Alfa 147 JTD 16v M-Jet

Motor explosivo, cambios estéticos y misma filosofía. El discurrir de los años no pasa en balde, ni siquiera para el bello producto de Alfa.

Alfa 147 JTD 16v M-Jet
Alfa 147 JTD 16v M-Jet
El JTD 16v M-Jet (léase Multijet) de 150 CV es una evolución de la mecánica 1.9 JTD de 140 CV. Para arrancarle los 10 CV de diferencia (11 CV en nuestro banco de rodillos), los ingenieros de Alfa “han jugado" con los ciclos de inyección de combustible en los cilindros. A este M-Jet, que utiliza “common rail" de segunda generación, le han perfeccionado las secuencias de las inyecciones, para conseguir así una reducción del ruido, más par motor a bajas vueltas y un aumento de la potencia.
Ver v?osVer Vídeos
Aunque en Alfa se empeñan en asegurar que el consumo y las emisiones han disminuido, el gasto es elevado comparado con otros modelos de similares características. Según nuestras impresiones, este 147 “bebe" bastante combustible. Sin embargo, atendiendo a los datos recogidos por el Centro Técnico, no son tan descabellados. El consumo medio se sitúa en 7 litros a los 100 km (un litro menos que lo anunciado oficialmente por Alfa Romeo). La explicación la encontramos en que los registros tanto del Centro Técnico como de la marca se realizan casi en condiciones ideales y a una velocidad constante, que en situaciones reales de tráfico es complicada de alcanzar. Lo que más me ha gustado es la elasticidad de esta mecánica. No sube muy rápido de vueltas, cierto, pero el recorrido de la aguja hasta la zona roja es suficiente para sugerirnos que “tira, tira y tira" y que tenemos cuerda para rato. El par motor máximo (33,6 mkg) lo ofrece a 2.500 vueltas y la potencia máxima (151 CV) se encuentra a 3.950 giros. Por sus características, parece que estemos ante un propulsor deportivo de gasolina, ya que lo mejor de él lo encontramos en la parte alta del cuentavueltas (entre 3.250 y 4.250 rpm). Abajo no nos desagrada, pero el empuje más aprovechable nos lo ofrece pasadas las 2.200 rpm. Asociada a esta mecánica, encontramos una caja de cambios de seis velocidades. Su tacto resulta deportivo, gracias a los cortos recorridos de la palanca. La dirección nos ha sorprendido gratamente: rápida y precisa. Sin embargo, con el uso, le encontramos un tacto “raro": mucha asistencia y escaso radio de giro.Las suspensiones resultan bastante duras. El tarado firme se ha intentando paliar, para aportar confort al conjunto, con unos neumáticos de perfil más alto del esperado: 205/55 sobre llantas de 16 pulgadas. Así, a nuestro juicio, no se consigue ni un perfecto confort de marcha, ni un comportamiento radical.En frenadas fuertes, comprobamos cómo la fatiga de los frenos toma protagonismo. Ni siquiera en la primera frenada hemos registrado unos tiempos que nos convenzan. Se detiene, desde 140 km/h, en 3,8 segundos recorriendo casi 76 metros (un Golf recorre 72 metros y un BMW 120d o un Ford Focus, apenas 68 metros). El 147 1.9 JTD M-Jet es un automóvil muy rápido. No podemos poner en tela de juicio su comportamiento dinámico, siempre y cuando lo llevemos por autovías y autopistas. Si dirigimos a nuestro protagonista a un puerto de montaña, con zonas de curvas enlazadas, el asunto se complica. Para exprimirlo al máximo, deberemos trabajar la palanca de cambios como si de un gasolina se tratara. Lo mejor para mantener una buena velocidad de crucero es utilizar el cambio de marchas. Si hay repechos en nuestro camino, engranar una relación menos y apurarla para explorar las prestaciones en la zona más alta del cuentavueltas es la solución. Este Alfa 147 acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos. El JTD 16v M-Jet (léase Multijet) de 150 CV es una evolución de la mecánica 1.9 JTD de 140 CV. Para arrancarle los 10 CV de diferencia (11 CV en nuestro banco de rodillos), los ingenieros de Alfa “han jugado" con los ciclos de inyección de combustible en los cilindros. A este M-Jet, que utiliza “common rail" de segunda generación, le han perfeccionado las secuencias de las inyecciones, para conseguir así una reducción del ruido, más par motor a bajas vueltas y un aumento de la potencia.
Ver v?osVer Vídeos
Aunque en Alfa se empeñan en asegurar que el consumo y las emisiones han disminuido, el gasto es elevado comparado con otros modelos de similares características. Según nuestras impresiones, este 147 “bebe" bastante combustible. Sin embargo, atendiendo a los datos recogidos por el Centro Técnico, no son tan descabellados. El consumo medio se sitúa en 7 litros a los 100 km (un litro menos que lo anunciado oficialmente por Alfa Romeo). La explicación la encontramos en que los registros tanto del Centro Técnico como de la marca se realizan casi en condiciones ideales y a una velocidad constante, que en situaciones reales de tráfico es complicada de alcanzar. Lo que más me ha gustado es la elasticidad de esta mecánica. No sube muy rápido de vueltas, cierto, pero el recorrido de la aguja hasta la zona roja es suficiente para sugerirnos que “tira, tira y tira" y que tenemos cuerda para rato. El par motor máximo (33,6 mkg) lo ofrece a 2.500 vueltas y la potencia máxima (151 CV) se encuentra a 3.950 giros. Por sus características, parece que estemos ante un propulsor deportivo de gasolina, ya que lo mejor de él lo encontramos en la parte alta del cuentavueltas (entre 3.250 y 4.250 rpm). Abajo no nos desagrada, pero el empuje más aprovechable nos lo ofrece pasadas las 2.200 rpm. Asociada a esta mecánica, encontramos una caja de cambios de seis velocidades. Su tacto resulta deportivo, gracias a los cortos recorridos de la palanca. La dirección nos ha sorprendido gratamente: rápida y precisa. Sin embargo, con el uso, le encontramos un tacto “raro": mucha asistencia y escaso radio de giro.Las suspensiones resultan bastante duras. El tarado firme se ha intentando paliar, para aportar confort al conjunto, con unos neumáticos de perfil más alto del esperado: 205/55 sobre llantas de 16 pulgadas. Así, a nuestro juicio, no se consigue ni un perfecto confort de marcha, ni un comportamiento radical.En frenadas fuertes, comprobamos cómo la fatiga de los frenos toma protagonismo. Ni siquiera en la primera frenada hemos registrado unos tiempos que nos convenzan. Se detiene, desde 140 km/h, en 3,8 segundos recorriendo casi 76 metros (un Golf recorre 72 metros y un BMW 120d o un Ford Focus, apenas 68 metros). El 147 1.9 JTD M-Jet es un automóvil muy rápido. No podemos poner en tela de juicio su comportamiento dinámico, siempre y cuando lo llevemos por autovías y autopistas. Si dirigimos a nuestro protagonista a un puerto de montaña, con zonas de curvas enlazadas, el asunto se complica. Para exprimirlo al máximo, deberemos trabajar la palanca de cambios como si de un gasolina se tratara. Lo mejor para mantener una buena velocidad de crucero es utilizar el cambio de marchas. Si hay repechos en nuestro camino, engranar una relación menos y apurarla para explorar las prestaciones en la zona más alta del cuentavueltas es la solución. Este Alfa 147 acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos.