La Unesco lanza un proyecto para recopilar ADN de especies marinas en riesgo

Este proyecto ambiental tiene como objetivo estudiar la vulnerabilidad de las especies al cambio climático en los sitios marinos que son Patrimonio Mundial de la Unesco.

Científica trabajando en el proyecto para recopilar ADN de especies marinas.
Científica trabajando en el proyecto para recopilar ADN de especies marinas.

Recientemente, se ha puesto en marcha un ambicioso proyecto que utiliza ADN ambiental de última generación, conocido como eADN, para comprender la riqueza de la biodiversidad de los sitios marinos del Patrimonio Mundial de la Unesco.

En concreto, consiste en que científicos y residentes en estos sitios locales recojan material genético de los desechos, las mucosas o las células de los peces de determinados lugares marinos del Patrimonio Mundial de la Unesco, con el fin de hacer un seguimiento de las especies, incluidas las que figuran en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El ADN ambiental consiste en recoger y analizar muestras del medio ambiente (suelo, agua, aire) en lugar de extraerlo de un organismo individual

El ADN ambiental consiste en recoger y analizar muestras del medio ambiente (suelo, agua, aire) en lugar de extraerlo de un organismo individual.

De dos años de duración, este proyecto ayudará a medir la vulnerabilidad de la biodiversidad marina al cambio climático y las repercusiones de ese cambio en los patrones de distribución y migración de la vida marina en los sitios del Patrimonio Mundial.

Este proyecto ayudará a medir la vulnerabilidad de la biodiversidad marina al cambio climático.
Este proyecto ayudará a medir la vulnerabilidad de la biodiversidad marina al cambio climático.

Lanzado al comienzo del Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030), también servirá para comprender las tendencias mundiales e informar sobre los esfuerzos en curso para proteger los ecosistemas marinos y garantizar que las generaciones futuras sigan disfrutando de los servicios que proporcionan.

Papel de los sitios marinos

“Los sitios marinos del Patrimonio Mundial desempeñan un papel fundamental en la protección de estos ecosistemas de valor universal y excepcional, a la vez que ofrecen al público la oportunidad de apreciar y preservar los entornos marinos”, ha declarado al respecto Ernesto Ottone R., subdirector general de Cultura de la Unesco, quien ha añadido que “el cambio climático está afectando al comportamiento y la distribución de la vida submarina y debemos comprender lo que está ocurriendo para poder adaptar nuestros esfuerzos de conservación a la evolución de las condiciones”.

“El muestreo de ADN ambiental puede proporcionar una capacidad innovadora, asequible y largamente esperada para comprender mejor los ecosistemas oceánicos, su composición y comportamiento"

Por su parte, Vladimir Ryabinin, subdirector general de la Unesco y secretario ejecutivo de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de este organismo, ha manifestado que “el muestreo de ADN ambiental puede proporcionar una capacidad innovadora, asequible y largamente esperada para comprender mejor los ecosistemas oceánicos, su composición y comportamiento, y para empezar a gestionar los recursos oceánicos de forma más sostenible”. Para agregar posteriormente que este proyecto “es un paso hacia la visión del Decenio de los Océanos de desbloquear el conocimiento que necesitamos para crear el océano que queremos para 2030”.

Los sitios marinos del Patrimonio Mundial desempeñan un papel fundamental en la protección de estos ecosistemas.
Los sitios marinos del Patrimonio Mundial desempeñan un papel fundamental en la protección de estos ecosistemas.

Los sitios marinos del Patrimonio Mundial de la Unesco son reconocidos por su biodiversidad única, sus ecosistemas excepcionales o por representar etapas importantes de la historia de la Tierra. Desde la inscripción del primer sitio marino, la Gran Barrera de Coral (Australia), en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1981, ésta ha crecido hasta albergar una red mundial de cincuenta sitios marinos, focos de esperanza para sanear el océano. 

Un sistema novedoso

El uso del ADN ambiental en la vigilancia de los océanos y la recogida de datos está todavía en sus inicios y los protocolos estándar para el muestreo y la gestión de datos se racionalizarán en este innovador proyecto.

Por primera vez, se aplicará una metodología coherente en múltiples áreas marinas protegidas de forma simultánea, lo que marcará el nacimiento de normas mundiales en materia de muestreo y prácticas de seguimiento y gestión de datos, al tiempo que pondrá esos datos a disposición del público.

Su objetivo es avanzar en el conocimiento de la vida en el océano y ayudar a establecer indicadores que sirvan como base para las políticas de conservación y gestión

El proyecto involucrará a los ciudadanos locales, guiados por el apoyo de expertos, en, por ejemplo, la toma de muestras de agua, su filtrado y la fijación de su ADN ambiental, que luego será secuenciado en laboratorios especializados. 

El proyecto pretende involucrar a los ciudadanos locales.
El proyecto pretende involucrar a los ciudadanos locales.

Todos los datos serán procesados y publicados por el Sistema de Información sobre la Biodiversidad de los Océanos (OBIS), el mayor sistema de datos de libre acceso del mundo sobre la distribución y diversidad de las especies marinas, mantenido y apoyado colectivamente por una red mundial de miles de científicos, gestores de datos y usuarios. Su objetivo es avanzar en el conocimiento de la vida en el océano y ayudar a establecer indicadores que sirvan como base para las políticas de conservación y gestión. 

Este proyecto será llevado a cabo por la Comisión Oceanográfica Intergubernamental y el Centro del Patrimonio Mundial de la Unesco, con el apoyo del Gobierno de Flandes.

 

Varios países de la Unesco votaron en contra de declarar en peligro a la Gran Barrera de Coral. Foto: IStock.

Relacionado

La Unesco ignora la opinión de los expertos y no declara en peligro la Gran Barrera de Coral

Relacionado

La UNESCO advierte del desgaste de los océanos como sumideros de carbono

Relacionado

Los Geoparques Mundiales de la UNESCO suman ocho nuevos sitios