momento en el exigente trazado alemán. Con todo esto, no es de extrañar que estuviéramos ya deseosos de probar a fondo la temperamental berlina italiana.

Alfa Romeo Giulia QuadrifoglioAlfa Romeo Giulia Quadrifoglio: talante deportivo

Particularmente tengo que reconocer que el nuevo Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio es un coche que me resulta muy atractivo, especialmente en esta especial versión Quadrifoglio. Se distingue por los elementos aerodinámicos que incorpora y las espectaculares llantas de aleación generosamente calzadas que luce (245/35 ZR19 delante y 285/30 R19 detrás), entre otras cosas; sin ser excesivamente llamativa, deja bien claro un talante marcadamente deportivo.

Afortunadamente el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio tampoco es un coche demasiado radical cuando se conduce, ya que gracias a los amortiguadores de control electrónico que incorpora se puede disponer de unos tarados que digieren bastante bien las irregularidades del firme; otra cosa es si se escoge el modo más deportivo. Es además un coche muy agradable de manejar en ciudad, aunque para estos menesteres conviene escoger la versión con caja de cambios automática de ocho marchas en lugar de la manual de seis que montaba la unidad de pruebas. Por cierto, que ésta ofrece un manejo rápido y preciso, aunque el tacto es algo duro.  

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio: su motor

Por su parte, el motor V6 turboalimentado que monta el Alfa Giulia Quadrifoglio está desarrollado por ingenieros procedentes de Ferrari y, como se puede imaginar, está a la última en todo y cuenta incluso con un sistema que desconecta una de las bancadas de cilindros para ahorrar combustible. Basta pulsar el botón de puesta en marcha para comprobar su talante marcadamente deportivo con un sonido de lo más provocador.

Alfa Giulia Quadrifoglio: motorUna vez en marcha, el motor V6 alimentado por dos turbocompresores sorprende con un rendimiento muy elevado, pero afortunadamente tiene una respuesta bastante dosificable. Desde abajo y sobre todo a medio régimen, la entrega de potencia es muy consistente, mientras que en alta se estira sin problemas por encima de 6.500 rpm, régimen al que se declaran los 510 CV de potencia y 61,22 mkg de par máximo anunciados por el fabricante. El margen de utilización es, por tanto, muy amplio, ya que además ofrece una excelente capacidad para recuperarse desde abajo.

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio: sus consumos

Por desgracia, la gestión electrónica del Alfa Giulia Quadrifoglio ha impedido medir el rendimiento del motor en el banco de rodillos. Lo que sí hemos podido comprobar es que la gasolina le gusta bastante y prueba de ello es que en ciclo mixto se bebe según nuestras mediciones de consumos reales casi 11 litros cada 100 km, una cifra que además se dispara a poco que nos dejemos seducir por el pedal del gas… lo que por otra parte no es muy difícil. 

CONSUMOS Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio
Consumo en ciudad 14,0 l/100 km
Consumo en carretera 8,7 l/100 km
Consumo medio 10,9 l/100 km

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio: prestaciones

En lo que sí brilla con luz propia el Alfa Giulia Quadrifoglio es en lo relativo a las prestaciones. Como hemos podido comprobar, emplea 22,13 segundos en recorrer los primeros 1.000 metros de aceleración desde parado, 12,39 s en los 400 metros y 4,38 s de 0 a 100 km/h. registros por sí solos que permiten a esta berlina superar por décimas de segundo al todopoderoso BMW M3… si bien es verdad que lejos quedan los 3,9 segundos que el fabricante anuncia oficialmente de 0 a 100 km/h.

PRESTACIONES Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio
Acel. 0-100 km/h 4,38 s
Acel. 0-1000 metros 22,1 s
Adelantamiento 80-120 km/h 3,69 s
Sonoridad 100 km/h 68,0 dB
Sonoridad 120 km/h 70,6 dB
Frenada desde 140 km/h 69,5 m
Peso en báscula 1.672 kg

No es de extrañar por tanto que el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio sea un coche muy rápido en carretera, que se disfruta cada minuto que se pasa al volante, tanto en viajes de largo recorrido por autopista, como sobre todo en los tramos de carretera más tortuosos. Ofrece mucho aplomo a alta velocidad y en curva sorprende con un tren delantero muy rápido de reacciones y sumamente preciso, lo que redunda en la agilidad del coche. Se inscribe así en los virajes con total eficacia y facilidad, transmitiendo siempre mucha confianza a los mandos, ya que además la trasera va bien asentada.

Lógicamente, y si le provocamos, el deslizamiento de la zaga está asegurado: discretamente en el modo Dynamic y sin limitaciones en el modo Race. Este último queda reservado a su utilización en pista, ya que además el sonido del escape aumenta de forma considerable, poniendo más emoción si cabe a la conducción, pero resultando a todas luces excesivo para rodar por vías públicas. Aunque sus reacciones son previsibles y relativamente progresivas, exprimir al máximo las  posibilidades de este deportivo de propulsión mecánica clásica, rodando en pista y sin ayudas a la conducción, requiere elevadas dosis de pilotaje y evitar los excesos con el pedal del gas. Eso sí, la diversión a los mandos está asegurada y el coche ofrece además una eficacia superlativa, entre otras cosas gracias al equipo de frenos cerámico muy potente que lo aguanta todo. Conviene tener en cuenta, no obstante, que en frío les falta mordiente, cuesta calentarlos y en condiciones de utilización menos extremas conviene anticiparse un poco y pisar el pedal con fuerza. Si no se va a visitar el circuito con asiduidad no son imprescindibles, ni mucho menos, y además nos ahorraremos en torno a 8.000 € en la factura de compra.

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio: espacio

Cerramos esta prueba a fondo hablando del espacio, quizá el apartado menos importante en un deportivo de su calibre, pero que también como todo conviene valorar. La habitabilidad así en el Alfa Romeo Giulia está a un buen nivel entre las berlinas de su clase. Esta versión está homologada únicamente para cuatro personas: las cotas son buenas, pero el túnel central de la transmisión le resta algo de espacio. En cuanto al maletero, con una capacidad real medida en 390 litros, resulta un tanto justo por dimensiones… pero afortunadamente es bastante aprovechable.

ESPACIO Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio
Anchura delantera 142 cm
Anchura trasera 137 cm
Altura delantera 90-96 cm
Altura trasera 90 cm
Espacio para piernas 80 cm
Maletero 390 litros

Su peso es verdad que es un tanto elevado, pero dentro de lo habitual en la categoría: 1.672 kg ha arrojado en nuestra báscula.  En cuanto al puesto de mandos, hay que reconocer que está muy bien configurado y ofrece una gran ergonomía. El acabado es bueno y la terminación resulta muy deportiva, con relojes analógicos de fácil lectura. El botón de puesta en marcha se ubica en el volante. Los asientos, por su parte, sujetan muy bien y son cómodos.

PRECIOS CON DESCUENTO (FEBRERO 2017) Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio (de 78.800 a 81.080 €)

También te puede interesar:

Alfa Romeo Giulia vs Renault Talisman: ¿cuál es mejor?

El Alfa Giulia ¡tendrá una versión Sprint Coupé!

A prueba el Alfa Romeo Giulia Veloce