Alfa 147 2.0 Selespeed

Ya con los 156 y 166, Alfa Romeo había mostrado una tremenda potencialidad a la hora de crear nuevos productos. Pero con la llegada del 147 se puede asegurar que la marca italiana ha culminado su proceso de regeneración, al ofrecer un producto que puede compararse sin complejos con los mejores del mercado. Cuando la versión de 150 CV se equipa con el cambio Selespeed se nos ofrecen, además, algunas peculiaridades de conducción extraídas de la Fórmula 1.

Alfa 147 2.0 Selespeed
Alfa 147 2.0 Selespeed

El comportamiento del 147 no puede ser sino excelente, partiendo de un bastidor tan comprobado y alabado como el del 156, del que deriva estrechamente. Destaca la sujeción del tren trasero, que se muestra imperturbable ante cualquier situación. Es tal su adherencia que, cuando tratamos de desequilibrar al coche, es el tren delantero el que desentona, generando un subviraje sensible, a pesar de una dirección muy rápida y de casi instantánea reacción al mínimo movimiento. Su límite viene dado por la actuación del control de estabilidad, por cierto no todo lo refinada que sería de desear, con lo que en ese sentido podemos estar tranquilos. Es tal su adherencia que, cuando tratamos de desequilibrar al coche, es el tren delantero el que desentona, generando un subviraje sensible, a pesar de una dirección muy rápida y de casi instantánea reacción al mínimo movimiento. Quizás pueda sorprender las cifras que se han obtenido en las mediciones de frenada. Hay que recalcar que estas unidades de 147 son auténticos vehículos de preserie, anteriores a una producción con todos los controles de calidad exigidos y necesarios. Por eso, la dispersión entre las potencias de frenadas obtenidas en relación con las dos versiones de 1,6 litros nos sugieren una no perfecta puesta a punto del sistema de frenos de este Selespeed, pues no es lógico que frene peor, ya que ni su peso es exageradamente más alto ni su huella de neumático es peor, muy al contrario, pues posee más goma de contacto con el suelo. Eso sí, la monta de neumáticos es diferente y, sintiéndolo mucho por los norteamericanos, no parece la más adecuada para el tipo de conducción que se realiza por estos lares. El equipamiento incluido en esta prueba no puede resultar definitivo en unos momentos en que la propia importadora está negociando los paquetes de dotación para cada versión. La salida al mercado del coche todavía se dilatará aún casi dos meses, pero no creemos difiera mucho su equipamiento de lo publicado.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.