Alfa Giulia 2.0T Veloce vs Kia Stinger 3.3 T-GDI GT: ¿qué berlina de gasolina es mejor?

¿Conduces o pilotas? No creo que haga falta decirte quién es quién, pero sí que, según tus prioridades, se adaptará mejor a ti un Alfa Romeo Giulia todo chasis… o un Kia Stinger todo motor. Las comparamos y medimos.
Raúl Roncero. Fotos: J.F. Pacheco -
Alfa Giulia 2.0T Veloce vs Kia Stinger 3.3 T-GDI GT: ¿qué berlina de gasolina es mejor?
Alfa Giulia 2.0T Veloce vs Kia Stinger 3.3 T-GDI GT: ¿qué berlina de gasolina es mejor?

Detrás de grandes coches suele haber grandes personas, y de su mano suele depender ese ingrediente y elaboración secreta que los convierte en algo más que carrocerías con ruedas. Es el caso de Reberto Fedeli con el Alfa Romeo Giulia. Al responsable del Ferrari de producción más parecido a un F1 o de algunos de los proyectos más revolucionarios en BMW no le tembló el pulso para paralizar la nueva berlina media italiana hasta perfeccionarla a su criterio y encontrar nuevos puntos de equilibrio, siempre respetando el ADN y los valores de una marca como Alfa Romeo. O el de Tyrone Johnson, anterior jefe de ingeniería de Ford RS, artífice de este laureado Kia Stinger diseñado por Peter Schreyer con el que la marca coreana ha logrado entrar en una nueva dimensión para, ahora sí, poder medirse de tú a tú con las berlinas de prestigio.

Publicidad

Alfa Romeo Giulia y Kia Stinger son dos coches con perfiles muy diferentes, casi antagónicos, pero con los que he disfrutado de lo lindo tanto en carretera como en circuito, una vez que he sabido adaptarme a la filosofía de cada uno: a un Giulia con el que te comunicas a través de las manos, un coche de reacciones instantáneas con el que te sientes más piloto que conductor; y a un Stinger que te gana por su pegada en la espalda gracias a esta poderosa motorización, algo que, junto a su diseño o la sal y pimienta que aporta el acabado GT, bien podría representar un singular Muscle Car europeo.

Si bien, y dejando al margen la funcionalidad de sus carrocerías, el Alfa Giulia resulta ser también una impecable y refinada berlina para usar a diario, mientras que a bordo del Kia Stinger saborearás también muy buenas sensaciones en determinadas carreteras donde no encuentres más de cien metros de recta. Vayamos por partes, y esta vez, coche a coche.

Alfa Giulia 2.0T Veloce vs Kia Stinger 3.3 T-GDI GT: ¿qué berlina de gasolina es mejor?

Comparativa: Alfa Giulia 2.0T Veloce vs Kia Stinger 3.3 T-GDI GT

Alfa Romeo Giulia 2.0T Veloce: así va

Agilidad, control... Si además quieres contar velocidad en la ecuación, tienes que poner el foco en el Alfa Romeo Giulia en el motor 2.0T de 280 CV —desde ahí, saltas directamente al QV de 510 CV—, propulsor que en la berlina se asocia exclusivamente a la tracción total Q4 y al cambio automático de 8 velocidades, combinación a la que yo sumaria, a ojos cerrados, la suspensión adaptativa —montada en nuestra unidad—, cuyo precio es de 1.308 euros.

Esta amortiguación no te permite seleccionar su ajuste más firme en el modo normal del DNA, pero sí hacerlo a la inversa, y si algo demuestra el Alfa Giulia por obra y gracia de su magnífico chasis es que no necesitas hacer que un coche sea una tabla para lograr una efectividad a toda prueba. La firmeza de los diferentes ajustes es evidente, pero me sorprende lo bien que filtra la amortiguación del Giulia los pequeños baches o, mejor aún, cómo atajan de bien los amortiguadores los incómodos movimientos de poca amplitud y alta frecuencia, siendo por tanto un coche realmente cómodo para viajar en familia.

Alfa Giulia 2.0T Veloce vs Kia Stinger 3.3 T-GDI GT: ¿qué berlina de gasolina es mejor?

Alfa Romeo Giulia 2.0T Veloce

Q4 es una tracción total muy "de propulsión", que incluso deja mover con gas la zaga, ya que en carretera —analiza cientos de parámetros— llega incluso a retrasar la entrada del tren delantero para influir positivamente en la agilidad del coche. Curva tras curva, este Alfa Romeo Giulia Veloce enamora porque lo que sucede cuando giras el volante es lo más parecido a la perfección aplicada a la dinámica de un chasis de serie: inmediatez en la respuesta, sensación de mucha ligereza y coche más pequeño de lo que es y, sobre todo, máximo aprovechamiento de la huella del neumático.

Publicidad

El subviraje en la berlina italiana es prácticamente anecdótico salvo que intencionadamente hagas algo mal, y si juegas con los cambios de apoyo y el gas adecuado para dejar al coche "correr" entre el vértice y la salida de la curva, la efectividad y la diversión al volante es total. Sin perder la compostura, con una sensación de control y naturalidad total, el Alfa Guilia primero te descubre el límite de agarre de sus neumáticos deslizando muy progresivamente de las cuatro ruedas, seguido de una reacción algo más viva de la zaga al dar gas hasta que la contribución del tren delantero —Q4 puede transferir hasta el 50% de par a ese tren—, el Giulia vuelve a recuperar su estado de equilibrio natural.

Alfa Giulia 2.0T Veloce vs Kia Stinger 3.3 T-GDI GT: ¿qué berlina de gasolina es mejor?

Alfa Giulia 2.0T Veloce: así es su interior

Es cierto que no sobran los caballos en la berlina italiana, pero el motor es muy bueno si pasas por alto que suena a Diesel a bajo régimen, que su zona roja empieza en 5.500 rpm y que estira hasta poco más de 6.000 rpm. Pero hasta ahí su respuesta es magnífica, la capacidad prestacional es notable y el maridaje con el cambio, casi perfecto —podría ser aún menos conservador en las reducciones—. Un conjunto mecánico sin grandes fisuras, con moderado consumo medio en conducción normal y horquillas en conducción rápida o muy deportiva que oscilan, según tu ritmo, entre 12/14 l/100 km y 16/18 l/100 km en trazado de montaña o a saco en nuestro circuito del INTA, donde esta berlina ha demostrado tener otros dos ingredientes no muy habituales incluso en coches de orientación mucho más deportiva: su degradación fue mínima durante una tanda de vueltas bastante larga, y los frenos, aunque con el tacto peculiar de su tecnología by wire, fueron infinitos, siempre, eso sí, buscando mordiente al final del recorrido de pedal.

PRESTACIONES Alfa Giulia 2.0T Veloce 280 CV Kia Stinger 3.3 T-GDI GT 366 CV
Acel. 0-100 km/h 5,44 s 5,06 s
Acel. 0-1000 metros 25,28 s 24,30 s
Adelantamiento 80-120 km/h 3,62 s 2,95 s
Sonoridad 100 km/h 65,1 dB 65,2 dB
Frenada desde 140 km/h 72,00 m 71,22 m
Peso real 1.600 kg 1.890 kg

Kia Stinger 3.3 T-GDi GT: así va

Sí, sí, el Kia Stinger también tiene tracción total. Verlo rodar es un espectáculo por las fumarolas que va dejando su neumático trasero interior, evidencia de que falta un buen autoblocante... y de que el reparto de par es, digamos, un tanto aleatorio: si hay puntos de fuga, se escapará por ahí la fuerza del vitaminado motor 3.3 T-GDi de 366 CV, con potencial y empuje soberbio. Aun cuando la amortiguación —también de ajustes variables— es más firme que la del Giulia, el coche en sí es claramente más burgués, orientado a trazados amplios, sean o no muy sinuosos...

Alfa Giulia 2.0T Veloce vs Kia Stinger 3.3 T-GDI GT: ¿qué berlina de gasolina es mejor?

Kia Stinger 3.3 T-GDI GT

Giras, apoyas el coche, pasas el vértice y entonces ya puedes acelerar como un misil, pero tienes que buscar transiciones más lentas que en el caso de su rival, bien medidas al tamaño y peso del coche, siempre evitando colapsar al tren delantero, eje sobre el que pivota todo el equilibrio del Stinger, porque si traspasas sus límites el subviraje se te llega a hacer eterno hasta que vuelves a meterlo en cintura.

CONSUMOS Alfa Giulia 2.0T Veloce 280 CV Kia Stinger 3.3 T-GDI GT 366 CV
Consumo en ciudad 10,5 l/100 km 16,1 l/100 km s
Consumo en carretera 6,8 l/100 km 8,8 l/100 km
Consumo medio 8,3 l/100 km 10,9 l/100 km

Sacrificando algo de velocidad en la entrada de las curvas más lentas, recuperarás por motor, y en cuestión de metros, la ventaja que le haya podido meter el rival. Quiero dejar claro que, dinámicamente, no es ni mucho menos un coche de segunda división, sino de otra diferente a la del Alfa Giulia, como también te dejan claro sus más conservadoras ayudas a la conducción o el cambio automático, bastante suave aunque no demasiado rápido.

Publicidad

Fruto de su mayor potencia y, sobre todo, de su elevado peso, es más que probable que con el Kia Stinger seas más cuidadoso a la hora de aprovechar sus 366 CV, más que nada, porque rodar rápido con él supone gastar tanto como el Giulia en conducción deportiva.

ESPACIO Alfa Giulia 2.0T Veloce 280 CV Kia Stinger 3.3 T-GDI GT 366 CV
Anchura delantera 142 cm 142 cm
Anchura trasera 137 cm 134 cm
Altura delantera 90-96 cm 87-93 cm
Altura trasera 90 cm 88 cm
Espacio para piernas 75 cm 76 cm
Maletero 390 litros 415 litros
Publicidad
AUTOPISTA TV
También te puede interesar

El Kia Stinger GTS es una edición limitada que refuerza una imagen deportiva que tantos buenos momentos nos ha deparado.

El regreso del Alfa Romeo GTV promete causar sensación. Nuevas fotos filtradas y más datos de la berlina que la marca tiene previsto lanzar en 2 años lo confirman. ¡Mamma mía!