Publicado el nº1 del coleccionable ilustrado Historias de Atapuerca

El número ATA-1 del coleccionable ilustrado Historias de Atapuerca está dedicado a explicar cómo se forma un karst, a la apertura y relleno del yacimiento de la Gran Dolina y por qué éste se encuentra actualmente cortado.

Detalle de la portada del Número ATA 01 del coleccionable Historias de Atapuerca.
Detalle de la portada del Número ATA 01 del coleccionable Historias de Atapuerca.

El número 1 del coleccionable ilustrado Historias de Atapuerca recientemente publicado, ATA-01, está dedicado a explicar una de las cuestiones claves para entender el gran complejo arqueológico de la Sierra de Atapuerca (Burgos), como, por ejemplo, cómo se formaron buena parte de los yacimientos arqueopaleotológicos que allí se encuentran. Utilizando recursos didácticos, como fotografías e ilustraciones, el lector podrá conocer cómo se forma un karst y su rellenado de sedimentos posteriores, para entender cómo se identifican los diferentes niveles situados en el interior de las cuevas.

A finales del s. XIX y principios del siglo XX, los trabajos de construcción de un tren minero que atravesó la montaña de la Sierra de Atapuerca, puso al descubierto un complejo kárstico, buena parte llenado con sedimentos, rocas y que han conservado restos de ocupaciones humanas de más de un millón de años de antigüedad. Este socavón en la montaña, conocido como Trinchera del Ferrocarril, es donde se localizan buena parte de los yacimientos arqueopaleontológicos conocidos.

Con este número, se intenta explicar de forma muy didáctica y gráfica la secuencia de los hechos que llevaron a que los diferentes yacimientos se llenaran y quedaran expuestos verticalmente hoy en día

Esta particular secuencia geológica no resulta fácil de entender por completo a los miles de visitantes que pasan por la trinchera cada año. Con este número de Historias de Atapuerca, se intenta explicar de forma muy didáctica y gráfica la secuencia de los hechos que llevaron a que los diferentes yacimientos se llenaran y quedaran expuestos verticalmente hoy en día. A partir del proceso de formación del yacimiento de Gran Dolina, el lector entenderá cómo se formó el resto de yacimientos.

A través de viñetas ordenadas de más antiguo hasta la actualidad, se podrá comprender mejor la formación de los diferentes niveles arqueopaleontológicos de Gran Dolina, desde TD1 a TD10 y el posterior cierre de la cueva. Cada viñeta representa los distintos paisajes, las cambiantes condiciones climáticas, los animales y humanos, y los diferentes escenarios que se sucedieron en el entorno inmediato del yacimiento. Además, otras dos viñetas explican el momento del corte en la creación de la vía del tren minero y la imagen actual, con el gran andamio y los trabajos arqueológicos que lleva a cabo el equipo de investigadores e investigadoras de Atapuerca.

Ilustración del relleno de sedimentos y los diferentes niveles arqueopaleoontológicos del yacimiento de la Gran Dolina.
Ilustración del relleno de sedimentos y los diferentes niveles arqueopaleoontológicos del yacimiento de la Gran Dolina. Imagen: IPHES-CERCA.
En este coleccionable, patrocinado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y editado por la profesora Marina Mosquera, de URV-IPHES, y Miquel Guardiola, de IPHES-CERCA, colaboran todos los miembros del Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA) en el IPHES-CERCA.

Los autores esperan que “la serie ayude a difundir los conocimientos que proporcionan los yacimientos de la Sierra de Atapuerca entre los más jóvenes”.

Ofrecen al público juvenil y adulto una versión divulgativa de cómo fue la vida de los humanos y animales en yacimientos la Sierra de Atapuerca desde hace 1,4 millones de años hasta los 4.000 años

Sus episodios, en el que se exponen temas suficientemente investigados, ofrecen al público juvenil y adulto una versión divulgativa de cómo fue la vida de los humanos y animales en yacimientos la Sierra de Atapuerca desde hace 1,4 millones de años hasta los 4.000 años.

Ilustración de las ocupaciones humanas que utilizaron el yacimiento de la Gran Dolina.
Ilustración de las ocupaciones humanas que utilizaron el yacimiento de la Gran Dolina. Imagen: IPHES-CERCA.

Además, esta publicación tendrá una sección llamada “Los investigad@s de hoy”, en la que se hace una presentación de los miembros del EIA, gracias a los cuales hoy se saben tantas cosas sobre la evolución humana.  

Editado con mucho cuidado y con un lenguaje muy comprensible, este coleccionable se apoya en numerosas fotografías. Por otro lado, cada número está ilustrado por el excepcional artista y arqueólogo Diego Rodríguez-Robredo, quien ayuda a poner luz sobre los contenidos tratados en cada capítulo.

El coleccionable ilustrado Historias de Atapuerca se puede descargar gratuitamente en la página web www.evoluciona.org/historias-de-atapuerca. También se han impreso ejemplares en alta calidad para ser difundidos por centros de enseñanza, en los centros vinculados al Sistema Atapuerca, Cultura de la Evolución (SACE), y en otras instituciones interesadas.

Fuente: IPHES-CERCA.

Dientes procedentes de la Sima de los Huesos, en Atapuerca.

Relacionado

Los homininos de Atapuerca tenían un desarrollo dental más rápido que los humanos modernos