Tribus amazónicas no contactadas, en peligro de extinción en Perú y Brasil

Las tribus amazónicas no contactadas están cada vez más amenazada por la tala ilegal, la minería de oro, el avance de las plantaciones de coca y la violencia del narcotráfico, según advierte un informe.

Elena Lozano

Un informe alerta del peligro que corren las tribus amazónicas no contactadas.
Un informe alerta del peligro que corren las tribus amazónicas no contactadas.

Un número indeterminado de indígenas que podría ascender a varios miles habitan una vasta franja de bosque de la selva Amazónica, dos veces el tamaño de Irlanda, que se superpone a la frontera entre Brasil y Perú.

Sus casas comunales en los claros de la jungla han sido vistas desde aviones, pero los encuentros con extraños o los enfrentamientos con invasores son anecdóticos.

Se han registrado grupos de estas tribus amazónicas cruzando a Brasil en busca de alimentos, utensilios de metal y ropa al sur del corredor, alejándose supuestamente de la violencia en Perú

En el estudio más completo hasta la fecha sobre el llamado corredor Javari-Tapiche, una organización indígena peruana dice que el mayor número de personas no contactadas del mundo está en peligro.

Los antropólogos han registrado grupos de estas tribus amazónicas cruzando a Brasil en busca de alimentos, utensilios de metal y ropa al sur del corredor, alejándose supuestamente de la violencia en Perú.

Al respecto, la organización de pueblos indígenas de la Amazonía oriental peruana, ORPIO, ha hecho un llamado a la acción conjunta urgente de los gobiernos de ambos países para proteger la región, abandonar los planes para una carretera transfronteriza que conecte el Atlántico con el Pacífico, hacer cumplir las leyes ambientales y tomar medidas enérgicas contra la criminalidad.

Imagen de dos indígenas no contactados tomada desde un avión.
Imagen de dos indígenas no contactados tomada desde un avión.

Estas actividades están dañando el medio ambiente y poniendo en gran riesgo a estos pueblos aislados vulnerables, al destruir sus medios de vida y generar situaciones de potencial conflicto, señala Beatriz Huertas, investigadora principal del estudio.

La tala ilegal y las concesiones madereras legales son la principal amenaza, pero ha aumentado la presencia de narcotraficantes que usan los ríos para introducir drogas a Brasil, apunta Huertas, antropóloga y experta en tribus aisladas.

Además, las plantaciones de coca están creciendo en la región adyacente de Ucayali y traen violencia y muerte, además de encender conflictos internos dentro de las comunidades indígenas vecinas, explica.

La necesidad de proteger el área

Brasil ha protegido durante mucho tiempo el área indígena del Valle de Javari, pero el gobierno actual del presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro ha debilitado a la agencia de asuntos indígenas Funai, que ha retirado a expertos en pueblos indígenas no contactados, indica.

El impulso de Bolsonaro para desarrollar la región amazónica ha alentado la tala ilegal y la extracción de oro en la selva tropical más grande del mundo

El impulso de Bolsonaro para desarrollar la región amazónica ha alentado la tala ilegal y la extracción de oro en la selva tropical más grande del mundo, lo que ha provocado la deforestación en lo que los expertos consideran un importante baluarte contra el cambio climático.

Vista de la deforestación de la selva en Brasil.
Vista de la deforestación de la selva en Brasil. Foto: IStock.

Perú ha establecido más recientemente la protección indígena de tribus amazónicas aisladas, pero ha llevado hasta 18 años crear algunas áreas de reserva, comenta Huertas.

“El estudio muestra la necesidad de entender el corredor como un espacio habitado continuamente por personas en aislamiento, donde las decisiones o presiones gubernamentales pueden tener efectos a gran escala sin importar de qué lado de la frontera habiten”, declara.

La nueva gran amenaza de las tribus indígenas

Una amenaza emergente para estas tribus amazónicas es la construcción de una carretera desde Cruzeiro do Sul en Brasil hasta Pucallpa en Perú, impulsada por el gobierno brasileño como ruta para exportar soja a China desde la costa del Pacífico.

El estudio de 300 páginas, apoyado por Rainforest Foundation Norway, insta a los gobiernos a abandonar el camino planeado.

La nueva carretera pasaría por la selva de Ucayali.
La nueva carretera pasaría por la selva de Ucayali.

También pide un seguimiento más cuidadoso de los religiosos misioneros, para evitar la pérdida de la cultura indígena a través de su labor evangelizadora.

"Brasil tiene un gobierno que no ha mostrado ninguna sensibilidad con el medio ambiente y mucho menos con los temas indígenas"

Beto Marubo, representante del pueblo indígena del Valle de Javari y exfuncionario de FUNAI, indicó sobre este asunto que el estudio refuerza la necesidad de crear un amortiguador para detener el avance de "mineros ilegales, madereros, cazadores y misioneros cristianos". Pero no es optimista.

"Brasil tiene un gobierno que no ha mostrado ninguna sensibilidad con el medio ambiente y mucho menos con los temas indígenas. Creo que pasará muy poco", advirtió desde Manaos.

La Amazonía se encuentra en un grave estado de deforestación.

Relacionado

La deforestación de la Amazonía en Brasil alcanza su peor nivel en 15 años

Vista aérea de la Amazonía, muy amenazada por los incendios.

Relacionado

Récord de incendios en la Amazonía

Relacionado

Los incendios intencionados siguen amenazando la Amazonia

La contaminación por plomo se relaciona directamente con las extracciones de petróleo. Fuente: iStock

Relacionado

El plomo amenaza la salud de los indígenas del Amazonas peruano